domingo, 17 de julio de 2016

Amazing News: semana del 11 al 17 de Julio



La franquicia Kickboxer suma y sigue con Jean-Claude Van Damme a bordo. El actor belga acompañará al fichado Mike Tyson en "Kickboxer: Retaliation", secuela de "Kickboxer: Vengeance", esta última sexta entrega a modo de reboot de la franquicia protagonizada por Dave Bautista y Gina Carano, y cuyo tráiler ha salido a la red esta misma semana (podéis verlo aquí:). En “Vengeance”, Van Damme asume el rol de maestro de un joven luchador que busca venganza tras el asesinato de su hermano a manos de un sanguinario luchador, Tong Po (Bautista).

Y con "Kickboxer: Retaliation” serán siete ya las entregas que compondrían la saga que empezó allá por el 89. A posteriori, y ya sin Van Damme, el  relevo lo asumieron Sasha Mitchell (tres películas) y Mark Dacascos (una película).

Para reboot el que tiene montado Universal de cara sus monstruos clásicos. Si ya tenemos a Cruise enfrascado en la enésima nueva versión de La Momia, y a Russell Crowe rumoreado como posible Dr. Jeckyll, ahora suena el nombre de Javier Bardem para hacer lo propio encarnando al monstruo de Frankenstein. Por el momento, el actor español se encuentra en conversaciones con el estudio, pero si éstas llegan a buen puerto, será cuestión de tiempo que empecemos a hablar también del Hombre Invisible y el Monstruo de la Laguna Negra.

Y seguimos hablando de reboots, aunque sólo sea para hacernos eco de un rumor que circula por la red y que apunta al interés de Shane Black en tener a James Franco en la nueva película de Depredador titulada “The Predator”. Franco, que tanto sirve para un roto como para un descosido, sería sin duda un fichaje un tanto desconcertante, pero después de ver a Brody en “Predators”, lo cierto es que tampoco suena tan extraño. Y de momento es el único nombre de cierto peso que se ha asociado al proyecto.

Quien sí está más que confirmado es James Badge Dale (Iron Man 3, 13 Hours) como protagonista de la adaptación de la novela gráfica ‘The Empty Man’, que dirige David Britten Prior (un protegido de David Fincher), quien también escribe el guión. Badge Dale interpretará a un ex policía que, tras salvar a una joven encontrará una siniestra presencia a su alrededor.



Y para cerrar el bloque de noticias de actualidad, mencionar el regreso de la exprimida franquicia Saw con una octava entrega titulada momentáneamente como “Saw: Legacy”,  y que podría estar dirigida por Peter y Michael Spierig, los directores de películas como la infravalorada “Daybreakers” o la fallida "Predestination".

Aprovecho también el post para comentar las novedades con respecto a la 49ª edición del Festival de Cinema Fantàstic de Catalunya, que se celebrará del 7 al 16 de octubre, y que este año, como ya anuncié con la publicación del cartel, su leitmotiv rinde homenaje al 50 aniversario de Star Trek.

En lo que respecta a entrega de premios, el actor Max von Sydow será obsequiado con el Gran Premio Honorífico por toda una carrera, en la que destacan películas tan fundamentales como “El séptimo sello” o “El Exorcista”, entre muchas otras. Por su parte, el director Paul Schrader (Cat People, Affliction) y el actor Bruce Campbell, quien recientemente ha vuelto a retomar su mítico papel de Ash para la serie de televisión “Ash vs Evil Dead”, recibirán el premio Máquina del Tiempo. Y finalmente,  Dolph Lundgren, al que veremos en la película de terror fantástico “Don’t Kill It” dentro de la sección Midnight X-Treme, será galardonado con el Premio María Honorífica.

Y en cuanto a programación, destacar la presencia títulos como la distópica The Girl With All the Gifts, de Colm McCarthy, otra vuelta de tuerca a la temática zombie; The Void, dirigido por Jeremy Gillespie y Steven Kostanski, y considerado uno de los mejores films de horror independiente del año; Before I Wake, de Mike Flanagan (Oculus); Hell or High Water, thriller protagonizado por Jeff Bridges y Chris Pine; Proyecto Lázaro, cinta de ciencia-ficción española dirigida por Mateo Gil (Blackthorn); las coreanas The Wailing yTrain to Busan; o Three, lo último del especialista en cine acción Johnnie To.

