lunes, 2 de mayo de 2016

Mo Caró, un artista de cine



Robert “Bob” Peak, Frank McCarthy, Robert McGuinnis, Richard Amsel, John Alvin o, cómo no, Drews Struzan. Estos son algunos de los muchos artistas que hicieron de los carteles de cine todo un arte. Ilustradores que nos maravillaron con sus obras y que en muchos casos fueron los culpables de que viéramos unas u otras películas juzgando tan sólo por su carátula (aquellos tiempos del videoclub…). 

Hace ya algunos años le dediqué un artículo especial alcartel de cine ilustrado, y hablé de éstos y otros tantos de sus ilustres representantes. Y mencioné también a aquellos que, por razones obvias, se han convertido en sus dignos herederos. Artistas que, influenciados por aquellos incansables (y poco reconocidos) trabajadores de la industria cinematográfica, han decidido dar continuidad al casi extinto arte del cartel ilustrado. Extinto porque ha sido inevitablemente reemplazado por las herramienta digitales, pero que de un tiempo a esta parte está viviendo una segunda juventud, si se le puede llamar así. Pues aunque son contadas las ocasiones en los que las marquesinas lucen carteles ilustrados, lo cierto es que hay toda una comunidad de artistas que siguen  manteniendo vivo tan tradicional y fascinante arte. 

Entre ellos se encuentra un español: Jordi Pérez Mascaró, más conocido por el nombre artístico de Mo Caró.  Y de él precisamente vengo hoy a hablaros, ya que tuve la (muy grata) oportunidad de conocerle en persona y de charlar ampliamente con él. 

¿Pero quién es Mo Caró? Empecemos el artículo respondiendo esa pregunta.

Mo es un artista multidisciplinar. Es ilustrador, diseñador gráfico, fotógrafo y también actor. Si bien en la faceta en la que sobresale y por la que es más conocido es la ilustración. Una afición oculta al mundo durante muchos años y que ahora forma ya parte indispensable de su trabajo.

Y eso que, según cuenta él mismo, jamás quiso dedicarse a ello.

Siempre soy franco, y por eso digo que en realidad yo no quería seguir la profesión de mi padre [también ilustrador]. […] La retomé con el tiempo porque siempre me ha gustado el cine.”

Cuenta cómo, de pequeño, veraneaban yendo de camping, y cómo su padre se llevaba la mesa de dibujo para seguir trabajando. “Era famoso en el camping. Era “el dibujante”. Al lugar ya se le conocía como “el camping del dibujante”. Y por ese motivo Mo no quería seguir una profesión a la que se padre parecía entregado (o esclavizado) en cuerpo y alma.

No quería estar todo el día trabajando sin tener ni un solo día para mí.

Interesado todavía por el cine, con 18 años Mo entró a trabajar como becario en una productora de publicidad, “Estudio 87”, en la que su padre se encargaba de la parte gráfica, creativa y de animación de los spots publicitarios de la agencia (para marcas como por ejemplo Phillips, Telefunken, Phoskitos…). Allí fue aprendiendo de auténticos profesionales, acumulando la experiencia necesaria para terminar él mismo realizando spots y campañas publicitarias.

Es ese el bagaje que te enseña todo el mundillo del arte.”, asegura el artista.

Al mismo tiempo, Mo relata la anécdota de que, con 20 años, mucha gente veía en él a un doble perfecto del cantante George Michael. Ni corto ni perezoso, Mo decidió forzar todavía más esa comparativa, asumiendo el mismo look y moviéndose como él, hasta que al final acabó apareciendo caracterizado como tal en un anuncio para la revista Ragazza (revista juvenil para chicas al estilo Superpop).

A raíz de eso, tuvo la oportunidad de conocer al verdadero George Michael en el único concierto que el cantante dio en Barcelona (no repetiría hasta 15 años más tarde, en 2011). Oportunidad que aprovechó para regalarle un cuadro que le dibujó, dedicado a su paso por la ciudad condal.

