domingo, 27 de noviembre de 2016

Amazing News: Semana del 21 al 27 de Noviembre

 
Dune” probablemente sea una de las obras (sagas) cumbre de la ciencia-ficción literaria. Quizás su extensión y su complejidad la hagan tan difícil de adaptar a otro medio que no sea la novela. A mediados de los 80, Hollywood lo intentó con una superproducción -Dino de Laurentiis mediante- a cargo de David Lynch, a todas luces uno de los cineastas menos apropiados para semejante proyecto. Y no, Jodorowsky tampoco lo era. 

Aunque considerada hoy como de culto (como otras tantas cintas de ciencia-ficción vilipendiadas –justa o injustamente, allá cada cual que lo medite- en su momento; léase Blade Runner o Tron), lo cierto es que para muchos de los que hemos leído la obra de Herbert, la película no puede sino parecernos estrepitosamente fallida. Como cinéfilo a secas, y sin entrar ya en matices comparativos entorno a libro vs película, la consideraría meramente tediosa. Aunque eso sí, el diseño de producción todavía me encandila.

Muchos años después, “Dune” tuvo dos oportunidades más en la pequeña pantalla en formato de miniserie; una en 2000 adaptando la primera novela, y la otra en 2003 como su respectiva continuación. Y aunque probablemente el serial sea el mejor formato para dar forma a la obra de Herbert, un servidor no se ha atrevido aún a acercarse a ellas.

¿Y por qué os cuento esto? Pues porque Legendary Pictures se ha hecho ahora con los derechos para cine y televisión de la novela, con lo que se abre la veda para que los Atreides y los Harkonnen regresen en todo su esplendor a nuestras pantallas. Por ahora, no hay nada sólido sobre la mesa, pero es muy probable que el estudio pretenda su propia franquicia al más puro estilo Star Wars y Star Trek, es decir, su saga de películas con pretensiones taquilleras complementada con sus extensiones televisivas.

Crucemos los dedos, pues, para que esta vez sea la vencida y la obra de Herbert obtenga el éxito que se merece más allá de su versión en papel.
 
Los que también deben estar cruzando los dedos son los fans de Frank Miller, porque otro de sus cómics podría ser objeto de adaptación cinematográfica. En esta ocasión, se trata de “Hard Boiled” (nada que ver con la película de John Woo), cuyos derechos podrían caer en manos de Warner. El estudio, que se encuentra todavía negociando el posible acuerdo, parece tener ya en mente un director: Ben Wheatley, y un protagonista, Tom Hiddleston, quienes volverían a coincidir tras la insoportable "High Rise".


En caso de que todo fuera viento en popa, Hiddleston interpretaría al protagonista de la historia, un agente de seguros que vive en un futuro en el que la humanidad está controlada y las máquinas y corporaciones multinacionales.

Y seguimos con las adaptaciones, aunque en este caso la “víctima” es un videojuego. Y es que después de llevar al éxito taquillero la franquicia “Resident Evil” (en febrero del año próximo se estrenará el sexto –y esperemos que último- capítulo), el inefable Paul. W.S. Anderson se propone ahora repetir la jugada con "Monster Hunter", otra licencia de Capcom. 

El director apunta ya que abordará la adaptación con la libertad que le permite la aparentemente escueta trama del juego, que se resume básicamente en dar caza a dragones en un mundo fantástico plagado de ellos. Vamos, que podrá hacer lo que le salga de los cataplines sin que ningún fan se cabree en exceso por la escasa fidelidad para con el videojuego. Y con la esperanza, por supuesto, de que la acción a cascoporro, las toneladas de CGI y su santa esposa por ahí en medio frunciendo el ceño y luciendo palmito (o mejor dicho, huesitos) sean más que suficientes para contentar a todo el fandom y a los espectadores en general. ¿O acaso alguien duda que la Jovovich no va a estar involucrada en el proyecto?

