domingo, 13 de julio de 2008

"The Last Winter" (2006) - Larry Fessenden


Fechada en el 2006, esta co-producción entre Islandia y EE.UU. no ha llegado nunca a estrenarse en nuestras salas de cine, y ni tan siquiera ha llegado al mercado del dvd. Mejores y también peores películas que ésta han recibido el mismo trato por parte de nuestras distribuidoras, por lo que siempre es dificil comprender los motivos de estas ausencias en nuestra oferta cinematográfica.

Por suerte, existen otros medios para satisfacer nuestra curiosidad, si bien ésta luego puede no verse del todo compensada, como es el caso que me ocupa.

Un equipo de investigadores de North, una importante compañía petrolera, realiza un reconocimiento exhaustivo en una región del norte de Alaska para comprobar la viabilidad del terreno y así saber si se pueden llevar a cabo perforaciones con las que extraer importantes cantidades de petróleo. Entre ellos se encuentra un ecologista cuya forma de pensar choca bastante con la líder del grupo, preocupado este último en llevar a cabo su tarea sin intromisión alguna y en el plazo de tiempo estimado.
Pronto empiezan a ocurrir extraños acontecimientos que no sólo hacen peligrar la misión sino también la vida de todos los implicados en ella. Juntos deberán hacer un frente común, dejando de lado sus diferencias, y afrontando lo que se les echa encima. La muerte de un miembro del equipo será el desencadenante del perturbador ambiente que se está creando en el campamento.


Larry Fessenden escribe, dirige y produce este singular thriller de tintes terroríficos y de marcado carácter ecologista, manejando la historia de forma austera e intimista y alejándose así de los convencialismos del cine comercial yanqui (lo cuál no significa siempre que vaya a ser mejor). Si bien eso no evita que caiga a menudo en ciertos tópicos recurrentes del género, como por el ejemplo el personaje que interpreta Ron Perlman (estereotipado hasta la médula) o algunas escenas que juegan al desconcierto en base a algún que otro efectismo ya conocido.

Más allá de eso, Fessenden ofrece un film desconcertante tanto en su desarrollo como en su planteamiento, creando dudas al espectador que no terminan de recibir una explicación ni concreta ni lógica. A menudo, al vaivén entre la parte más científica y la parte más mística y sobrenatural del film produce una extraña sensación en el espectador que hace que éste no termine de adentrarse del todo en la historia.

Hay que reconocerle, eso sí, una dirección que viene marcada por la sobriedad y minimalismo, consiguiendo crear por momentos un ambiente claustrofóbico no ya por su porpicia localización (que nos recuerda sobremanera a la magistral “La Cosa” de John Carpenter) sino también por el tratamiento de sus personajes, que adquieren un estado de desquicio y de pérdida absoluta del control que se va acentuando a medida que avanza el metraje.


Desgraciadamente, existe un agudizado desequilibrio entre los acertados momentos de desasosiego y los puntos muertos que no van a ningún lugar. Eso hace que el resultado final sea un tanto aburrido y muy poco satisfactorio . La irregularidad de la cinta y algunos flecos del guión que quedan muy “en el aire”, hacen que la propuesta de Fessenden se quede entre lo interesante y lo decepcionante.

El mal que acecha a nuestros portagonistas no está bien definido, pero eso no lo convierte en algo negativo en sí mismo, sino precisamente el no aprovechar esa falta de explicación para llevar a buen puerto la historia. Todo desvaría hacia el tramo final, que además se resuelve con un plano bastante torpe que hubiera ganado mucho con una panorámica más esclarecedora (esto lo entendereis mejor si veis la película)

El director/guionista (que también tiene un pequeño papel en el film) acierta cuando se trata de crear suspense e inquietud, pero falla estrepitosamente cuando quiere desarrollar la parte más sobrenatural de la historia, no ya por sus pobres efectos especiales (perdonables en un film de innegable sello independiente), sino por la poca destreza en concretar la trama con algo más sólido, quedando todo en divagaciones místico-espirituales de clara denuncia social que no terminan de afectar nuestra, a veces, impenetrable conciencia.