La no tan anecdótica comparativa le sirvió también para meterle en el mundo de la interpretación, otra faceta suya quizás no tan conocida para muchos de nosotros, pero que sin duda forma parte de su polifacético currículum. “He tocado tantos palos, que he hecho hasta de actor. […] Y puedo decir que he estado tanto delante como detrás de las cámaras.” 

Así pues, y bajo su verdadero nombre, Jordi Pérez, Mo ha participado en series de televisión y películas, al tiempo que compaginaba su principal labor profesional realizando publicidad para agencias nacionales. 

Entre tanto, Mo realizaba también ilustraciones para sí mismo. Hasta que llegó un momento en el que, en sus propias palabras, “quiso darle más potencia a la creatividad artística”. Fue en ese momento en el que su camino se cruzó con la ilustración de cine. ¿Y por qué de cine?

De pequeño iba al cine todos los fines de semana. […] Había cinco cines en mi barrio. Entre semana, a la salida del colegio, iba a darme un paseo por los cines para saber qué echarían ese fin de semana. Todos los fines de semana (sábado y domingo), sin falta, estaba ahí. Y no me veía la película una vez, sino dos y hasta tres, si podía. […] Después de comer empezaba a ver películas y ya no llegaba a casa hasta las 10 de la noche.

Mo asegura que aquellos carteles que colgaban de las marquesinas “le impactaban”.

Así fue como empezó a dibujar por mera afición, como algo independiente a su oficio, más centrado éste en el diseño y la fotografía. La oportunidad de darse a conocer al mundo surgió cuando entró en contacto con una editorial valenciana, Ediciones Babylon. Allí se gestó la idea de publicar su obra. “Sirvió para obtener reconocimiento en mi país y que la gente supiera quién era ese personaje que se hacía llamar Mo Caró”. Nombre artístico que, por cierto, surge de la unión de parte del apellido de su padre y de “Mo”, como así llaman los menorquines a la Isla de Menorca, su predilecto lugar de veraneo.

Algo parecido ocurre con artistas que, al igual que Mo, han crecido bajo el poderoso influjo del arte de Struzan. Artistas como Paul Shipper o Mark Raats, por ejemplo. Aunque Mo afirma que su autor favorito no es Struzan sino Bob Peck, el “padre del cartel de cine moderno”. De todos modos, recuerda con nostalgia que fue un cartel de Struzan su referente, y el que de alguna manera despertó la chispa de su arte. “Un cartel que me impactó cuando era un chaval fue el de “Los locos del Cannonball”. Sobre todo porque me encantaba Burt Reynolds, que por aquella época era lo más.

Precisamente, a Mo le han adjudicado el apodo de “el Drew Struzan español, una comparación obvia dada la influencia del autor en él, y algo que él agradece.

Las comparaciones no son malas. Te están comparando con un “monstruo”. Al principio, mucha gente confundía mis ilustraciones, pensando que eran de él”.

Aunque a ojo de buen entendedor es fácil distinguir los trabajos de uno y otro artista, más si se tiene un vasto conocimiento de la obra realizada por Struzan, lo cierto es  hay que recorrer un duro camino para lograr el reconocimiento propio. Y ahí entramos en el peliagudo tema de la importancia de la firma, de lo necesario que resulta para un autor poder estampar su nombre en su propia obra.
Y de ello Mo ha hecho su particular batalla, intentando que él, siendo artista, sea reconocido como tal. 

Hay mucho talento por ahí. Y me fastidia que las medallas se las lleve el director creativo y el jefe de la agencia de la publicidad, cuando mucho veces tan sólo plantan la idea, y es el artista el que tiene que entenderlo y desarrollarlo [...] Hay gente muy buena a la que por esa razón nunca van a valorar.” 

Estos artistas están sujetos al control y demanda de las agencias. Los “artistas sin nombre”, por llamarlos de algún modo, que no pueden firmar sus obras, que no tienen ninguna clase de reconocimiento y a los que no es posible localizar si no es por medio de las citadas agencias. 