A medida que avancen los días/semanas, seguramente se irán desvelando más títulos, pero por ahora la cosa promete.

domingo, 10 de julio de 2016

Amazing News: semana del 4 al 10 de Julio


Pocas, poquísimas noticias a destacar esta semana (se nota que es verano...). 

De fichajes toca hablar de "Justice League", a cuyo reparto se ha unido ahora Julian Lewis Jones,  un actor con una larga trayectoria en la televisión inglesa. Pero sin duda el fichaje más llamativo que ha salido a la luz es el de Kiefer Sutherland para el remake de "Flatliners" (Línea mortal), película que él mismo protagonizó allá por los 90 junto a Julia Roberts y Kevin Bacon, entre otros. 

El reparto lo forman ahora Ellen Page, Diego Luna, Nina Dobrev, James Norton y Kiersey Clemens, dirige Niels Arden Oplev (Millenium, Dead Man Down).

Comentar también el nuevo proyecto de Amblin Entertainment, la compañía a la que Spielberg ha decidido quitarle el polvo. Si la semana pasada os hablaba de la pretendida franquicia fantástica basada en los libros del escritor John Connolly, ahora le toca el turno a “The Fall”, una película que nos situará en medio de una invasión alienígena, durante la cual una pareja recién divorciada viajará a las afueras de Atlanta en busca de sus hijos pequeños, que se encuentran solos y desamparados en casa. ¿Habrá reconciliación matrimonial de por medio? Casi seguro.

Y por último, porque no hay mucho más que añadir al post de hoy, algunas de las cosillas a destacar de la desvelada programación de la inminente Comic-Con de San Diego que se celebrará del 20 al 24 de Julio. Entre ellas, la presentación en exclusiva de las primeras imágenes de “Valerian and the City of a Thousand Planets”, la nueva película de ciencia-ficción de Luc Besson; una space opera basada en el cómic de Pierre Christin, Jean-Claude Mézières. Por otro lado, también se podrá echar un vistazo a cómo pintan las nuevas series de Fox, SyFy y Netflix, es decir, “The Exorcist” (basada en la película de Friedkin, clásico del terror donde los haya),“Van Helsing” y “Luke Cage”, respectivamente.

Pero si queréis saber al detalle qué es lo que se va a cocer a lo largo de esos cuatro días, podéis consultar el enlace que os dejo a continuación con toda la información al respecto: http://www.slashfilm.com/2016-comic-con-schedule/

domingo, 3 de julio de 2016

Amazing News: semana del 27 de Junio al 3 de Julio


Poquito a poco, el hijo de Clint Eastwood va abriéndose paso en la mercadotecnia hollywoodiense. Scott, que empezó con pequeños papeles en películas dirigidas por su papi (para las que, no obstante, tuvo que audicionar como cualquier otro aspirante), empieza a ser ya un rostro conocido para el cinéfilo. Le hemos visto, por ejemplo, en “Fury” de David Ayer, director con quien repite en la inminente “Suicide Squad”, y pronto le tendremos también en “Snowden”, la película sobre el escándalo de los documentos clasificados de la NSA que destapó Edward Snowden. 

Y aunque por ahora no se puede decir que haya destacado en demasía, debido quizás a lo secundario de sus personajes, los papeles jugosos empiezan ya a lloverle. Quizás uno de los más destacados sea su fichaje para “Fast 8”, la octava entrega de la exitosa franquicia, que sin duda le reportará bastante fama de cara al gran público. Y actualmente el actor se encuentra en negociaciones para unirse a la secuela de “Pacific Rim”, película que como ya comenté la semana pasada, cuenta con John Boyega (Star Wars: el despertar de la fuerza) como protagonista. Ahora, además, sabemos también su fecha de estrena en EE.UU.: 23 de Febrero de 2018.

La herencia de los genes es evidente en Scott, y entre su buena planta y su apellido, no creo que tarde demasiado en convertirse en uno de los nuevos actores de moda de la industria.

Otro actor que busca hacerse un hueco es Ansel Elgort, uno de los protagonistas de la saga “Divergente”, y cuya popularidad ha ido en aumento en el instante en que se convirtió en uno de los aspirantes a futuro Han Solo en el spin-off de la franquicia (entre los cuales también se encontraba por cierto, el citado Eastwood) . Pues bien, ahora Elgort parece estar en el punto de mira de Warner para protagonizar su reboot de "Dungeons & Dragons", uno de esos proyectos que, en caso de salir bien, pueden hacerte escalar puestos rápidamente; pero que si salen mal, pueden arruinar tu carrera por completo o, en el mejor de los casos, dejarla bien maltrecha.


