jueves, 15 de mayo de 2008

"Indiana Jones y el templo maldito" (1984) - Steven Spielberg

Tras el enorme éxito de público y crítica que cosechó “En busca del arca perdida”, no es de extrañar que unos años más tarde surgiera su pertinente secuela. Para tales menesteres, Lucas y Spielberg volvieron a reunirse para trabajar en otra historia que llevara a nuestro simpático arqueólogo a asumir nuevos riesgos y vivir emocionantes aventuras en busca de otra preciada reliquia.
Por supuesto, Harrison Ford volvería a encarnar al Dr. Jones, aunque esta vez le secundarían en el viaje dos nuevos acompañantes.

Así, en 1984 se estrenaría la que sería la segunda parte de la saga y, a juicio de una inmensa mayoría (incluyendo a sus propios artífices), la más floja de todas las entregas, o dicho de otra manera, la menos buena. Claro que esto va a gustos y tengo constancia que para unos cuantos ésta es su preferida.
Lo que no se puede negar es que sí es la más oscura de todas, tanto por su temática como por su inusitado gore, más si la comparamos con la benevolencia de su predecesora, mucho más amable y familiar que ésta. Es más, tras esta película se creó la hoy habitual calificación PG-13 de la MPAA (no recomentada para menores de 13 años) para dar un mayor margen de edad entre los films para mayores de edad y para menores, dependiendo de su contenido violento y/o sexual.


Indiana Jones and the Temple of Doom” empieza en un local de Shangai llamado Obi Wan Club (una de las muchas referencias de Lucas hacia su saga galáctica), donde Indiana Jones se ve envuelto en una trifulca con unos clientes que no sólo no quieren pagarle sus servicios sino que además pretenden borrarlo del mapa.
Tras el inmenso alboroto montado, en el que los puñetazos se suceden uno tras otro y las balas sobrevuelan la cabeza de nuestro protagonista, Indy finalmente logra escapar con vida del lugar, arrastrando consigo a una hermosa cantante del local, Willie (Kate Capshaw), y dirigiéndose hacia el aeropuerto en un coche conducido por su pequeño amigo de 12 años, Tapón (Jonathan Ke Quan) -o Short Round en su versión original-.

Los tres emprenden su huída de Shangai con un avión del que acaban saltando al vacío debido a un “problema de pilotaje”, por así decirlo.
Con un bote salvavidas como improvisado paracaídas, los tres viajeros acaban en un pequeño poblado de la India donde son acogidos por los lugareños por un motivo en concreto. Dicho motivo es, como cabría esperar, recuperar una vieja reliquia. En este caso se trata de una piedra sagrada que protege a sus habitantes y que ha sido robada por una secta conocida como los Thuggies, los mismos que han raptado a todos los niños del poblado. Dos razones más que suficientes para que nuestro Indy se embarque en una nueva aventura.

Los Thuggies se ocultan tras las paredes del palacio de Sankat, lugar al que nuestros protagonistas se dirigirán en busca de la misteriora piedra y de los niños capturados. Allí deberán hacer frente a los numerosos peligros que les acarreará entrometerse en los asuntos de una secta un tanto particular.


Tal como he citado al inicio de la reseña, esta película es la más oscura de la trilogía original, lo cual no implica que esté exenta de humor, sino más bien todo lo contrario. Y es que para contrarestar es toque tenebroso que posee, se opta por explotar con -mayor o menor- acierto la vertiente cómica entre sus protagonistas.

Por un lado tenemos el personaje femenino de la historia, que ahora en vez de ser una mujer de armas tomar como lo fue Marion en la primera entrega, pasa a ser una ingenua y patosa estrella de la música que provocará más de un quebradero de cabeza a Indy. De esta forma, aprovechando sus meteduras de pata y sobretodo su más que evidente química con Indy, se resuelve la papeleta de otorgar al film un rol que funcione como contrapunto a la personalidad del héroe protagonista. Al fin y al cabo, la indefensa chica en apuros que de vez en cuando es de gran ayuda pero que en la mayoría de las ocasiones se convierte un estorbo, suele funcionar en toda película de aventuras que se precie. Si bien es preferible que no sea así siempre, ya que hay que reconocer que su personaje a veces puede resultar un poco irritante.

La otra vertiente cómica -sin contar la habitual desfachatez de Indy- la tenemos en Tapón, el joven compañero de aventuras que “adopta” Indy en esta entrega que, recordemos, acontece un año antes de lo sucedido en la primera, es decir, en 1935 (por aquello de no repetir con los nazis por villanos)
Aunque a menudo discutan (especialmente cuando juegan a cartas y los dos hacen trampas) este personaje se nos presenta como un fiel amigo de Indy, al que el joven tiene como un ejemplo a seguir. Son sus discusiones con el Dr. Jones -como así prefiere llamarlo él- y también sus momentos torpes donde radica la comicidad entre ambos y ese apreciable toque de humor que impregna toda la historia.

