domingo, 23 de diciembre de 2007

"Soy Leyenda" (2007) - Francis Lawrence

El director de la correctita “Constantine” -adaptación del cómic Hellblazer- ha sido el encargado de realizar una nueva adaptación de la novela “Soy leyenda”, escrita en el año 1954 por el fascinante escritor Richard Matheson.

Existen otras dos versiones de la misma, una de 1964 con Vincent Price de protagonista y la otra de 1971 con el pétreo Charlton Heston rifle en mano (algo con lo que seguro disfrutaba plenamente xD)
En el post anterior teneis un breve apunte sobre el tema.


Por este proyecto han pasado directores como James Cameron, Guillermo Del Toro o Ridley Scott, este último con muchas posibilidades de llevarse el gato al agua con Schwarzenegger de protagonista, aunque por motivos presupuestarios el proyecto se acabó abandonando.
Años más tarde se le dió un nuevo empuje contando ya con la presencia de Will Smith, pero dirigiendo Michael Bay (sic). Por suerte, tampoco se llevó a cabo.

Hoy ya es una realidad. Y tras unos, por fortuna, escuetos trailers, debo decir que las expectativas -siempre un arma de doble filo- estaban muy altas. Eso quizás haya influido en mi valoración final, que no es tan positiva como esperaba. No en vano, pienso que estamos ante una cinta digna de ser considerada de lo mejorcito del año, lo cual ya es decir mucho dadas las abundantes decepciones sufridas (almenos por mi parte)


Lo primero que me ha soprendido gratamente es el hecho de no encontrarme ante un blockbuster repleto de escenas de acción y pirotecnia para lucimiento de su estrella protagonista, algo que sí era la versión del 71 con Heston. Versión, por cierto, con la que comparte ciertos rasgos, quizás demasiados como para considerar ésta una nueva adaptación y no un remake.

Por otro lado, y pese a las licencias que se haya tomado a la hora de adaptar la novela, hay que decir que sí conserva el espíritu de esa, y que por lo menos se toma la delicadeza de mostrarnos la psique del protagonista y profundizar en esa sensación de soledad e impotencia que le invade.

El cine y la literatura son lenguajes muy distintos, y siempre es dificil mantener la fidelidad para con la obra adaptada. Para bien y/o para mal, siempre se toman ciertas libertades, pues la traslación de un medio a otro no tiene por que ser literal al 100%, siempre que por el camino no se deje lo más importante: el alma del libro. Respetando unas bases, uno puede disfrutar con lo que le ofrecen ambos formatos, aunque las decepciones se cuentan por mayoría.


Como ya sabreis, la película cuenta la historia de Robert Neville (Will Smith), el último hombre vivo sobre la faz de la tierra tras una pandemia bactereológica que ha devastado el planeta y que ha convertido a la raza humana en una especie de zombies nocturnos deseosos de sangre (los aquí llamados “cazadores de sombras”)
Neville, un brillante científico, es inmune al virus y por tanto, un superviviente de la catástrofe. Transcurre el día a día sobreviviendo en las desiertas calles de Nueva York, ante el acecho constante de los infectados. Su única compañía es una estimable pastor alemán a la que cuida con esmero y cariño.
El día sirve a Neville para desplazarse por la ciudad en busca de provisiones, para investigar las zonas donde abundan los infectados y también para tratar de encontrar una cura para el virus usando su propia sangre.
La noche es todo lo contrario. Los infectados salen de sus escondrijos en busca de sangre fresca y Neville se refugia en su casa, acondicionada a modo de bunker para evitar que esas sanguijuelas penetren en ella.


La primera hora de la película es prodigiosa; un extenso prólogo que Lawrence maneja con acierto evitando el bostezo del espectador.
Se nos muestra al protagonista en su rutina díaria, lo que nos permite conocer sus virtudes, sus defectos, sus temores, sus esperanzas, etc. Eso nos permite empatizar con él, de manera que la angustia que éste siente, se transmite con facilidad en nosotros, los observadores. Además, la visión de la desierta y desoladora ciudad de Nueva York enfatiza aún más esa agobiante soledad que el personaje sufre.
Es también de agradecer ciertos toques de humor que nos ayudan a sobrellevar el ritmo pausado (que no pesado) de la película. Además, Lawrence se permite introducir algunos quiños para nuestra complicidad, aunque esta vez encaminados a un sector del público más amplio y no tanto al cinéfilo, como suele ser costumbre.
Algunos de esos guiños son más sútiles que otros. Precisamente los que no lo son, a veces resultan demasiado reiterativos, con lo que, si bien no molestan, si se me antojan prescindibles (especialmente lo de Shrek)

En última instancia, también aparece metida con calzador la filosofía de Bob Marley, que sinceramente carece de importancia, ya que la historia es suficientemente potente como para valerse por sí misma sin necesidad de añadidos extras. Eso sí, su música (la de Bob Marley) ameniza la velada con un buen rollito muy en contraposición con el ambiente apocalíptico de la cinta, lo cual es bastante simpático.

A lo largo del film, Lawrence utiliza el explotado recurso de los flashbacks para contarnos el pasado de nuestro protagonista y también para explicarnos el origen de la pandemia. Estos flashbacks, a modo de recuerdos de Neville, están tratados con bastante cuidado, espaciados en el tiempo y no son muy extensos, por lo que no se hacen pesados y fluyen bien con el resto de la historia.


