jueves, 11 de septiembre de 2008

"Cronos" (1993) - Guillermo Del Toro


Empezó como encargado de efectos especiales en la serie “La hora marcada” (un Twilight Zone a la mexicana) dirigiendo incluso algunos de sus capítulos. Prosiguió realizando cortometrajes hasta finales de los ochenta, cuando se estrenó como director de largometrajes para televisión. Y no fue hasta 1993 que Guillermo Del Toro, ahora reconocido mundialmente tras su exitosa “El laberinto del Fauno”, debutó en la gran pantalla con una extraña película, “Cronos”.


En el siglo XVI, un habilidoso alquimista creó un artefacto –Cronos- en cuyo interior se encontraba un insecto bebedor de sangre capaz de otorgar la vida eterna a aquél que lo poseyera. Con el paso de los años y tras la muerte del alquimista, dicho artefacto se perdió y entró a formar parte del mundo de los mitos.

En la actualidad, un viejo moribundo y su incrédulo sobrino andan tras el citado Cronos para que éste cure su enfermedad y le dé la vida eterna. Su búsqueda les lleva hasta la tienda de un viejo anticuario, Jesús Gris, quién una vez ha entra en contacto con el poderoso objeto no estará dispuesto a deshacerse de él.

Poco a poco, Gris sucumbe ante Cronos. Su rejuvenecimiento le costará un precio muy alto y tendrá que decidir si realmente está dispuesto a pagarlo.


En esta primeriza cinta, ya se notan algunas de las constantes que identificarán el cine de Del Toro, como son la presencia de insectos o los elementos fantásticos permanentes en sus historias.
Gracias a la fotografía de Guillermo Navarro, la cinta obtiene un aspecto sombrío y opresivo, algo que utiliza el director para acrecentar la tragedia de nuestro protagonista.

El primer contacto de Jesús con Cronos es accidental, pero a partir de ese momento algo le ata a ese misterioso objeto. Poco a poco nuestro protagonista va sucumbiendo al poder absorbente de Cronos. Pero el regalo que éste le ofrece tiene un precio, y para ganarse la vida eterna, Jesús tiene que alimentarse de sangre. Primero lo hace de forma instintiva, pero pronto se da cuenta que esa sed no va a terminar nunca y que deberá saciarse día tras día si quiere seguir rejuveneciendo como hasta ahora.
Los espectadores de esta rápida transformación son el viejo moribundo De La Guardia y su sobrino Ángel, (deseosos de poseer el mágico objeto) y la nieta de Jesús, que preocupada por su abuelo, decide esconder el “objeto de su mal”.


Del Toro ofrece una especie de revisión del mito vampírico manteniendo algunas de las señas de identidad de éste, como el temor a la luz o la muerte por estaca (o cualquier otro objeto punzante clavado en el corazón) Pero pese a esa terrorífica condición, el mexicano nos presenta a su personaje como una víctima. Una persona normal y corriente que termina sometida a un endiablado instrumento que le está transformando en un monstruo, aunque eso no se aprecie en el exterior (su apariencia es tan apacible como siempre, aunque ahora es más joven)

El siempre impecable Federico Luppi lleva sobre sus hombros el peso de toda la película, y no hay duda que consigue captar la esencia del personaje escrito por Del Toro. En esta trágica historia le acompaña también alguien que con el tiempo se convertirá en actor fetiche del director. Ese no es otro que Ron Perlman, que hace de su personaje tanto un tipo amenazador cuando va a la caza de Cronos, como débil cuando debe soportar la crueldad de su tío, plasmada ésta en constantes gritos y golpes.

Quizás el mayor problema de la cinta radique en una dirección excesivamente pausada, pues llega un momento en que el ritmo se resiente un poco y se hace un tanto tediosa. Tampoco el carácter de la historia está bien definido, ya que ese toque trágico y decante que el mexicano le quiere otorgar a la historia se pierde en algunos momentos debido al inapropiado uso de un humor un tanto desvirtuador, que aunque no molesta e incluso puede resultar simpático (o agradecido, según el espectador), parece que no termina de encajar con el relato que se nos está contando.
A pesar de estos defectos, perdonables en una ópera primera de estas características, la historia queda solventada por una notable puesta en escena y un actor entregado a la causa, aunque el resto de personajes no estén completamente definidos.