Mo ha logrado lo que muchos otros  no consiguen hasta que consiguen hacerse un nombre. Siendo ese el mejor de los casos, pues muchos otros han quedado y quedarán para siempre en el anonimato.

Y bajo su nombre artístico, Mo Caró, podemos encontrar el libro “One Sheet Movie”, un recopilatorio de sus fantásticas ilustraciones, tales como las que ilustran este artículo.

Como punto final al artículo, os dejo con una retahíla de preguntas rápidas que le hice. También quisiera aprovechar este último párrafo para agradecerle nuevamente que me permitiera robarle un poco de su tiempo para esta charla-entrevista, y hacer saber al lector la grata impresión que me causó como persona. Porque Mo, además de un artista como la copa de un pino, es una persona de lo más cercana, amable y honesta. Y esas son cualidades que en el mundo del arte siempre son muy agradecidas.


PREGUNTAS RELÁMPAGO

¿Para qué película te hubiera gustado o te gustaría tener la oportunidad de ilustrar un cartel?
James Bond.

¿Temática, actor o actriz que más te gusta dibujar?
Me gusta sobre todo la época de los 80 porque fue la más creativa. Todo el cine de esa época me encanta. Pero uno de los actores que me gustaría dibujar, porque lo admiro mucho, es Clint Eastwood.*

*EXCLUSIVA: Al parecer, una editorial podría lanzar en breve un libro sobre la vida del actor, y es más que probable que la portada de esta edición recaiga en Mo, según me adelantó el propio artista.

¿Lo que más y lo que menos te gusta de esta profesión?
Lo que menos es la puerta cerrada del secretismo. No te quieren contar lo que cobran o cómo trabajan. [Y lo cierto es que Mo no tiene ningún reparo a la hora de hablar de lo que cobra por una ilustración, cosa que le honra.]

¿Elige tu creación favorita o de la que más te enorgulleces?
El que más cariño le tengo, entre otras cosas porque también me ha otorgado repercusión, es el del 25 Aniversario de Star Trek.

¿Qué consejo le darías a los jóvenes -y no tan jóvenes- artistas que quieren dedicar a esto de la ilustración?
Tienes que ser muy machacón con el tema. Picar mucha piedra, copiar mucho para llegar a encontrar tu propio estilo. Yo todavía sigo buscando el mío. 

No hay que arrugarse. Hay que saber tirar siempre para adelante. Tenlo como un hobby, y quizás algún surja de rebote la gran oportunidad. Porque si llegas a hacerlo bien, alguien lo va a querer.

Amazing News: Semana del 24 de Abril al 1 de mayo


Después de su aparición en “Star Wars: El despertar de la Fuerza”, la popularidad de una, hasta entonces desconocida, Daisy Ridley ha subido como la espuma. Así que no era de extrañar que su nombre sonara fuerte para el reboot de “Tom Raider”. Sin embargo, esta semana han soltado un bombazo inesperado:  Alicia Vikander, a la que hemos visto recientemente en películas como “Ex Machina”o “The Man From U.N.C.L.E.”, será finalmente quien encarne a la nueva Lara Croft. Vikander, a la que veremos pronto en la cuarta entrega de la saga Bourne, ya ha demostrado su versatilidad en cuanto a géneros, coqueteando tanto con el cine comercial como con el cine más “oscarizable”. De hecho, su trabajo en “The Danish Girl” le ha valido el Oscar a Mejor Actriz de Reparto, y probablemente eso haya sido lo que ha declinado la balanza a su favor de cara a este pretendido reboot. Si echamos la vista atrás, podemos hallar una corelación, y es que Angelina Jolie también consiguió el papel de Croft después de ganar el Oscar por “Girl, Interrupted”.

No sé vosotros, pero por ahora yo le doy el voto de confianza. 
 
