miércoles, 30 de enero de 2008

"La invasión de los ultracuerpos" (1978) - Phillip Kauffman

La primera y única incursión del director Philip Kauffman (Elegidos para la gloria) en el campo de la ciencia-ficción fue con este remake del clásico de Don SiegelLa invasión de los ladrones de cuerpos“.

Dejando a un lado el marcado carácter político de aquella, Kauffman aborda esta nueva versión con notable solvencia aportando leves cambios que ayudan a adaptar la historia a los tiempos que corrían.

Tras unos créditos iniciales que nos dejan entrever la procedencia de los invasores, el director nos presenta poco a poco los personajes y también nos informa de cómo empieza toda la invasión (los primeros planos a las plantas, los niños recogiendo las flores, etc)

La acción se situa en San Francisco, con Elizabeth (Brooke Adams) y Matthew (Donald Sutherland) como principales protagonistas. Es la primera la que empieza a percibir cambios en el comportamiento de su marido y la que recurre al segundo para que la ayude.
Pero no es su marido el único caso, sino que rápidamente otros ciudadanos empiezan a mostrar una actitud pasiva y fría antes sus semejantes. A medida que los casos van augmentando, Elizabeth y Matthew empiezan a sospechar que algo o alguien esta interfiriendo en la conducta de la gente, aunque desconocen el cómo y el porque.

A nuestros protagonistas se les une una pareja de amigos interpretados por Jeff Goldblum (aún no muy conocido por aquella época) y Veronica Carwright; y también un psiquiatra encarnado por Leonard Nimoy (el televisivo Spock de “Star Trek”). Juntos tratan de descubrir que está sucediendo y porque todos actuan de esa manera.


Alejándose del tópico de una invasión alienígena con platillos volantes, aquí se nos presenta la posibilidad de que los seres invasores se introduzcan en nuestro planeta mediante esporas que infectan nuestras plantas y las muta de tal forma que surja una nueva especie. Como si de un parásito se tratara, esta nueva planta ataca al ser humano copiando su ADN y fabricando una copia exacta, un clon, carente de cualquier tipo de emoción y que sustituye al “original”.


Poco a poco el número de plantas augmenta y el número de infectados es cada vez mayor. Si nada lo detiene, en muy poco tiempo -quizás en cuestión de semanas o meses- toda la población del planeta Tierra estará sometida al invasor. No quedará resto del ser humano, pues sus nuevos pobladores serán simples réplicas incapaces de tener ningún sentimiento.
A su modo de ver, es la mejor forma de crear una civilización igualitaria que pueda vivir en perfecta armonía sin que interfiera el odio, la envidia, la ambición u otras emociones que tan sólo aportan al hombre la desgracia y su propia autodestrucción.

De forma pausada Kauffman nos introduce en la trama y nos muestra como avanza la invasión y como los protagonistas, desesperados, tratan de buscar ayuda y evitar que la plaga se extienda.
El suspense es constante a lo largo del film, aunque en algunos momentos decae debido sobretodo al exceso de metraje (hora y media hubiera sido más que suficiente) y una cierta falta de ritmo. También la sucesión de acontecimientos es bastante esquemática y los personajes aparecen y reaparecen a veces sin demasiada justificación, lo que nos impide considerarla como una obra redonda.

No envano, la ambientación está lograda, con una fotografía apropiada que juega a menudo con las sombras, y una música tan o más estridente que los propios sonidos que emeten los alienígenas (que, a modo de curiosidad, resultan ser chillidos de cerdo)


Como remake queda por debajo de su antecesora, pero aun así consigue crear un climax de inquietud que le hace ganar puntos, un terror psicológico que se apodera del espectador y que concluye con un escalofriante final (lo mejor del film, sin duda) que ya ha pasado a los anales del género. Además cuenta con un reparto de lo más competente y unos efectos especiales modestos pero efectivos.

Por último, citar los cameos de Kevin McCarthy -protagonista de la versión anterior- como el hombre que se lanza sobre el coche de Matthew; el de Robert Duvall al inicio del film columpiándose en un parque (bastante innecesario, la verdad); y Don Siegel como taxista.


Valoración personal:

9 comentarios:

Jaime Lorite dijo...

Veo que ya ha empezado el ciclo.
Como ya le comenté, no he visto ni una de las cuatro películas realizadas, y lo cierto es que, así de primeras, este 'remake' de Philip Kaufman es el que más me llama la atención. De él he visto ya unas pocas películas, y "Elegidos para la gloria" es impresionante. Una americanada, con todo lo que ello conlleva para lo bueno y para lo malo. Muy increíble y grandilocuente, sí, pero tiene un puñado de momentazos y, en general, es emocionantísima. Me encantó.

