sábado, 30 de agosto de 2008

"Hellboy II: El ejército dorado" (2008) - Guillermo Del Toro


Pese a que la mayoría de los títulos de su filmografía me parezcan simplemente correctos (eso incluye la sobrevalorada “El laberinto del Fauno”) y posea algún que otro bodrio -Mimic-, no puedo negar que Guillermo Del Toro es uno de los directores más interesantes y productivos de la última década. Tiene un sello personal muy particular que encandila a los fans del fantástico, y por lo general sus historias siempre tienen algún aliciente que las hace atractivas (tanto la idea base de los guiones como lo meramente visual)
Tras apuntarse a la moda de las adaptaciones de cómics con la secuela de la estupenda “Blade” (la que propició, en cierto modo, esta dichosa moda), Del Toro se atrevió, en el 2004, a trasladar al cine la obra más conocida del escritor y dibujante de cómics Mike Mignola: Hellboy. El resultado, pese a ser bastante decente y simpático, no consiguió arrasar en cines, aunque logró salvarse del fracaso gracias a que su presupuesto fuera también ajustado (60 millones de dólares)

Hoy, cuatro años más, nos trae la secuela de las aventuras de Rojo (Hellboy), uno de los héroes/antihéroes más sugerentes que han saltado de la viñeta al fotograma, gracias no sólo al buen hacer de Del Toro sino también al rebosante carisma de su actor principal, Ron Perlman.


Hace miles de años y tras unas encarnizadas batallas, se selló un pacto entre humanos y habitantes del mundo fantástico que condenó a los segundos a vivir a la sombra de los primeros. En la actualidad, el Príncipe Nuada (Luke Goss), hijo del rey del mundo fantástico, decide romper ese pacto con tal de liberar a su estirpe y terminar con el codicioso y destructivo reinado humano.
Para llevar a cabo su venganza, el Príncipe tiene la intención de despertar el viejo ejército del reino –el ejército dorado que da título al film- para así someter con facilidad a la raza humana. Por supuesto, el único que podrá detener su diabólico plan será Hellboy y sus amigos, el equipo perteneciente a la Agencia de Investigación y Defensa Paranormal.

La suerte está echada y sólo el que luche mejor vencerá.



Lo más sorprendente y abrumador de esta segunda entrega es, sin lugar a dudas, la plasmación de ese mundo fantástico y de sus seres. Un derroche de imaginación visual que empieza desde unos cuidadísimos títulos de crédito, sigue con una ambientación realmente conseguida y fascinante, y termina con un clímax final épico digno de ser envidiado por otras producciones de corte fantástico de mayores pretensiones.
En ese aspecto, el salto cualitativo entre ésta y su predecesora es cuantioso, y eso que a parte de su poderío imaginativo, la película tan sólo ha contado con 25 millones más de presupuesto respecto a su primera parte. Así que podemos decir que el director sabe administrar cada dólar y cada centavo para conseguir unos vistosos y efectivos efectos especiales, tanto los digitales como los artesanales, estos últimos tan preciados y entrañables para un servidor que me daba la sensación de estar asistiendo a una producción ochentera al estilo “Dentro del laberinto” o “La historia interminable”.

Sin embargo, y aquí viene la otra cara de la moneda, ese ambiente tan deudor de una obra de Tolkien (por citar un ejemplo conocido y porque de la mano de Del Toro nos llegará "El Hobbit") choca un poco con el “Hellboy” del 2004. Se percibe una cierta rotura en la unidad de la saga, no sólo ya por la introducción de ese preciosista y a ratos decadente mundo fantástico, sino también por la impresión –y esto es una apreciación muy personal- de haber cedido a los cánones habituales del blockbuster yanqui.
Por supuesto, esto no es algo molesto ni tampoco impide dejarse maravillar por el sentido del espectáculo propio de cualquier película comercial comiquera, pero la impronta de Del Toro trasciende más por lo visual que por la historia en sí misma. Asistimos a una montaña rusa que cada vez va a más, maravillando y entreteniendo a un ritmo a veces estupendo, pero con un guión que va bajando el nivel a cuentagotas y que se antoja demasiado predecible.

La evolución del algún personaje es notoria, incluso afecta sobremanera a la actuación de su actriz. Me refiero obviamente a Selma Blair y su Liz Sherman, aquí mucho más espabilada y participativa y con un trabajo de la actriz bastante más convincente (para mí Blair fue lo peor de la primera entrega, con diferencia)

Por el contrario, Rojo se ha infantilizado y autoparodiado un poquito, aunque nunca llega al ridículo gracias al propio Perlman (la escena del “Can't smile without you” es simpática, pero no negaremos que está un poco fuera de lugar).