Por cierto, la película estará dirigida por el noruego Roar Uthaug, que debutará en suelo estadounidense tras labrarse en una filmografía curiosa y, a mi gusto, bastante maja en su país natal. A saber, Cold Prey (tópico pero eficiente slasher), Flukt (entretenido film de aventuras) y Bolgen (también tópico pero ejemplar muestra de cine catastrofista).


Por su parte, New Line y Warner Bros. fija la fecha de estreno de la adaptación cinematográfica de la serie setentera "CHIPS" para el 11 de agosto 17,  y también para ese mismo año la nueva adaptación/remake de "It" de Stephen King: 18 de Septiembre de 2017. Ésta última está dirigida por Andrés Muschietti (Mama) en sustitución de Cary Fukunaga, que abandonó el proyecto por el consabido "diferencias creativas".

Quién también abandona su silla de director es el guionista Seth Grahame-Smith, que se apea de la adaptación de "The Flash" que protagonizará Ezra Miller. Grahame-Smith, responsable de los guiones de cosas como “Dark Shadows” y “Abraham Lincoln: Vampire Hunter”, iba a hacer su debut como director con esta película, al tiempo que escribía el libreto. Bien podría ser que el estudio prefiera no confiarle el proyecto a un novato, así que de momento sólo usarán su guión a la espera de que otro lo dirija.

Quiénes van a tener que empezar a buscar directores a mansalva van a ser los de Disney. El estudio del ratón Mickey se crece y fija fecha de estreno para un total de 8 live-actions basados en sus clásicos animados. Fechas comprendidas entre 2017 y 2019, entre las cuales seguramente se encuentren “La bella y la Bestia” y las secuelas de “El libro de la selva” y “Maléfica”.

Hablando de secuelas… Wolverine 3 sigue sumando reparto. Ahora son Stephen Merchant y Richard E. Grant quienes se unen al proyecto. El primero en un rol desconocido, y el segundo como villano. Es de suponer que el "otro" villano, interpretado por Boyd Holbrook, sea el "enemigo físico", y Grant el cerebro. 

De tercera entrega a tercera entrega, y tiro porque me toca… El guión de “Sherlock Holmes 3” será reescrito por James Coyne, guionista que el año pasado estuvo trabajando en el guión de una nueva adaptación de "La isla del tesoro" de Robert Louis Stevenson que, supuestamente, iba a dirigir Guy Ritchie. Así que todo queda en casa.

Para la que no hay buenas noticias es para la tercera (y última) entrega de la saga Maze Runner, The Maze Runner: The Death Cure, que suspende indefinidamente su rodaje a la espera de que su principal protagonista, Dylan O'Brien, se recupere del accidente sufrido durante el mismo el pasado mes de marzo. Al parecer, el estado del joven actor es algo más grave de lo que se pensaba, y no va a ser posible que se reincorpore con la prontitud al rodaje que se esperaba.

Cierro el post con la noticia, para un servidor, de la semana. El anuncio de la adaptación a la gran pantalla del videojuego “Shinobi”, uno de los grandes clásicos de SEGA. El productor Marc Platt (Bridge of Spies) y Stories International, nos traerán de vuelta el mundo los ninjas a la gran pantalla, un poco de lo que ya hizo de “The Wolverine” de James Mangold.

domingo, 24 de abril de 2016

Amazing News: Semana del 18 al 24 de Abril


La televisión no sólo es un escaparate para abrirle las puertas de Hollywood a intérpretes en alza, sino también para resucitar las carreras de aquellos a los que los estudios parecen haber olvidado. Y si no que se lo digan a Kiefer Sutherland, que gracias a “24” volvió a asomar su jeto a la gran pantalla (aunque fuera en contadas ocasiones).

Ahora le ha tocado el turno a Courtney B. Vance, recientemente alabado por su trabajo en "American Crime Story: The People v. O.J. Simpson", serie centrada en el juicio por asesinato de O.J. Simpson, y que ahora ficha para el reboot de "La Momia", junto a Tom Cruise. Diría que esta es la primera participación del actor en un blockbuster de alto presupuesto, y su primera película de estreno en cines en varios años.