Por tanto y en mi opinión, un film fallido que prometía más de lo que finalmente ofrece.


Valoración personal:

8 comentarios:

Fantomas dijo...

No conocia esta cinta, pero según lo que dices, pareciera ser que sólo se quedo en la premisa relativamente interesante.

Saludos y buena reseña como de costumbre.

Pliskeen dijo...

He leído críticas más positivas que la mía, pero sinceramente creo que la idea no se ha aprovechado bien.

Tiene cosas positivas pero insuficientes para considerarlo un buen film. Es una lástima, porque además de la interesante sinopsis, el reparto está bastante acertado.

Saludos ;)

Tobor dijo...

También desconocida para mi.

Quería hablarle del blog invasoresespaciales.com
por si se quiere pasar por allí y dejarnos su opinión.
Un saludo.

Pliskeen dijo...

Enseguida le echo un vistazo tobor ;)

Saludos :)

Jorge - cinenovedades dijo...

No conocía esta cinta, a decir verdad. Parte de una premisa muy interesante, pero por lo que comentas se queda a mitad de camino, y su resultado es regular al fin y al cabo. Al leer el argumento que posteas de la misma, también me hizo recordar a la cinta "The Thing" de Carpenter, por cierto que peliculón!
Excelente reseña, como siempre.
Saludos!

P.D.: Con respecto a lo de mi blog es seguro que lo reabriré quizas en 1 o 2 meses como máximo. Por ahora lo que necesito es un tiempo de descanso para recargar pilas, porque realmente lo necesito. Te agradezco enormemente tus palabras y te mando un gran saludo!

Pliskeen dijo...

Si he citado la cinta de Carpenter es precisamente porque este film nos puede recordar a aquella en ciertos aspectos, como su contexto, el lugar donde se emplaza la historia, el tipo de personajes y algunos elementos más. Pero la verdad es que más allá de eso las dos películas son bien distintas.

Creo que "The Last Winter" parte de una idea interesante pero demasiado imprecisa y cuyo guión parece que se va escribiendo a medida que se va avanzando en el film, sin tener muy claro que camino va a seguir o que nos quiere realmente contar (eso sí, el trasnfondo crítico se plasma correctamente)

Respecto a tu blog, entiendo perfectamenete que decidas tomarte un descanso, pues todos de vez en cuando lo necesitamos. Desconecta un tiempo y vuelve con las pilas bien cargadas ;)

David Dunn (J. Lorite) dijo...

Había oído hablar de ella, pero me sorprende que ni siquiera haya llegado al mercado del DVD.
Así, por lo general, la película parece interesante, pero si usted la pone así y, en la mayoría d ela socasiones, estos títulos le gustan más a usted que a mí... prefiero echarle un ojo a otras cosas que tengo pendientes, como por ejemplos las múltiples recomendaciones que usted me ha hecho (ayer, por ejemplo, estuve en un cine de Madrid viendo "Antes que el diablo..." y me pareció demencial en el buen sentido de la palabra, así que pronto colgaré la reseña).
Por cierto, una pena que Ron Perlman no salga de subproductos como éste más que para hacer "Hellboy". No sé si es muy buen actor, porque siempre sale con cientos de miles de capas de maquillaje en su cara, pero me cae bien. ¡Tiene que ser una putada afrontar películas así!

¡Un saludo!

Pliskeen dijo...

Imaginé que el film de Lumet le gustaria. Es de lo mejor que he visto este año. Peliculón.

Sobre la cinta que nos ocupa, tiene razón que a mi suelen gustarme más que a usted, así que no se pierde nada si no la ve, creo yo.

Ron Perlman me parece un actor con carisma, pero como bien indica, parece que no puede salir de los productos de segunda. Su único éxito (relativo) como protagonista absoluto es Hellboy, y el pobre lleva tanto maquillaje encima que sigue siendo un desconocido para el gran público (como mucho, es el típico actor que a la gente le suena pero no recuerdan su nombre)

Saludos ;)