La inclusión del personaje de Johaan Krauss es todo un acierto (no así el doblaje en España de Santiago Segura, que de nuevo tiene un cameo al principio del film) al aportar savia nueva al grupo de héroes tanto por sus características “físicas” y su estética steampunk como por su personalidad. Y el villano tiene un tratamiento muy adecuado, ya que pese a sus más que reprochables métodos e intenciones, su causa no deja de parecerme justa (la humanidad somos el cáncer de la Tierra, para qué negarlo)


El diseño del bestiario que se deja ver a lo largo del metraje es estupendo, desde las devoradoras hadas hasta el gigantesco monstruo-planta. El ejército dorado impresiona tanto por su acabado técnico como por el estudiado funcionamiento de cada una de sus partes; el trabajo de fotografía es impecable y la coreografía en las peleas es una de las más conseguidas que se ha visto últimamente en pantalla, destacando por encima de todas la pelea final entre Rojo y el Príncipe Nuada.

El guiño a “La novia de Frankenstein” ayuda a conocer mejor los intereses y referentes cinematográficos de Del Toro y también a pensar en esa futura pero incierta adaptación que el director mexicano pretende llevar a cabo de la obra de Mary Shelley. Por contra, algunas secuencias, como la del paseo por las instalaciones de la Agencia, que recuerda y mucho a “Men In Black”, le restan algo de originalidad a la propuesta.

Con sus más y sus menos, “Hellboy 2: The Golden Army” es un estimulante, divertido y sumamente disfrutable entretenimiento veraniego que de seguro gustará -en mayor o menor medida- a los fans de la primera entrega, y que bien merece desde ya, una continuación que cierre la trilogía. Aunque con la ocupada agenda de su director, mucho me temo que tardaremos otros cuatro años en ver una secuela.


Valoración personal:

15 comentarios:

Chacal dijo...

Coincido contigo mayormente, si bien mi valoración no fue tan entusiasta, aunque soy el primero en defender una nueva película aunque de ser asi tardaremos unos cuantos años en verla.

Pliskeen dijo...

Al principio mis expectativas eran altas, pero leídas luego algunas críticas, fueron bajando.
Pero al final salí bastante satisfecho del cine.

El Hobbit le va a quitar mucho a tiempo a Del Toro. Lástima, porque además de una tercera entrega de esta saga, tiene otros proyectos en mente bastante atractivos.

Saludos ;)

Damián de Haedo dijo...

Tengo que verla. En Argentina se estrena dentro de poco. Creo que Del Toro demuestra una imaginación visual impactante. El Fauno a mí me gustó mucho. Mas allá de sus imperfecciones, este director está bastante por encima de la media habitual.

Pliskeen dijo...

Comparto por completo que Del Toro tiene una imaginación visual impactante y desbordante, aunque a veces me da la sensación que se queda simplemente en eso, y sus historias no terminan de cautivarme (es el caso de la Fauno, bastante correcta a mi gusto pero no más)

Pero como ya digo, es uno de los directores más interesantes del panorama actual y ciertamente, superior a la media.

Ya me contarás que te pareció Hellboy II ;)

Saludos :)

Igor Von Slaughterstein dijo...

¿Que a Johan lo dobla Santiago Segura? Horror!!! Menos mal que vi esta peli en V.O., porque vaya desastre debe de ser eso.

Coinicido en mucho con tu valoración, pero yo opino que aunque esta historia es superior y tecnicamente más perfecta que la primera, me tengo que quedar con esta porque me resultó algo menos infantil y chistosa. No obstante, "El Ejercito Dorado" tiene momentos impresionantes que superan en mucho a la primera parte.

Y en cuanto a la conversación sobre Del Toro, a mi si me parece un director excelente, pero al que le pierde la enorme cantidad de proyectos en que esta metido y que al final a ver cual acabara concretando. Me encantaría ver sus anunciadas versiones de "Frankenstein", "Tarzan", "Las Montañas de la Locura" Lovecraftianas o la adaptación del comic "Deadman".... ¡pero ahora se va a tirar cuatro años rodando "El Hobbit 1 y 2"! Que seguro que estara bien, pero en la lista previa de próximas pelis de Del Toro la pondría la última. Casi parece que tenga tantos proyectos que no sabe ni para donde tirar.

En fin, seguiremos atentos a su carrera porque, como digo, me encanta, pero a ver por donde nos sale tras "El Hobbit".

Saludos!!

Pliskeen dijo...

Precisamente lo más criticable de esta secuela es lo que señalas: su infantilismo y quizás el abuso de chistes.

Tb coincido con lo de los próximos proyectos de Del Toro.
El primero que yo desearía ver es el de "Las Montañas de la Locura" y probablemente tb el de "Frankenstein", que salvo las primerizas versiones de la Hammer y la Universal, no se ha vuelto a hacer nada decente con este personaje (recuerdo la versión de Kenneth Branagh y me entran los sudores fríos...)

El Hobitt ni me va ni me viene, pero ya que está en camino, pues mejor que sea él quien se haga cargo. Lo malo es precisamente que lo tenga tan ocupado y estos citados proyectos vayan a tardar tanto en llegar (tercera parte de Hellboy incluida)

Saludos ;)

BUDOKAN dijo...

Como me ha motivado esta reseña. Tengo ganas de subirme a la locura de Hell boy! Saludos!

Pliskeen dijo...

Me alegra haber suscitado tu interés budokan. Espero que la película te guste tanto o más que a mí ;)

Saludos :)

Miguel Angel dijo...