Estos dos personajes, que como ya digo, aportan la parte más humorísitca del film, pueden ser tanto un punto a favor como un punto en contra, todo dependiendo de cómo calen éstos en el espectador. En lo personal, Tapón siempre me resultó bastante cargante y lo ví más como un aspecto negativo dentro de la trama que no como algo positivo (elección innovadora pero quizás poco convincente, a mi gusto)

De todas formas, si hay algo de lo que peca esta nueva entrega es de su simpleza y vacuidad en lo referente al guión, considerándolo bastante menos trabajado que su precesora y sometido a los designios de un público deseoso de más acción y menos complejidad en la historia.
Tampoco es algo demasiado grave ya que al fin y al cabo, como película de aventuras, cumple a la perfección. De hecho, contiene una de las secuencias más trepidantes de toda la trilogía: la persecución en la mina a bordo de las carretillas. Espectacular, emocionante y memorable secuencia cuyo filmación se prolongó a lo largo de cuatro meses.

Destacar también la escena del puente, otra de las más destacables del film y de la saga. Es por ello que no se puede decir que ésta sea la menos disfrutable, sino más bien la menos redonda de las tres.

Aceptando su concepción como un punto de inflexión no ya del propio personaje sino de las carreras y vidas personales de ambos directores (Lucas afrontaba un divorcio y E.T. El Extraterrestre de Spielberg fue un tanto ninguneada en los Oscars), tenemos por delante un trepidante film de aventuras que acontece en un espacio reducido cargado de misticismo y tenebrosidad (para nada aspectos negativos), con unos malos muy malos y sanguinarios, con un Indy más socarrón que de costumbre y con unos acompañantes torpes y graciosos. Y no nos olvidemos tampoco de otros protagonistas de la cinta: los bichos, a cuál más repugnante y escurridizo.

Por tanto, pese a considerarla la más floja de las tres, el público siguió disfrutando con las aventuras y desventuras de Indiana Jones, y sus 23 millones de presupuesto se convirtieron en 180 millones de recaudación sólo en EE.UU., siendo el tercer film más taquillero de aquel 1984, por detrás de otros éxitos como Cazafantasmas y Superdetective en Hollywood.

Con semejantes resultados, ¿por qué no realizar un tercer capítulo?
Cinco años más tarde llegó la respuesta, volviendo el efectivo trío a deleitarnos con otra fantástica entrega titulada “Indiana Jones y la última cruzada” (con papá Jones incluido)


Valoración Personal:

19 comentarios:

Chacal_ dijo...

A esta película le tengo un cariño especial, ya que me llevó mi madre a verla al cine teniendo yo nueve años en una temporada en la que empalmé títulos míticos de aquella época como este, Los Cazafantasmas, El retorno del Jedi o Gremlins. Y yo personalmente lo que recuerdo es lo bien que me lo pasé, sin que su "violencia" (entre comillas) me traumatizara para nada (bueno, tampoco es que sea la persona más católica del mundo pero vamos, que tampoco fue por culpa de esta película)XDDD

Pliskeen dijo...

El gore y la violencia es bastante light, de ahí que finalmente y gracias a la presión de Spielberg y Lucas, se les concediera el "Para todos los públicos".

Desde pequeño que suelo ver todo tipo de películas, así que a mí tp me causó demasiado impacto cuando la ví (en mi caso, por tv). Pero supongo que no todos tienen la misma sensibilidad.

Saludos ;)

Fantomas dijo...

Tal como tu dices esta película es la más floja de las tres, sin embargo igual resulta entretenida.

nuevamente has hecho una completísima reseña, felicitaciones.

Saludos.

Pliskeen dijo...

Gracias fantomas :)
Esperemos que una vez llegue la cuarta, ésta siga siendo la más floja de todas. Eso querrá decir que estaremos ante una nueva y genial película de Indy. Aunque tengo el presentimiento de que le quitará ese puesto.

Saludos ;)

Chacal dijo...

Pues mira, es el mismo presentimiento que tengo yo. Porque con algunas críticas previas que comentan, pese a que esté todo lo bien que se pueda admitir, lo totalmente innecesario de la existencia del film.

Pliskeen dijo...

Nosotros la recibimos con los brazos abiertos, pero no hay duda de que es tan innecesaria como lo ha sido la cuarta de John McLane o de Rambo.

La diferencia está en que esta nueva entrega sí la esperábamos, pero en los 90 y no ahora. Y en el estado actual de Hollywood (incluyendo a un Spielberg bastante flojo) cualquier regreso provoca desconfianza.
No pongo en duda que sea una buena película, pero mucho me temo que no estará a la altura de la trilogía original. Ojalá me equivoque :)

De todas formas, siempre pueden culpar al público por sus altas expectativas, algo de lo que Lucas, antes de su estreno, ya se ha encargado de insinuar con algúna que otra declaración a los medios.