De los posibles fichajes pasemos ahora a los fichajes ya confirmados. 

La veterana Tyne Daly, actriz bastante laureada en la pequeña pantalla, se convierte en la última incorporación al jovencísimo reparto de "Spider-Man: Homecoming". Al mismo tiempo, Sony encuentra a su director para la película animada de "Spider-Man": Bob Persichetti, quién ha trabajado en el departamento de animación en películas de Disney (Hércules, Mulan, Tarzán...) y Dreamworks (Shrek 2, Monstruos contra alienígenas, El gato con botas), y que hará su debut como director con esta película.

Vinnie Jones abandona momentáneamente los subproductos de videoclub para unirse a "Kingsman: The Golden Circle" de Matthew Vaughn. La oportunidad de volver a la gran pantalla se la ofrece un viejo conocido de Jones, pues Vaughn fue productor de la película de Guy Ritchie "Lock, Stock and Two Smoking Barrels" en la que Jones se dio a conocer como actor.

Barkhad Abdi, actor somalíestadounidense que hizo su debut como villano en "Captain Phillips" de Paul Greengrass, y al que hemos visto recientemente en el thriller "Eye in the Sky", se une ahora al reparto de la secuela de "Blade Runner".

Y por último, la desconocida Hannah John-Kamen ficha para “Ready Player One” de Steven Spielberg.

Hablando del antiguo Rey Midas de Hollywood… Parece que el cineasta está dispuesto a recuperar la gloria de su sello Amblin Entertaintment, y prepara ahora una franquicia fantástica para toda la familia basada en la trilogía de Samuel Johnson, del escritor John Connolly, sobre un niño que trata de impedir que sus nuevos vecinos abran las puertas del infierno en la Tierra… en pleno Halloween. La primera película adaptaría, obviamente, el primer libro, titulado “The Gates”, y conocido en España bajo el más llamativo título de “Las puertas del Infierno”.

Y finalizo con el anuncio por parte de New Line de producir un (innecesario) remake de la coreana "The Man From Nowhere", un estupendo thriller acción que compensaba su absoluta falta de originalidad con ejecución muy potente. La película versaba sobre un asesino a sueldo que trataba de redimirse protegiendo a una niña pequeña de una organización mafiosa. Algo parecido a lo que vimos dos años después en la olvidable “Safe”, con Jason Statham, y que ya podría considerarse un remake encubierto de ésta.

viernes, 1 de julio de 2016

“Independence Day: Contraataque” (2016) – Roland Emmerich


Sinopsis oficial: Utilizando tecnología obtenida de los extraterrestres 20 años atrás, las naciones de la Tierra, que temen el regreso de los invasores, han colaborado en la elaboración de un gigantesco programa de defensa para proteger el planeta. Pero no es seguro que ese programa sirva para hacer frente a los avanzados e inauditos recursos de los atacantes. Quizá sólo la inventiva de unos pocos valientes pueda evitar la destrucción del mundo, que se encuentra de nuevo al borde de la extinción. 


Comentario:

¡Han vuelto! ¡Y quieren la revancha! 

Sí, amigos/as, 20 años después de invadir nuestro planeta e intentar aniquilarnos (¡ilusos!), los alienígenas han regresado para vengarse. Y llegan con una nave más grande y poderosa, como no podía ser de otro modo. Pero nosotros, los humanos, tampoco nos hemos quedado de brazos cruzados, y a lo largo de estas dos décadas hemos aprendido de su tecnología para hacernos más fuertes. Por si acaso se atrevían a volver… ¡Y vaya si han vuelto!

En una época en la que los reboots parecen estar de moda (Jurassic World, Mad Max: Fury Road, Cazafantasmas…), no es de extrañar que Emmerich haya conseguido al fin su oportunidad de traer de vuelta a la gran pantalla a los tentaculados alienígenas que arrasaron la taquilla allá por los 90. Y es que el cineasta llevaba bastante tiempo planeando esta continuación, con diversos borradores que parecía que nunca llegarían a buen puerto, y que finalmente se han materializado en una secuela-reboot con pretensiones de franquicia. Y aunque hablo repetidamente de reboot, esto no deja de ser otro remake encubierto, pues ésta discurre prácticamente por los mismos derroteros que su predecesora. Sirvan las ya citadas anteriormente, o la más reciente “Star Wars: el despertar de la fuerza”, como ejemplo de lo que comento. 

Por tanto, la sensación de déjà vu es inevitable.