Si esta noticia no os resulta lo suficientemente aterradora, preparaos porque voy a terminar el post hablando, ni más ni menos, que del reboot de “Los Inmortales”, probablemente uno de los más pretendidos de los últimos años. Desde 2008, al proyecto le han salido muchas novias, pero con ninguna ha llegado finalmente al altar. Juan Carlos Fresnadillo, Justin Lin o Cedric Nicolas-Troyan (The Huntsman: Winter's War) son algunos de los cineastas que han estado, algún momento u otro, vinculados a dicho reboot. Y ahora se suma a la lista Chad Stahelski, responsable de las dos entregas de “John Wick”, la última tentativa del estudio de llevar delante de una vez por todas una versión actualizada a los nuevos tiempos de uno de los títulos más míticos de la década de los 80. 

Para Stahelski, esto supondría un paso de gigante en su carrera, asumiendo las riendas de un proyecto, se presupone, de mayor envergadura que sus dos anteriores trabajos. Una oportunidad que, de confirmarse, esperemos aproveche para entregarnos algo mínimamente digno. Cuanto menos, mejor que las roñosas secuelas – a cuál peor- que han ido surgiendo a lo largo de las últimas décadas.

lunes, 21 de noviembre de 2016

Amazing News: Semana del 14 al 20 de Noviembre


Estar en más de una franquicia taquillera a la vez puede ser todo un chollo. No sólo sacas una buena tajada, sino que además permite darte de conocer de cara al gran público. Sin embargo, también puede ser complicado alternar entre una y otra. Eso es lo que le ocurre a Jeremy Renner, quién podría no estar en la próxima entrega (la sexta ya) de “Mission: Impossible” por conflictos de agenda con "Avengers: Infinity War”. Todavía no es seguro del todo, pero ambos rodajes se iniciarán en 2017, así que es probable que una de ella deba asumir la condición de damnificada. Y a priori, la saga de Ethan Hunt tiene todas las papeletas, pues aunque en ambas Renner no deje de ser un secundario, es más fácil hacerle “desaparecer” de ésta que de la trama prevista para la cinta de Marvel. 

Y hablando de sagas, parece que Emilia Clarke ya ha encontrado franquicia sustituta tras su paso por la última y olvidable Terminator. Dado que esa especie de reboot que fue “Genisys” tiene muy pocos visos de tener continuación, la actriz ya se ha buscado las habichuelas en otra parte, y la elegida es Star Wars. Clarke, popular gracias a su Daenerys Targaryen de “Juego de Tronos”, se suma al reparto  del spin-off de Han Solo en un papel todavía no revelado.

No sé cómo se lo monta esta chica, pero no le falta trabajo.

Otra que no funcionó demasiado bien en taquilla fue la adaptación cinematográfica “Green Hornet”, a cargo de Michel Gondry. La película, absolutamente espantosa, contaba con un imposible Seth Rogen en el papel principal, acompañado de  Cameron Díaz como su partenarie y Christoph Waltz como el villano de turno. 

Pues bien, ahora Paramount quiere apostar por un reboot, y le adjudica la dirección a Gavin O'Connor (Warrior, The Accountant), quién de momento asegura querer alejarse lo máximo posible del engendro perpetrado por Gondry. Es un buen comienzo. 

El reboot que parece haberse estancado es el de Stargate. Según Dean Devlin, productor y guionista habitual de Roland Emmerich, llevar a cabo el proyecto a su gusto y al mismo tiempo contentar a los estudios involucrados (Warner Bros. o MGM) estaba siendo algo complicado, hasta que finalmente todo se ha ido al garetea. 

Probablemente Devlin y Emmerich no querían decepcionar a los millones de fans de la franquicia (recordemos que aparte de la película original, se ha extendido a varias series de televisión y cómics), y han preferido echar el freno antes que entregarse a un producto pensado única y exclusivamente a hacer taquilla, como ha ocurrido con “Independence Day: Resurgence”.

Quienes también han echado el freno son los jefazos de Dreamworks Animation (ahora perteneciente a Universal Pictures), que tras tres años de trabajo, han decidido cancelar la secuela de “Los Croods”. Se desconocen por ahora los motivos exactos de dicha cancelación, más teniendo en cuenta que recientemente se habían contratado nuevos guionistas para el proyecto. 

De todos modos, el estudio no descarta sacar la película más adelante, asegurando que sigue formando parte de su catálogo.