Quién también va a darle un buen empujón a su carrera es Ana de Armas, y es que la actriz cubana acaba de fichar como co-protagonista de la secuela de "Blade Runner". Sin duda, un pasito de gigante para la guapa actriz, tras varios años curtiéndose en series y películas españolas y asomando, de un tiempo a esta parte, la cabecita en la gran industria yanqui.

Por cierto, que la película cambia su fecha de estreno para el 6 de octubre de 2017, en lugar del 12 de enero de 2018.

Y el que está que no para es Dwayne Johnson, que sigue acumulando proyectos en su agenda. El actor, imparable con la promoción de la versión cinematográfica de “Los vigilantes de la playa” (Baywatch), se anota otro tanto fichando ahora para el remake de “Jumanji”, tal como él mismo se ha encargado de anunciar a través de su cuenta en Instagram.


He de decir que Johnson me cae muy bien, pero entre que el director asignado al proyecto no me inspira ninguna confianza, y que todavía tengo resquemores con ese engendro que era “Journey 2: The Mysterious Island”, la verdad es que me temo lo peor con este enésimo (e innecesario) remake. 

Otro que se anota un buen tanto es el español J.A. Bayona, que tras los rumores de tanteo por parte del estudio, se confirma al fin que será el encargado de dirigir la secuela de "Jurassic World". No hay duda que manejar un film catastrófico de la magnitud de “Lo imposible” ha sido su mejor carta de presentación de cara a meterse en la industria yanqui.

También se confirma que Robert Downey Jr. aparecerá en 'Spiderman: Homecoming' como Tony Stark. Se mantiene así la dinámica de Marvel de ir metiendo a sus personajes en spin-offs ajenos. No hay más que echarle un vistazo a “Captain America: Civil War”, tercera entrega del Capi que ha devenido en una “Avenger 2.1”.

Por el momento  se desconoce si la aparición de Stark será circunstancial o si realmente tendrá un papel relevante en la cinta.

Por otra parte, parece que al final no ha habido acuerdo con Michael Keaton para encarnar al villano de la película, con lo que el estudio tendrá que seguir buscando candidatos. Una lástima, porque Keaton como villano siempre me congratula.

Y hablando de Downey Jr., el actor nos trae noticias sobre “Sherlock Holmes 3”, pues al parecer podría empezar a rodarse este mismo año. Esta tercera entrega de la saga está siendo escrita por "Drew Pearce" (Iron Man 3, Mission: Impossible – Rogue Nation) y Lionel Wigram (Sherlock Holmes, Man from U.N.C.L.E.).

Al tiempo que Spidy se queda sin villano, DC-Warner mueve ficha y contrata a Willem Dafoe para interpretar a "uno de los buenos" en "Justice League" (La Liga de la Justicia). Dafoe regresa así el cine de superhéores tras encarnar a el Duende Verde en la primera Spider-Man de Raimi.

Por otro lado, Warner, que tiene entre manos su propia versión de “El libro de la selva”, ha decidido contratar a Alfonso Cuarón como "consultor" para "Jungle Book", el debut en la silla de director de Andy Serkis. El estudio no debe querer jugársela con un novato, y prefiere tener a un cineasta experimentado a bordo, por si las moscas. Y es que dadas las buenas críticas recibidas de la versión de Disney y Favbreau, más le vale al estudio echar toda la carne en el asador con este proyecto si no quieren sufrir, para mal, las tan temidas –e inevitables- comparaciones que de seguro surgirán.