¡Un saludo!

Sam_Loomis dijo...

Muy buen blog. El decepcionantemente soso y blando remake del 2007, "The Invasion" hace apreciar mucho más a sus antecesores (o al menos a este). Lo interesante de esta historia es que creo que se puede adaptar a muchos momentos en el tiempo agregándole un subtexto diferente.

¡Saludos!

Pliskeen dijo...

Jaime Lorite,
Poco he visto de la filmografía de Kauffman, pero recuerdo que "Elegidos para la gloria" me gustó. De hecho, merece un revisionado y como la tengo por ahí, no creo que tarde mucho en hacerlo (mi recuerdo de ella es muy vago)

Este remake no desmerece en absoluto, pero es bastante tramposillo. Y es que cuando un ser humano es infectado, su actitud cambia por completo y nos damos cuenta nosotros y los personajes. Pero Kauffman cambia el comportamiento de quien se le antoja simplemente para intentar "sorprendernos" y eso es hacer trampa y engañar al espectador (sí la algun día la ve, sabrá a lo que me refiero)

Yo me quedo con la original.

Sam_Loomis

Bienvenido mi humilde blog y muchas gracias por el cumplido. Me alegro que sea de tu gusto :)

Lo bueno de esta película es que es atemporal, mientras que la de Siegel venía marcada por la paranoia anticomunista y la última "The Invasion" es producto post-11S . Por lo que, como bien dices, se le puede añadir el contexto que convenga (precisamente lo que se ha hehco con el la de Kidman)

Saludos ;)

Selden dijo...

Hace muchos años que ví esta película pero recuerdo que me impactó mucho. Tal vez si la viera ahora me decepcionaría.
También tengo muy vago el recuerdo de "La invasión de los ladrones de cuerpos".Tendré que revisarlas un dia de éstos.
Saludos!

Pliskeen dijo...

No te digo que no selden. A mi me ha pasado un poco lo mismo.
Pese a que mi recuerdo era tb bastante vago y cabía la posibilidad de sorprenderme como la primera vez, debo admitir que me ha impactado mucho menos que en su momento.

En este blog voy a revisar muchos clásicos y a descubrir otros tantos, así que probablemente ahora pueda formarme una opinión mucho más clara de ellos que la que tenía en su momento (de crío casi todo te gusta xDD)

Saludos ;)

BUDOKAN dijo...

Qué interesante lo que nos cuentas de este film. Si bien no es un genio, este director me gusta mucho. Creo que sale dignamente airoso de esta excursión en la tierra de los muertos. Un placer leerte. Saludos!

Pliskeen dijo...

Siempre se mira con lupa la realización del remake de una buena película.
En este caso, el resultado es bastante digno, algo que no se puede decir de la última hornada de remakes.

Kauffman tiene títulos interesantes en su filmografía, pero aún me quedan algunas por ver.

Saludos ;)

Pablo dijo...

Muy buen remake de aquel clásico de ciencia-ficción del año 1956 y dirigido por el fenomenal Don Siegel. aquí en esta adaptación Philip Kaufman, nos vuelve a contar la historia, pero eso si, con algunas variaciones, y la verdad es que consigue hacer una buena obra, haciéndola incluso más original, y habiendo momentos en que olvidas que te encuentras ante una secuela (cosa que se da de tarde en muy tarde), porque ya con solamente oir la palabra remake, es que te pones a temblar. Y el caso es que empieza yo diria que algo sosa, y te dices que otra de lo mismo, pero a medida que avanza, la cosa cambia y te vas dando cuenta que estás ante una buena pieza. Muy buenas interpretaciones sobresaliendo el extraordinario (como siempre)Donald Sutherland. En fín, , una buena película, igual que la original, y que la verdad a mi me gustó mucho, si no la habeis visto, os la recomiendo, a pesar de ser un ¿remake?. Saludos!!!
http//:pablocine.blogia.com

Pliskeen dijo...

Lo primero: Bienvenido Pablo a mi humilde blog ;)

Lo segundo: Ciertamente, la palabra remake asusta y mucho, más teniendo en cuenta los precedentes (pasados y sobretodo, actuales). Pero esta es por suerte una de esas pocas y claras excepciones. Un buen trabajo tanto de Kauffman como del reparto y con un final espeluznante.

Saludos y gracias por dejar tu opinión ;)