Los que lo tienen muy claro son los de Disney, que siguen apostando por los live-action de sus clásicos animados. Ahora le toca el turno a “Winnie the Pooh”, el popular oso creado por el escritor británico Alan Alexander Mine. La nueva película, titulada "Christopher Robin", será una mezcla de actores reales y CGI, y estará dirigida por Marc Forster (Guerra Mundial Z).

Teniendo en cuenta que Pooh es el protagonista de varios libros, si la primera entrega funcionase, habría franquicia para rato.

Otros que preparan franquicia son los de Warner. Concretamente, una trilogía de películas animadas basadas en “Bone”, la serie de historietas creadas por Jeff Smith. A cargo de la primera entrega tendríamos a Mark Osborne (Kung Fu Panda).

También basada en un cómic será la próxima cinta de acción de Scott Adkins, repartehostias anclado en el cine de videcolub y que esporádicamente se deja ver de secundario en algunas superproducciones para la gran pantalla (Los mercenarios 2, Doctor Strange). Accident Man, como así se titulan cómic y película, tiene por protagonista a un asesino a sueldo que hace que todos sus trabajos parezcan accidentes.  Pero su próximo siguiente trabajo será algo más personal: vengar la muerte de su ex mujer. Adkins estará acompañado de Ray Stevenson (Punisher: War Zone) y Michael Jai White, con quién ya coincidió en “Undisputed 2”. 

En vista del reparto, no parece que la cinta vaya a salirse de la habitual serie B del actor, y aunque esto no necesariamente tiene que ser algo malo, lo cierto es que Adkins merece ya una oportunidad en condiciones para pasarse a otra liga mayor.

lunes, 14 de noviembre de 2016

Amazing News: Semana del 7 al 13 de Noviembre



Se han dado casos en los que los propios cineastas se han atrevido a actualizar sus películas con un remake, quizás por la necesidad de creer poder mejorarlas o para aportar algo nuevo y/o distinto a lo ya hecho; o quizás sólo para evitar que cualquier otro metiese las zarpas en algo suyo y lo destruyese.
  
Cecil B. DeMille lo hizo con “Los diez mandamientos”, incorporando a la nueva versión el color, el sonido y los avanzados efectos especiales de la época. Pero no ha sido el único. También se han “copiado” así mismos Haneke (Funny Games) o el mismísimo Hitchcock (The Man Who Knew Too Much). Lo que ya no es tan normal es que sea tu descendiente quien se encargue de realizar una puesta al día de tu película. Y eso es lo que parece que ocurrirá con "Un hombre lobo americano en Londres", el clásico ochentero de culto de John Landis, que será actualizado por su propio hijo, Max Landis. Éste se encargará tanto del guión como de la dirección.

“Landis Jr.” llamó la atención de los estudios gracias su guión de “Chronicle”, uno de los sleepers de 2012, pero desde entonces sus trabajos han pasado con más pena que gloria. Quizás ésta sea su gran oportunidad…. O su perdición. En cualquier caso, los fans del film original ya deben estar afilando los cuchillos para lo que sea que se avecine.  



Siguiendo con los remakes, comentar el último fichaje –con sabor latino- de "Asesinato en el Orient Express" de Kenneth Branagh. Penélope Cruz se sube a bordo del tren para hacer compañía al resto de los pasajeros ya confirmados: el propio Branagh (como Poirot), Johnny Depp*, Michelle Pfeiffer, Daisy Ridley, Judi Dench, Derek Jacobi y Michael Peña, entre otros.

*Ya que menciono a Depp... La semana pasada os hablé de su incorporación a la secuela de “Fantastic Beasts and Where to Find Them”. Pues bien, ahora ya sabemos que interpretará al villano Grindelwald.

Otro remake que se avecina es el de otro clásico de culto, esta vez del cine mudo: “Nosferatu”, de cuya nueva versión (recordemos que Werner Herzog ya hizo una a finales de los 70) se encargará Robert Eggers, el director de la aclamada “The Witch”.

Y ya que estamos con las nuevas versiones, mencionar también los planes de Fox para resetear, rebootear, relanzar o como queráis llamarlo, la franquicia X-Men. Esta vez sin Bryan Singer y con nuevo reparto, aunque posiblemente conservando a los últimos Xavier y Magneto, es decir, sus versiones más jóvenes a cargo de McAvoy y Fassbender. Y quizás también a Lawrence/Mística.