Es muy probable que la negativa de Smith de retomar el papel que le catapultó a la fama haya demorado la aparición de esta segunda parte. A fin de cuentas, la gran mayoría de integrantes del reparto original han aceptado de buen grado volver (tampoco tenían otra cosa mejor que hacer), y es muy probable que en los albores del proyecto su personaje tuviera también un papel destacado en ella. 
 
De todos modos, la película ya está aquí, y sin Smith, quién ahora mismo tampoco es que goce de la popularidad de antaño, por lo que no creo que nadie vaya a echarle de menos. En su ausencia, tenemos como reemplazo a unos cuantos jóvenes dispuestos a asumir el rol heroico de la cinta. Y aunque ninguno de ellos goce del carisma del citado, en líneas generales cumplen como es debido con el papel. Es más, probablemente estemos ante la primera película en la que el hermano pequeño de Chris “Thor” Hemsworth, Liam, nos caiga simpático. Quizás porque su personaje acapara la mayor parte del protagonismo chulesco-molón de la historia, en detrimento de Jessie T. Usher, que interpreta al hijo crecidito del personaje de Smith, y cuya presencia e importancia en pantalla es algo más exigua de lo que cabría esperar (de su madre ya ni hablemos…).

 
El resto de minutos en pantalla se lo reparten los veteranos Goldman y Pullman, que retoman sus papeles en la misma línea que 20 años atrás. El primero como cerebro de toda operación milagrosa y descabellada que se lleve a cabo para derrotar a los invasores, y el otro para soltar un discurso inspirador cuando más falta hace. Ambos indispensables para combatir a las fuerzas enemigas. Ellos y el “científico majareta” del Area 51 que todos ya conocemos, y que por lo visto no estaba ni muerto ni de parranda, sino en coma profundo desde su contacto con el alienígena.

Dado que no sólo han transcurrido veinte años en la ficción, sino también en la realidad, la mejora tecnológica planteada en el guión se exhibe debidamente también en pantalla. Es decir, que a nivel de efectos especiales, esta película deja inevitablemente en pañales a su predecesora. Un impecable CGI sustituye ahora a los primitivos cromas -algunos de ellos más bien cutres- de la del 96, si bien es difícil que nos haga vibrar con la misma intensidad que las realistas maquetas que Emmerich hice volar en el pasado. Porque la combinación de lo digital y lo artesanal fue, sin lugar a dudas, una de las grandes bazas de aquél entrañable blockbuster. 

Pero cada película es hija de su tiempo, y pese a sus limitaciones, lo que en su momento fue algo inaudito, de una espectacularidad sin precedentes (con permiso de los dinosaurios de Jurassic Park o de los terminators de Cameron), hoy nos deja más bien indiferentes. Al final y al cabo, el nivel de destrucción masivo mostrado aquí ya lo hemos visto otras tantas veces, de la mano incluso del propio Emmerich (El día de mañana, 2012…). Así que en ese sentido, por muy vistoso que sea todo, ya no nos impacta demasiado. Y de olas gigantes arrasando ciudades estamos más que empachados.

Tampoco la diversión está al mismo nivel. La Independe Day original fue uno de los grandes pelotazos de los 90. Una actualización de alto presupuesto de la clásica invasión alienígena tan recurrente en la ciencia ficción de serie B de los 50 (con sus platillos volantes, sus militares, sus científicos y sus alienígenas con tentáculos). En ese sentido, era una más que digna heredera, resultando tan disparatada como igualmente disfrutable. Me confieso un auténtico fan de la misma, pese a los muchos defectos que se le puedan achacar, como su desaforado patriotismo o su hilarante desenlace (ese virus informático…). ¿Por qué? Porque la historia y los personajes funcionaban, y porque el espectáculo cumplía con creces con las expectativas creadas. Sobre todo para un crío de 12 años, que es la edad con la que contaba un servidor. 

En esta ocasión, sin embargo, el “más de lo mismo” del que acusa le pasa factura, y aunque posea todos los atributos (y defectos) que hacen de la película original un gran y desenfadado divertimento, no es suficiente para hacer vibrar a ese crío que todos llevamos dentro. O al menos conmigo no lo ha conseguido. 

Todo es más grande y más espectacular, pero no es tan divertido. ¿Es entretenida? Sí, lo es. No me cabe la menor duda. Y si disfrutaste de la original, tienes la obligación moral de ver esta secuela. Si por el contrario la detestaste, no deberías perder el tiempo siquiera leyendo esta crítica. 



VALORACIÓN PERSONAL: