domingo, 24 de agosto de 2008

"El planeta del tesoro" (2002) - John Musker & Ron Clements


Walt Disney Pictures estrenó en el 2002 una de sus últimas películas de animación 2D bajo el título de “Treasure Planet”, basada libremente en la novela “La isla del tesoro” de Robert Louis Stevenson. Siguiendo el esquema básico de la obra del autor, la historia se modifica para convertirse en un film de ciencia-ficción y aventuras dónde los navíos navegan por el espacio, la luna es un puerto (espacial) y los piratas son extraños y temibles seres de otros planetas.

La película, pese a ser uno de los films más disfrutables y entretenidos de la compañía del ratón tras la arrolladora aparición del 3D, no cuajó entre el público y hoy día es una de las injustas olvidadas. Y eso teniendo en cuenta que sus directores fueron responsables de la revitalización de la compañía a finales de los ochenta con dos estandartes como son “La sirenita” y “Aladdin”, aunque ya habían sufrido con anterioridad cierto menosprecio co-dirigiendo la simpática “Basil, el ratón superdetective”.

Nuestro protagonista es Jim Hawkins, un joven apasionado y rebelde al que un día le cae en sus manos el mapa del tesoro del Capitán Flint, un famoso y temido pirata que con sus saqueos llegó a conseguir un cuantioso botín procedente de los lugares más recónditos de la galaxia. Tal era su magnitud, que fue nombrado “el botín de los mil mundos”.
Sin dudarlo ni un momento y con la financiación y compañía de su amigo el Doctor Doppler, Jim se embarca en un espectacular galeón -con toda una tripulación- para ir en busca del preciado tesoro. La capitana lo deja a cargo del cocinero del barco, Long John Silver, un tipo mitad hombre, mitad máquina (un cyborg, vaya) que le adiestra para ser un buen marinero espacial. Entre ambos se creará un vínculo especial (maestro-discípulo / padre-hijo) que se pondrá a prueba durante del viaje cuando Jim descubra un oscuro secreto que oculta Silver.


Una de los mayores logros del film es, sin duda, su original e imaginativo diseño de personajes, destacando sobretodo al cyborg Long John Silver, a su juguetón amigo Morphi (nombre que le viene dado por su habilidad para transformarse en cualquier objeto o persona), al desmemoriado robot B.E.N. (Bio Electro Navegador) y al resto de estrafalarios tripulantes del navío.
También resulta interesante el diseño de las diferentes -aunque pocas- naves que aparecen a largo del film, tanto por su estética como por su funcionamiento, así como las localizaciones y paisajes. Por no hablar del particular aparato que el Capitán Flint utilizaba para ir de un lado a otro de la galaxia (¿inspirándose en Stargate, quizás?)

En la película prima básicamente la aventura y la relación paterno-filial entre Jim y Silver, por lo que el resto de personajes quedan en un muy segundo plano, siendo éste quizás uno de los puntos flojos más significativos de la apuesta de Disney. Personajes como el de la capitana del barco, su segundo de abordo, uno de los villanos arácnidos o incluso la madre del muchacho, quedan un tanto desaprovechados en beneficio de los dos anteriormente citados.
También el ajustado metraje impide desarrollar algunas partes de la trama, como la relación de Jim con su verdadero padre (contada apresuradamente mediante flashbacks) o el viaje en sí mismo, que se pasa muy rápido.

De todas maneras, esos pequeños detalles no impiden que uno disfrute cada minuto de la película con sus simpáticos personajes y su fantástico espíritu aventurero, destacando muy especialmente el trepidante tramo final.

La animación es notable, aunque de vez en cuando el empleo del ordenador se nota en exceso y eso le quita cierto encanto al uso de las dos dimensiones.
Como película en sí misma recuerda más al “Titan A.E.” de Don Bluth y Gary Goldman que a un producto de la Disney, lo cuál en este caso, beneficia notablemente el tratamiento de la historia. Aunque siempre es de rigor inculcar cierta moralina (para nada molesta, a mi gusto) para los más peques de la casa.

En definitiva, una película que mereció un mayor reconocimiento en su momento (y también ahora), pues se trata de una entretenida y agradable película de aventuras para todos los públicos que, con un metraje más extenso, bien podría haber sido llevada a cabo en acción real (potencial lo tiene de sobras)
Merece ser redescubierta.


Valoración personal:

10 comentarios:

David Dunn (J. Lorite) dijo...

Completamente de acuerdo: uno de los productos más infravalorados de Disney.
La vi hace unos años y recuerdo que me gustó bastante más, por ejemplo, que "Dinosaurio" o "Atlantis", que tuvieron mucho bombo en su día.
Como curiosidad, en la adaptación de "La isla del tesoro" también trabajaron Ted Elliott y Terry Rossio, los guionistas de "Piratas del Caribe" que, precisamente, aparecería un año después.
A ver si la reviso de nuevo, que me ha vuelto a entrar el gusanillo :)

¡Un saludo!

Pliskeen dijo...

Ésta, junto a "El emperador y sus locuras", creo que son dos de los últimos mejores trabajos de Disney en el campo del 2D.

Curioso el dato de los guionistas. No lo conocía.

Saludos ;)

Álvaro dijo...

vaya ni recordaba esta peli pero según la pintas dan ganas de verla.De las últimas de disney en 2d no me gusta casi ni una,salvo Tarzán

Pliskeen dijo...

Tarzán es una de las que aún no he visto de la última etapa 2D de Disney. Procuraré hacerme con ella.

"El planeta del tesoro" es muy entretenida y tiene algo especial que la distancia del resto de producciones de la compañía del ratón Mickey

Saludos ;)

Igor Von Slaughterstein dijo...

Y a mi que me encanta "Basil, el ratón superfetective"!! :) Solo por eso buscaré esta peli, porque es cierto que esta muy olvidada, y yo de hecho ni me enteré de su existencia más que de forma muy vaga.

Excelente reseña.

Saludos!!

Pliskeen dijo...

Creo que "Basil, el ratón superfetective" capta perfectamente el espíritu de las novelas detectivescas de Doyle y su Holmes.

Un film tan sencillo como agradable. Lo único a lamentar era su escasa duración.

"El planeta del tesoro" no merece tp caer en el olvido.

Saludos ;)

Fantomas dijo...

De la Disney solo recuerdo sus películas clásicas (de hecho ni siquiera me acordaba de la existencia de la cinta que comentas). Un día de estos tendré que echarle un vistazo.

Saludos!!

Pliskeen dijo...

Pues si se lo echas me comentas que te pareció ;)

De los films clásicos de Dsney, siempre hans id mis preferidos "Alicia en el país de las maravillas", "Aladdin" y "Merlín el encantador".

Saludos ;)

Selden dijo...

No he visto esta película, casi ni conocia su existencia.
"Basil,el ratón superdetective" siempre ha sido de mis favoritas de Disney, me encanta.
Junto a ella, pues "101 Dálmatas","Los Aristogatos" y la "Dama y el Vagabundo" sin lugar a dudas.
Saludos!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Lástima que "Basil, el ratón superdetective" sea una de las más olvidadas por el público.

"Los Aristogatos" tb era de las que más me gustaban de pequeño :)

Saludos ;)