No comparto mucho tu crítica Pliskeen, a mí la película me pareció aburridísima, es cierto que que el diseño, los personajes, bla, bla,bla, pero la película no tiene alma, tiene mucha presentacion y mucha calidad pero muy poco contenido, quizá mi opinión pudo haber sido otra pero no puedo olvidar el sopor que me invadió y que a punto estuve de quedarme dormido, la primera parte me pareció mucho mejor, en esta, hasta las escenas de acción me parecieron muy flojas, los personajes no tienen personalidad y solo aparecen por aparecer, el personaje de roca es bueno, pero ¿que hace??, nada. La criatura que interrumpe en la subasta, muy bien lograda pero NO HACE NADA, las criaturas devoradoras, devoran solo a quien el director se le antoja, el tumor dice: "soy un tumor" ¿y luego?, nada, después hay una batalla que promete, pero NADA, una criatura enorme es masacrada ¿y luego? NADA, ok, reverdece ¿y eso que? muchos seres totalmente desaprovechados, el guión es facilón y el final es totalmente predecible desde la mitad de la película (y mira que yo soy muy malo para predecir finales, siempre me pillan por sorpresa), al final me dió la impresión de haber salido tal y como entré, sin haber visto NADA lamentando profundamente no haberme metido a la sala contigua para ver Kung fu Panda.

Pliskeen dijo...

Bueno, yo diría más bien que no compartes casi nada jaajajajaj

No importa, para gustos colores ;)

Esta claro que las criaturas devoradoras no se van a cargar a los protas a los cinco minutos de película. No creo que eso sea un fallo xD

Comparto eso sí, que el guión es facilón y predecible (aunue eso podría decírse de cualquier blockbuster xD)

Saludos ;)

Fantomas dijo...

En Hellboy 2 es absolutamente reconocible el sello personal de Guillermo Del Toro. El director conjuga de buena manera escenas de acción con momentos cómicos dados en gran parte por la particular personalidad del protagonista. Por lo menos en lo que a mi respecta, quede totalmente conforme con esta secuela, a la espera de que el director se decida a filmar una tercera parte.

Saludos!

Rodi dijo...

Personalmente no me gusto demasiado, me esperaba más de Del Toro (aunque tampoco soy fan suyo) y el guión me pareció algo flojo.

No creo que Del Toro se haya dejado arrastrar por Tolkien ni haya cedido a intereses comerciales, porque me parece que todo ese mundo fantástico que ha creado va un poco a contracorriente de lo que nos suele ofrecer Hollywood en sus blockbusters. Y es precisamente ese apabullante mundo fantástico, el punto fuerte de la película.

En resumidas cuentas, una correcta película sin más.

Saludos.

Pliskeen dijo...

fantomas,

Sin duda, el sello de Del Toro en esta secuela es indiscutible.
La tercera entrega puede tardar perfectamente 4 años más. Habrá que ser pacientes.

rodi,

La comparación con Tolkien es más por la representación de ese mundo fantástico y su historia, que aquí se palpa en cada fotograma.
Yo creo que sí se ha dejado arrastrar por la comercialidad y ha descuidado un poco el guión en beneficio del puro espetáculo, a la inversa de lo que hizo con la priemra película.
Lo que le diferencia de otros blockbusters es su temática y el tener un superhéroe tan distinto a los demás. Aún así, tb creo que supera con creces blockbusters con mayores pretensiones que las suyas y que al final terminan siendo tremendas decepciones.

Saludos ;)

Hans_Rules dijo...

No estoy en absoluto de acuerdo con que el hombre sea el cáncer de la tierra. Pero supongo que no es eso de lo que hemos venido a hablar, sino de cine.
A mí Hellboy 2 no me gustó nada. Lo que menos, de hecho, fue el poquísimo carisma del protagonista. Podrían haber aprovechado para hacer un personaje divertido (los ingredientes los tenían y solo hacía falta sofreirlos con tiento) pero en su lugar, Hellboy se muestra como un gafapasta y un tarugo.
También me gusta mucho el nuevo personaje, aunque yo no tengo nada que reprochar al doblaje de Santiago Segura.
En general me parece una película "ostentoria" (como decía Gil) protagonizada por un patán que no es lo suficientemente patán como para caerme bien, un pescado neurótico, y una tipa pavisosa y amargada. Es Sauron contra Los Refrescos.
Un abrazo.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Bueno, hay que mirarlo fríamente. La humanidad ha hecho mucho daño al planeta Tierra durante décadas (más o menos, diría que a partir de la revolución industrial) y eso no podemos negarlo, pues es ahora cuando padecemos las consecuencias. Hemos destrozado un bonito planeta, transformándolo/destruyéndolo a nuestor antojo.

En cuanto a la opinión que te merece Ron Perlman/Hellboy, discrepo por completo, pues a mí me parece que robosa carisma.

De todas formas, gracias por dejar tu opinión, que me parece tan respetable como cualquier otra. Quizás en otra ocasión sí coincidamos ;)

Saludos :)