Dentro de la tanda de fichajes, mencionar que Daisy Ridley y Abrams podrían volver a trabajar juntos en "Kolma", thriller fantástico producido por éste último para Paramount y para el que Marielle Heller (Diary of a Teenage Girl) se encontraría en negociaciones para encargarse de la dirección. La cinta se basa en una película israelí de 2003, y se describe como un cruce entre “El diario de Noa” y “El cielo próximamente” (Defending your Life), película romántico-fantástica que dirigió Albert Brooks a principios de los 90. Un filme, por cierto, un tanto fallido, aunque interesante por su premisa, y porque siempre es un placer ver una película en la que aparezca Meryl Streep, por floja que sea.

Termino con la noticia de que S. Craig Zahler, director del aclamado western "Bone Tomahawk" (otra película fallida, a mi gusto) dirigirá a Vince Vaughn en el thriller "Brawl In Cell Block 99". Vaughn, que lleva un tiempo tanteando otros géneros ajenos a esas comedias chorras en las que tan a menudo solemos verle, encarnará a un mecánico de coches convertido en traficante de drogas que, tras una reyerta con la policía y sus compis criminales, acabará dando con sus huesos en prisión.

Para finalizar el post os dejo con el tráiler de “Jason Bourne”, el esperado retorno de Damon y Greengrass a la franquicia. Aunque soy partidario de que la saga quedaba perfecta como trilogía (olvidémonos de ese aburrido semi spin-off que fue Bourne Legacy), reconozco que le tengo ganas a esta nueva entrega.




domingo, 17 de abril de 2016

Amazing News: Semana del 11 al 17 de Abril


Esta semana viene también bien cargada de noticias. Empecemos con el anuncio (logo incluido) de las secuelas de Avatar, pues ya se han fijado fechas para todas ellas. Avatar 2 se estrenará en Navidades de 2018, Avatar 3 en Navidades de 2020, Avatar 4 en Navidad de 2022, y Avatar 5 en Navidades de 2023.

Mucho atrevimiento anunciar cuatro  secuelas de Avatar, cuando llevan años retrasando el estreno de la primera continuación. Y lo cierto es que el boom hace tiempo que se ha disipado. No dudo que volverá a hacer dinero, pero está por ver si va a rebentar taquillas tanto o más que la original, a sabiendas que cuando se estrene la segunda parte habrán transcurrido casi diez años desde el estreno de la primera.

De todos modos, Fox confía ciegamente en Cameron, a sabiendas que tiene entre manos un caballo ganador.

Quién también confía plenamente en sus cartas es Disney con sus revisiones live-action de sus cuentos clásicos. Ahora le toca el turno a "Peter Pan", cuya película ha sido asignada a David Lowery, que repite con el estudio tras responsabilizarse del remake de "Pete's Dragon" que se estrenará en agosto de este año.

Esto ocurre al tiempo que "The Jungle Book" cosecha buenas críticas por parte de público y crítica. Lo que ha hecho que se dé rápidamente luz verde a la secuela con Jon Favreau (Iron Man, Chef) y el guionista Justin Marks (Street Fighter: The Legend of Chun-Li, the forthcoming Top Gun 2) negociando la posibilidad de repetir sus funciones.

Recordemos también que "Cinderella", estrenada el pasado año, fue un éxito de taquilla, así como "Alicia en el País de las maravillas" o "Maleficent". Y que está en camino "La bella y la bestia" con Emma Watson como Bella, y los planeados live-action de "Pinocho", "Dumbo" "Merlín el Encantador" (The Sword in the Stone), y hasta spin-off de Campanilla y el Príncipe Encantador.

Hablando de “El libro de la selva”, Warner ha anunciado cambio de título para su propia versión, titulada antes como "Jungle Book: Origins" y ahora simplemente "Jungle Book".

Y las que ya tienen título definitivo son el reboot de Spider-Man, la quinta entrega de Underwold y el inexplicable crossover entre "Men in Black" e "Infiltrados en Clase" (un cruce entre "Men in Black" y "23 Jump Street"). Ésta última se titulará “MIB 23”.

La secuela de la saga vampírica de Kate Beckinsale se ha bautizado como “Underworld: Blood Wars”, y su estreno está previsto para Octubre de 2016. Dirige Anna Foerster, directora de episodios para series de televisión como “Criminal Minds” y “Outlander”, y del guión se encarga Cory Goodman (The Last Witch Hunter, Priest).

Por su parte, el nuevo trepamuros volverá “en solitario” a la gran pantalla bajo el título de "Spider-Man: Homecoming". A esto hay que sumarle que Michael Keaton (actor resucitado cuál Ave Fénix) se encuentra en negociaciones para ser el villano de la película, y se rumorea que ese villano podría ser Buitre. Recordemos que en Amazing Spider-Man 2 existe un guiño a dicho personaje (las alas en el laboratorio de Osborn), y que Raimi ya quiso meterlo (en la piel de John Malkovich) en Spider-Man 4, esa entrega que jamás vio la luz.

  
También impartiendo justicia en solitario tendremos a Black Panther, cuyo rodaje empezará principios de 2017 para su estreno en febrero de 2018. Kevin Feige confirma que el director Ryan Coogler (Creed) también se está encargando de la co-escritura del guión.

Y de la última película de Coogler, “Creed,” parece que saldrá ¿el nuevo interés amoroso? que Thor tendrá en "Thor: Ragnarok", entrega que prescinde de Natalie Portman e incorpora a Tessa Thompson

En el tema de fichajes, sin duda el que está despertando mucha curiosidad es el del próximo Han Solo, y parece que el cerco se va a estrechando. Por ahora, todas las papeletas apuntan a Alden Ehrenreich, visto en “Hail, Caesar!” de los Coen.

Descartado ya Scott Eastwood como candidato, el hijo de Clint ya ha encontrado otra franquicia taquillera a la que sumarse. El actor ficha para “Fast & Furious 8”. Su personaje trabajará a las órdenes del agente gubernamental que interpreta nuevamente Kurt Russell. La película, dirigida esta vez por F. Gary Gray (The Italian Job), se estrenará el 14 de abril de 2017. 

Otra película que aumenta reparto es “Kingsman: The Golden Circle”, que apuesta por Channing Tatum en un papel, por ahora, desconocido.

Y Benedict Cumberbatch, al que hemos visto esta semana en el primer tráiler de “Doctor Strange”, prestará su voz a El Grinch, personaje creado por el Dr. Seuss para el libro infantil “¡Cómo El Grinch robó la Navidad!” (1957), y que volverá a la gran pantalla en una película de animación titulada simplemente "The Grinch".

De esta nueva versión animada se encarga Illumination Entertainment, el estudio detrás de las películas de "Despicable Me" y "Minions". En la silla de director se sentarán Pete Candeland y Yarrow Cheney.

Y Mark Rylance podría volver a ponerse a las órdenes de Steven Spielberg en la adaptación de “Ready Player One”, tras haber hecho migas gracias a “Bridge of Spies” y "The BFG" (dónde presta su voz y rasgos físicos al gigante). La película cuenta por el momento con Simon Pegg, Tye Sheridan, Olivia Cooke y Ben Mendelsohn.

Si bien lo que sí está garantizado es su reencuentro en "The Kidnapping of Edgardo Mortara", película que narrará el caso real de un niño judío secuestrado por el Vaticano en 1858.

Por su parte, J.J.Abrams le ha echado el ojo a John Krasinski para "God Particle", película que escriben Oren Uziel (22 Jump Street) y Doug Jung (Star Trek Beyond), y que dirigirá Julius Onah (The Girl Is in Trouble). El estreno de ésta está previsto para 24 de Febrero de 2017.

 
Y por último, el fichaje más extraño de la semana. El de Jason Statham en "Meg", la adaptación del best-seller de Steve Allten.

Servidor, que se ha leído el libro (muy entretenido, por cierto), no termina de ubicar a Statham como protagonista de esta historia de “caza al gran tiburón” tan deudora del clásico de Spielberg.