;)

Jorge - cinenovedades dijo...

Excelente reseña, Pliskeen.

Es como bien tu dices. No es que sea la mas floja de las tres entregas, es la menos buena en todo caso. Coincido contigo absolutamente.

También coincido en que el guión es bastante menos trabajado que en la original, pero como bien dijiste al ser un film de aventuras, se sobrelleva y de muy buena manera.

Saludos!

Alvalufer dijo...

te felicito por este especial que te estás currando,me encanta leerlo,es un disfrute!
Por cierto si quieres enlazo tu blog al mio y nos enlazamos mutuamente

www.cronicascineviperas.blogspot.com

J.A.P dijo...

Enhorabuena por este repaso a la saga.


Creo que la cuarta va a decepcionar, porque en este caso - por bien hecha que este y todo eso que antes de verla podemos intuir - la innecesariedad duele más. Ha pasado mucho tiempo y el mito cristalizó como debía. Sin embargo...esperaremos a ver, porque creo que faltaba una pieza para cerrar el ciclo, y fácil adivinar de qué se trata.

Recomiendo leer esto:

http://imgenesypalabras.blogspot.com/2008/05/frum-ii-el-alma-de-indiana-jones.html

Saludos.

Pliskeen dijo...

Muchas gracias alvalufer. Me alegro que te guste :D

Quedas enlazado en mi blog ;)

j.a.p., bien sea por las expectativas o porque esta -innecesaria- secuela llega con más de una década de retraso, creo que es posible que haya cierta decepción.
Personalmente, auguro que esta será la más floja de la saga, aunque espero equivocarme. Ni Spielbrg ni Lucas están en su mejor forma ni Hollywood en general es muy de fiar hoy en día.

Enseguida le echo un ojo al artículo que citas ;)

Saludos :)

Alex M. dijo...

Yo soy de los que piensan que The temple of Doom es la mejor de la trilogía. Creo que es la que cuenta con más aventura y comicidad. La trama es de una simplicidad tal como la 1ra y la 3ra,,,,,las películas de aventuras de estos tiempos tienen historias más "rebuscadas y complejas" (por así decirlo) que lo único que hacen es que sean más lentas y fallen en el ritmo.
Volviendo con Indiana,,,,,,pienso que The last crusade es la segunda mejor,,,,,y en último lugar the raiders of the lost ark.

Pliskeen dijo...

En general, el problema de las cintas de hoy en día es que están faltas del espíritu de aventura de Indy, y tan sólo pretenden acumular millones en taquilla. Tienen elementos básicos para triunfar pero se dejan el alma en el cajón.
La saga de Spielberg y Lucas sabe combinar arte y negocio sabiamente, de ahí su triunfo tanto para público como para crítica.

Saludos ;)

Cinéfilo7 dijo...

A ver cuando llega ya el jueves, y me la veo. Va a ser una de las pelis del verano. Sin duda.

Alejandro the Wyvern dijo...

esta pelicula es excelente

pero como se la mira como una trilogia
queda eclipsada por su antecesora y predesesora

ademas tiene dos cambios con respecto a las anteriores

1) no se busca una peliquia religiosa como el grial o el arca de la alianza

2) los enemigos no son los nazis

pero esta peli tomandola como una pelicula sola es muy buena y entretenida

la escena del puente es clasica pero a mi me gusta mas la escena en que comen helado de cerebro de mono

muy buen blog si tenes tiempo pasa por el mio

Pliskeen dijo...

cinefilo7, una de las pelis del verano..y del año! ;)
(aunque más que verano, primavera xD)

alejandro, las comparaciones son odiosas, pero tb inevitables. Como ya digo en la reseña, es la menos buena de las tres, pero sigue siendo una excelente cinta de aventuras como las otras dos :)

Yo me quedo con la escena de las vagonetas y aquella en la que están Indy y Tapón a punto de ser aplastados (o mejor dicho, atravesados por los pinchos) en la trampa del techo que desciende.

Saludos ;)

Rodi dijo...

Buena reseña, tu especial va viento en popa. "El templo maldito" es toda una gozada, una película de la que nunca me canso.

Saludos.

Pliskeen dijo...

Es dificil cansarse de ver estas películas. Son un gran divertimento de principio a fin.

Aún quedan unos cuantos post de este especial que espero que os gusten ;)

Saludos :)

Selden dijo...

A mí es la que menos me gusta de la trilogía, pero no es una mala película y de pequeña de impactó bastante, sobretodo la escena en que arrancan un corazón con la mano. El problema es que el personaje de Willie me resulta exasperante y me resulta muy cansina de ver.
Saludos!

Pliskeen dijo...

Como ya has podido leer, a mí me pasa lo mismo pero con Tapón, aunque de vez en cuando Willie tb me irrita.

Eso y el guión son los puntos flojos, pero sigue siendo una buena película de aventuras. Incluso al volver a verla, diría que me ha gustado más que la primera.

Saludos ;)