Puede que la decisión se deba a que la última entrega de la saga, “Apocalypse”, no ha tenido el exitazo que se esperaba, y a que la jubilación del Lobezno de Jackman sea ya una realidad con la inminente “Logan”.

Dentro de las adaptaciones comiqueras, otra que tendrá una segunda oportunidad es “Paintkiller Jane”, la novela gráfica de Jimmy Palmiotti y Joe Quesada. Su versión televisiva con Kristanna Loken al frente no pasó de la primera temporada, siendo ahora Jessica Chastain quien asuma esa responsabilidad protagonizando, y también produciendo, una versión cinematográfica. 

Sinceramente, ganas de ver a Chastain como heroína de acción no me faltan.

 
Ganas sí que me van a faltar para que me acerque a ver un spin-off de Bumblebee, el autobot robaesceneas de la (infame) franquicia Transformers. Parece que Paramount no se conforma con seguir explotando la gallinita de los huevos a base de secuelas, y ahora amenaza también con darle su propia película al transformable Camaro amarillo. Por el momento, ya han fijado fecha de estreno: 8 de Junio de 2018. 

Si este spin-off y el planeado crossover con los G.I. Joe salen adelante, tendremos Transformers para rato. Que Crom nos pille confesados…

Mucho más interesante suena el nuevo proyecto de Chad Stahelski, el co-director de “John Wick” y director en solitario de su secuela, "John Wick: Chapter Two". El cineasta volverá  compartir la silla de director para "Triple Threat", película de acción que reunirá a los repartehostias Tony Jaa, Iko Uwais y Tiger Chen

La historia girará en torno a un maestro de las artes marciales chino que viaja hasta México para rescatar a su exmujer y su hijo de las garras de un cartel de la droga que los ha secuestrado. En resumen: hostias a tutiplén con trío de ases.

Con, seguramente, menos pirotécnica de por medio, pero también prometedor se presenta el thriller “Beautiful Things”, adaptación de una novela de la escritora Gin Phillips que contará con Margot Robbie como estrella protagonista. El libro, de cuya producción se encarga Warner, nos presenta a una madre y su hijo atrapados en un zoológico con un hombre armado acechándoles. 

Apunta al clásico thriller de gato y el ratón, pero rodeados de muchos animales. Me gusta la idea.

 
Termino el post con Frank Grillo, actor al que tengo en buena estima, y que protagonizará "Last Don Standing", película biográfica sobre Ralph Natale, un jefe de la mafia de Filadelfia que se convirtió en testigo federal. 

Un papel, a priori, que podría hacer despegar definitivamente la carrera de un actor infrautilizado, mayormente, en roles secundarios.

domingo, 6 de noviembre de 2016

Amazing News: Semana del 31 de Octubre al 6 de Noviembre


Esta semana ha rebosado de noticias, así que no perdamos el tiempo en introducciones y vayamos al tema.

Tal como os comentaba la semana pasada, ya está en marcha la tercera entrega de la saga “Has Fallen”, titulada “Angel Has Fallen”, de nuevo con Gerard Butler al frente. Pues bien, ahora sabemos que quien no repetirá será Aaron Eckhart

Dado que el título hace mención al nombre en clave del avión presidencial, no queda claro si su personaje se ha retirado para dejarle el puesto a otro, o bien si seguirá siendo el Presidente aún sin aparecer físicamente en la película.

Por cierto, que Butler tiene en cartera también un thriller titulado “Flick Keepers”, junto a Peter Mullan y Joe Alwyn. La cinta, dirigida por el danés Kristoffer Nyholm, enfrenta a tres fareros (Butler, Mullan y Alwyn) en una isla remota.

El que no sólo repite, sino que además lo hace por partida doble, es Michael Fassbender en la secuela de “Prometheus”. Por lo visto, el actor encarnará a dos androides iguales en "Alien: Covenant". ¿Uno bueno y uno malo?

Otro que se apunta a las secuelas es Johnny Depp, que ficha para la de "Fantastic Beasts and Where to Find Them", siempre y cuando la primera tenga el éxito que se le presupone a raíz de la fama de J.K. Rowling y su Potter. De su papel nada se sabe, pero se comenta que tiene un cameo en esta primera entrega, con lo que bien podría tratarse del mismo personaje.  En cualquier caso, tratándose de él y de cine fantástico, es de suponer que aparezca con toneladas de maquillaje en el rostro.