La segunda parte de la película, aproxidamanete su media hora final, sigue ya un poco los convencionalismos del cine comercial, aunque tampoco en exceso, como cabría esperar. Vamos, que no estamos ante un “Resident Evil”, así que los que esperen ver a Smith acribillando a infectados a diestro y siniestro se van a llevar un tremendo chasco. La película de Lawrence es más cercana a la reciente “28 Semanas Despúes” que a la saga de la Jovivich (gracias a Dios)

El final es quizás un tanto apresurado y se apoya en los cánones del blockbuster, con lo que aún respetando el final de la novela de Matheson, la forma es bien distinta. Tampoco tengo nada que objetar al respeto, pero a mi parecer, se pierde impacto emotivo en favor de impacto visual (cosas de Hollywood)

Algo que parece ser tema de discusión son los efectos especiales del film, particularmente en lo que se refiere a los infectados.
Habiéndose estrenado este año cintas como “Transformers” o la secuela los Piratas del Caribe, ambas con FX increíbles (con alto presupuesto, claro), pues la verdad es que el CGI de “Soy leyenda” deja bastante que desear, algo raro siendo obra del sr. Patrick Tatopoulos, responsable de dar vida a los robots de “Yo, Robot” o a los aliens de “Independece Day”, por citar dos de Smith. Más grave si lo comparamos con uno de sus más recientes creaciones, “Silent Hill”.

Si bien yo hubiera optado más por seguir la linea de “The Descent”, es decir, maquillar a actores que hagan de monstruitos. Para un servidor, no hay nada que dé más mal rollo que un buen maquillaje, antes que un ser creado por ordenador.
Esta especie de Gollums de metro ochenta que aparecen en la película restan credibilidad a muchas secuencias, que no son lo terroríficas que debieran ser. Quizás me tachen de chapado a la antigua, pero prefiero a alguien o algo (animatronic, muñeco) que físicamente esté ahí -si la técnica lo permite- antes que unos seres (no del todo bien) digitalizados. Por lo menos, para las escenas cuerpo a cuerpo hubiera quedado muchísimo mejor.


Personalmente puedo pasar por alto el tema del CGI, pues más molesto y anticlimático me resulta esa especie de panfleto religioso que hace acto de presencia en el tramo final (SPOILER -justo cuando aparecen los otros supervivientes- FIN SPOILER).
En la versión de Heston estaba mucho más potenciado que aquí, pero igualmente sobra porque rompe un poco el carácter científico que imponía la cinta. Vamos, que de habérselo ahorrado, pues mucho mejor.

La personalidad y carisma de Smith son suficientes para soportar el peso de la película, de hecho SPOILER – la introducción de los citados nuevos personajes son los que debilitan la historia, que aunque ya estaban en la novela, aquí están mal metidos y mofidicados, si la memoria no me falla– FIN SPOILER.

Smith es un actor que ha evolucionado considerablemente y que se ha convertido en una gran baza comercial. Sus indiscutibles cualidades interpretativas y el ganado favor de crítica y público le permiten compaginar películas con vistas comerciales con películas más personales, algunas de las cuales le han reportado una nominación al Oscar, como por ejemplo “Ali” de Michael Mann, película que supuso todo en reto a nivel físico (ganó 20 kilos de peso para el papel) como mental.
Atrás queda en el tiempo el televisivo Príncipe de Bel-Air que algunos aún pretenen hacernos recordar sólo para desmerecer el trabajo del actor.


Concluyendo. Nos encontramos con un más que decente film que no alcanza el calificativo de películón porque el guión no da más de sí. Partiendo de la novela que parte, la verdad es que podría haber sido mucho mejor de lo que es, así que al final me queda esa ligera sensación de insatisfacción.

A los que esperen acción a raudales, les aviso que no van por ahí los tiros. Aunque sujeto a la condición de blockbuster, “Soy leyenda” es más un película de ciencia-ficción apocalíptica con tintes dramáticos (y terror ligero), que no un vehículo para la espectacularidad y los fuegos aritificiales gratuitos del amigo Smith. Iendo avisados, es posible que la película guste más.


Valoración personal:

6 comentarios:

Chacal dijo...

De entre esta y La Búsqueda 2 (las que más se pueden considerar los películones de la Navidad) yo sin duda me quedo con esta (como ya sabrás por haberlo leído en mi blog).

Por cierto, animo a ti y tus lectores a que pasen por mi blog para votar lo mejor y peor del 2007 en cines. Toda la explicación de como va nada más entren en la columna de la derecha.

Pliskeen dijo...

Si no fuera por algunos retrasos, hubieran sido unas navidades mas interesante.

Nos queda "American Gangster", a ver si da la talla :)

Saludos ;)

Charlton Heston dijo...

Que decepción la peli de Smith. Mucho muchísimo mejor la versión de Heston, a pesar de la caspa.

Pliskeen dijo...

Bienvenido Charlton Heston ;)

Esa caspa que mencionas tiene su encanto xD

La versión de Smith pretendía ser mucho más seria que la de Heston, pero todo ello se desajusta por un tramo final muy mal enfocado. Seguir la línea inicial hubiera dejado una película redonda.

Saludos ;)

..:::BlogMix:::.. dijo...

Hola,yo y un grupo de compañeros de universidad somos los propietarios de un blog con diferentes secciones y nos gustaría que escribieras en una de ellas. No podemos pagarte, unicamente te ofrecemos publicidad. Sé que suena algo raro, pero me gustaría hablarlo contigo via messenger o correo para explicarte todo.
Un Saludo

Anónimo dijo...

We can offer you a free web hosting package packed with advanced features for hosting & building professional dynamic websites. We provide secure free web space with all the web hosting tools you could possibly ever need.

Our package includes:
- 250 MB of Disk Space, 100 GB Bandwidth
- Host your own domain (http://www.yourdomain.com)
- cPanel Powered Hosting (you will love it)
- Over 500 website templates ready to download
- Free POP3 Email Box with Webmail access
- FTP and Web based File Manager
- PHP, MySQL, Perl, CGI, Ruby.
- And many more..

Click here to visit us: http://tinyurl.com/2qsylt