Seguimos con las secuelas. Sylvester Stallone volverá a encarnar al experto en seguridad carcelaria Ray Breslin en la secuela de “Escape Plan”, esa película que reunía por primera vez como pareja protagonista a Stallone y Schwarzenegger (recordemos que en la saga Expendables lo del austriaco eran meros cameos). Una reunión que llegaba demasiado tarde, y que era uno de los pocos alicientes de un producto más digno de las estanterías del videoclub que de las salas de cine.
 
Eso sí, Stallone tendrá que buscarse otro compañero, porque en esta ocasión Schwarzenegger no le acompañará, ya que prefiere formar tándem con Jackie Chan en “Viy 2”, una cinta de acción y fantasía co-producida entre China y Rusia, y que es una continuación de “Viy”, una superproducción rusa de 2014 que contaba con actores ingleses como Charles Dance o Jason Flemyng (por aquella de darle “internacionalidad” a la cinta).


Schwarzenegger y Chan coinciden años después de verse las caras en la infame “La vuelta al mundo en ochenta días”, una de tantas revisiones (y probablemente la peor) de la obra de Verne. Y con lo atroces que suelen ser las películas que perpetran los rusos, yo no apostaría mi dinero a que este reencuentro mejore semejante precedente. Por cierto, también está en el proyecto otra vieja gloria (aunque a menor medida): Rutger Hauer.

Por su parte, Stallone no sólo estará en Escape Plan 2, sino que también tiene el honor de sustituir a Robert de Niro en el thriller “Idol’s Eye” que dirigirá Olivier Assayas. Stallone acompañará a Robert Pattinson y Rachel Weisz en una historia inspirada en hechos reales sobre un ladrón de poca monta que accidentalmente roba un diamante azul perteneciente a la mafia de Chicago. Intuyo que el papel de Sly, pensado previamente para De Niro, podría bien ser el de uno de los mafiosos que quieren recuperar dicha joya.

Para terminar con las secuelas, comentar el interés de Sony por reactivar la saga Millenium tras años de simple y llano abandono. Recordemos que David Fincher dirigió el remake “The Girl with the Dragon Tattoo” estrenado en 2011, y que desde entonces no ha habido continuación alguna. Es de suponer que Daniel Craig y Rooney Mara retomen sus papeles, si es que llegaron a firmar contrato para varias entregas. Sin embargo, la silla de director la ocupará otro en lugar de Fincher. Y ese otro podría ser, según los intereses de Sony, Fede Álvarez, que este año le ha dado muchas alegrías al estudio con “Don't Breathe”.

Otro fichaje en ciernes es el de Olivia Munn para la nueva Predator de Shane Black, tras su discreto paso por la última entrega de los X-Men.

El que sí está confirmado es Thomas Jane como protagonista de "1922", adaptación de la novela corta de Stephen King que prepara Netflix. Ésta será la tercera vez que veamos a Jane en una adaptación de King tras la fallida “Dreamcatcher” y la sobresaliente “The Mist”.
Más fichajes. Luke Evans compartirá cartel con Kelly Reilly en el thriller “10x10” de Noel Clarke (The Anomaly). La historia del filme girará en torno a un hombre (Evans) obsesionado con vengarse de una mujer (Reilly) a la que terminará secuestrando y encerrando en una habitación insonorizada para sonsacarle un oscuro secreto de su pasado.

De secuestro en secuestro y tiro porque me toca. El actor Dan Stevens (The Guest, Colossal) protagonizará "Apostle", la nueva película de Gareth Evans, director de las dos entregas de The Raid. Stevens encarnará a hombre que viaja a una isla remota para rescatar a su hermana, secuestrada ésta por una secta religiosa.


Cerrando la tanda de fichajes tenemos a Jessica Harper, la protagonista original de "Suspiria", que tendrá un papel en el remake, y Erin Cressida Wilson, la guionista de “The Girl on the Train”, a quien Disney le ha encargado la escritura del live-action de "Blancanieves y los Siete Enanitos". Esta nueva versión con actores reales estará basada en el clásico animado del estudio, alejándose de reimaginaciones tales como la de Universal con su "Snow White and the Huntsman".

En otro orden de cosas, tenemos a Tim Miller, director de “Deadpool” y exdirector de “Deadpool 2”, que se encargará de producir la adaptación del videojuego "Sonic The Hedgehog", la cual será una mezcla de animación y acción real. Y ya sabemos que pocas veces sale algo bueno de dicha mezcla. Si encima se trata de la adaptación -bastante inviable- de un videojuego, que Dios nos pille confesados.

Por cierto, que Miller no es el único que abandona proyecto por discrepancias con su equipo. También Rick Famuyiwa (Dope) abandona la dirección de la película de The Flash, al no ajustarse su visión de la película a los deseos del estudio.

Por último, terminamos el post con el reboot absurdo de la semana. Si en la anterior fue el de Rambo, ahora le toca el turno a “Starship Tropper”, ese clásico menor pero absolutamente reivindicable de Paul Verhoeven. Según dicen, no se tratará de un remake al uso de la versión de Verhoeven, sino una reimaginación de la novela de Heinlen en la que estaba basada aquella. En cualquier caso, dudo que posea la mala leche y el sarcasmo de la del holandés.

jueves, 20 de octubre de 2016

SITGES 2016 - Día 9


Este es el último post con las reseñas de las tres últimas películas vistas en el Festival de Sitges. A partir de la próxima semana, el blog recuperará la rutina habitual, es decir, la publicación del recopilatorio semanal de noticias.


“Arrival” (2016) - Denis Villeneuve

Sinopsis oficial: Cuando naves extraterrestres comienzan a llegar a la Tierra, los altos mandos militares contratan a una experta lingüista (Amy Adams) para intentar averiguar si los alienígenas vienen en son de paz o suponen una amenaza. Conforme la mujer aprende a comunicarse con los extraterrestres, comienza también a experimentar flashbacks extremadamente realistas que llegarán a ser la clave que dará significado a la verdadera razón y gran misterio de esta visita extraterrestre...

Comentario: el nuevo trabajo del aclamado Villeneuve (Prisoners, Sicario), podría inscribirse en la subtemática de las invasiones alienígenas, aunque de un modo un tanto peculiar. Cierto es que las naves extraterrestes llegan en manada y a distintos puntos de nuestro planeta; y que son inmensamente grandes y también tecnológicamente más avanzadas. Pero su llegada a nuestro planeta es de lo más sigilosa. Y tal como llegan, se quedan plantados, a la espera de iniciar contacto con la raza humana, cosa que no tardará en suceder. Pero hay un problema… ¿cómo comunicarse con estos seres de otro mundo? , ¿Cómo saber si vienen en son de paz? A lo largo de la película observamos todo el proceso de aprendizaje entre humanos y alienígenas, tratando de comunicarse mutuamente, entendiendo unos el lenguaje de los otros. Por supuesto, mientras que nuestra protagonista y su equipo de especialistas tienen intenciones pacíficas para con los recién llegados, hay otros que prefieren atacar primero y preguntar después.  

La película expone, nuevamente, lo que ya sabíamos: que los humanos tememos todo aquello que no entendemos. Lo desconocido, más que curiosidad, nos causa pavor. El contacto con seres de otro planeta, tecnológicamente más avanzados, supone para nosotros una amenaza, pese a que no lleguen “pegando tiros”, que es lo que seguramente haríamos nosotros de poder viajar por el espacio. Y si no, que se lo digan a todas esas civilizaciones conquistadas a la fuerza que figuran en los libros de historia.  

Esa carrera a contrarreloj para tratar de establecer contacto con los extraterrestres y aclarar sus intenciones es, sin duda, lo mejor de la cinta. Pero a la trama se le añade un componente dramático que será de vital importancia en su desenlace. Ese componente es lo que hará que muchos adoren todavía más la película, pero que a mi me resultó de lo más flojo. O dicho de otro modo, no me caló como debería. Así pues, queda una cinta de ciencia-ficción interesante y diferente, pero ni mucho menos un peliculón o la mejor del año (tampoco sabría decir cuál lo es).


“The Monster” (2016) - Bryan Bertino

Sinopsis oficial: Kathy y su hija Lizzy se extravían en el bosque, quedando atrapadas en medio de una tormenta colosal. Por si esto fuera poco, son acechadas por una criatura terrible, que no es humana ni animal. 

Comentario: el último trabajo de Bertino (The Strangers) es una monster movie al uso a la que, en un intento de no resultar demasiado superficial, se le añade unos toques de drama familiar con una pareja protagonista, madre e hija, bastante disfuncional, siendo la madre una alcohólica y la hija la que deba cuidar de ella. 

La pequeña, harta de hacer de niñera de un adulto, insta a su madre a que la lleve junto a su padre. Por desgracia, durante el camino sufren un accidente, y se quedan tiradas en una carretera en medio de ninguna parte y bajo una lluvia torrencial. Un escenario perfecto para que un bichejo salido de vete tú a saber dónde inicie su particular cacería.

Lo cierto es que la relación madre e hija, que debería ser un punto extra en la trama, al final acaba ralentizando sobremanera la narración. Bertino estira demasiado los diálogos, y mete todos los flashbacks que puede, lo que hace que se resienta enormemente la supuesta tensión que debería transcurrir en el interior del coche.  

Mucha lluvia, mucha discusión entre ambas (cuesta discernir cuál de las dos se torna más insoportable), y alguna aparición fugaz del monstruo, que anda al acecho constante. 

Está muy bien insinuar en vez de mostrar, pero cuando llevas hora y media de película sin que ocurra gran cosa, al final te apoltronas en la butaca. Y cuando al final aparece el monstruo en todo su esplendor, el bajón no puede ser mayor. Que sí, que los muñecos y los animatronics nos gustan mucho, pero el monstruito de Bertino es muy casposo, y de diseño poco imaginativo. Si a eso le sumamos que apenas le saca partido el perfecto escenario que tiene entre manos para crear algo de angustia al espectador, lo que al final nos queda es una cinta de terror bastante ramplona y de la que sólo se salvarían los últimos 10-15 minutos.

Otro aspecto que impide implicarse en la historia, aunque esto ya es una apreciación muy personal, es la elección de Zoe Kazan como madre, cuando más bien parece la hermana mayor.


“Headshot” (2016) - Kimo Stamboel & Timo Tjahjanto

Sinopsis oficial: Un hombre despierta en un hospital, incapaz de recordar quién es. Poco a poco y con la ayuda de una doctora, se va recuperando. Sin embargo, su pasado no tarda en alcanzarle, cuando un capo de la droga secuestra a la médica. El desmemoriado Ishmael deberá enfrentarse a una banda de luchadores que, quizá, fueron también sus compañeros. 

Comentario: aunque algunos ya conocíamos a Iko Uwais de su primera colaboración con el director Gareth Evans en “Merantau”, no fue hasta la llegada de “The Raid” cuando el indonesio empezó a llamar a la atención del respetado. Su devastador dominio de las artes marciales en las dos películas de la saga le han hecho ganarse un buen puñado de fans, y erigirse como el nuevo reparte hostias de moda, destronando así a un Tony Jaa en horas bajas. 

A la espera de que nos llegue la tercera entrega de la franquicia, y de que Hollywood le ofrezca algo más que un miserable e insignificante “cameo” en “Star Wars. Episode VII: The Force Awakens”, los productores de las dos de Raid nos traen “Headshot”, otra película de acción para lucimiento de Uwais.

Por desgracia, los directores Stamboel y Tjahjanto están muy lejos del dominio de la cámara que tiene Evans, y aquí las coreografías, si bien atractivas, no están tan elaboradas. Ni las coreografías ni las secuencias de acción, que en líneas generales son bastante vulgares y se resumen en “pegar tiros sin ton ni son hasta que alguien caiga muerto”. Y con mucha sangre digital por medio. Ya los disparatados minutos iniciales en la cárcel son una buena muestra de por dónde van  a ir los tiros, y nunca mejor dicho.

En fin, bastante mediocre en conjunto, aunque medianamente salvable gracias a las puntuales escenas de lucha (siendo la mejor no la pelea contra el “final boss”, sino la que supone el reencuentro  con la actriz Julie Stelle).