Por tanto, estamos ante un curioso y sugestivo debut que se sigue con cierto interés, aunque no termina de impactar ni emocionar al espectador como su director realmente pretende. Hay cierta frialdad en el relato y en el tratamiento de los personajes. Por ello, aunque la historia sea buena, el resultado, si bien correctísimo, tampoco deslumbra, aunque parece que hay cierta tendencia a ensalzar ésta ópera prima por la fama y el prestigio del que goza ahora su autor, si bien debo añadir que en su momento también se llevó unos cuantos premios (entre ellos, el de Mejor Guión en el Festival de Sitges)


Valoración personal:

14 comentarios:

Sam_Loomis dijo...

Tienes razón, tal vez se hable mejor ahora sobre "Cronos" ya que Del Tor se ha convertido en un cineasta famoso. Pero vamos, también fue bastante bien reconocida en su momento, yo recuerdo haberla visto a una temprana edad y realmente me impacto. Después de verla muchos años después, no me pareció tan "impactante" pero, la considere una historia muy interesante y bien contada. Muy buen debut para Del Toro.

¡Muchos saludos!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Ciertamente y como ya comento en la crítica, se llevó numerosos premios.

Me parece un debut muy interesante y de resultados muy correctos. Pero considero que Del Toro falla en la parte dramática, y eso es algo que aún no he visto que haya sabido solucionar en sus posteriores películaa; pues como ya comente una vez, "El laberinto del Fauno" me dejó un tanto frío por ese mismo motivo.

Saludos ;)

Jorge - cinenovedades dijo...

A decir verdad, la única cinta de Guillermo del Toro que vi hasta el momento fue "Hellboy", así que imaginate que me faltan unas cuantas, incluyendo "Cronos", la cual por cierto luce bastante interesante, aunque con un guión sumamente raro, por cierto. Haces bien en destacar a Federico Luppi, un actor siempre muy solvente.
Impecable reseña, Saludos!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Yo he visto toda su filmografía y relamente sólo me gustan las dos entregas de Hellboy, lo demás para mí se queda en interesante o simplemente mediocre.

Luppi es un gran punto a favor en esta opera prima. Contar con un actor de su talla hace ganar enteros a la película, y no todos los debuts tienen ese ventaja a su disposición.

La base de la historia me parece mejor que la propia película. Se le podía haber sacado más jugo, pienso yo.

Saludos ;)

Anónimo dijo...

Hola
he leido tu blog, y me ha parecido muy interesante
sigue asi, a ver si puedes ganar el premio
un saludo.
http://www.fabadablog.blogspot.com

Fantomas dijo...

La actuación de Luppi es fantástica. Esta cinta no es la mejor de Del Toro (cuando la ví quedé con la sensación de que algo me faltó), comienza bien pero de a poco siento que se empieza a diluir un poco la historia, pero de todas maneras es una variante interesante del mito vampírico.

Muchos Saludos!

David Dunn (J. Lorite) dijo...

Me gusta mucho el trabajo de Guillermo del Toro -o sus últimos trabajos-, y, sin embargo, no he llegado a ver "Cronos", de la cual tengo entendido que es un tanto caótica. Trataré de verla.
De todos modos, con lo que usted menciona sobre el argumento, creo haber visto alguna parte de la película en televisión. Todo lo de la tienda, unido al protagonismo de Federico Luppi, me es bastante familiar. ¡Tendré que refrescar mi memoria con otro visionado, pues ahora mismo lo tengo casi como en una nebulosa! :)

¡Un saludo!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Gracias anónimo :D
Dudo que tenga posibilidades de ganar, pero aún así agradezco mucho tu apoyo.
Si el concurso sirve para descubrir mi humilde blog a otros internautas, yo ya estaré más que satisfecho.

fantomas,

Sin duda el punto de partida de la historia es lo mejor. Esa revisión del mito vampírico es original y muy interesante, pero creo que la película no aprovecha todas las posibilidades que ofrece dicha historia.

jaime,

No sabría decirle si caótica es el adjetivo adecuado. Diría que más bien la narración se torna un tanto espesa, y aunque tiene momentos bastante impactantes, no consigue cautivar del todo. Y ese creo que es un aspecto que suele flojear en las historias de Guillermo. La parte dramática de sus relatos a mi nunca me cautiva, pero en cambio su cine más comercial si me parece bastante disfrutable (aunque Blade II falla a ratos)

Le aconsejo que la vea y juzque usted mismo. Puede que le acabe gustando más que a mí.

Saludos ;)

Igor Von Slaughterstein dijo...

Yo también la vi en la adolescencia y desde entonces me hice fan del señor Guillermo. Es cierto que tiene caidas de ritmo, pero desde luego para una ópera prima apunta a un altísimo nivel.

Saludos!!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Desde luego apuntaba maneras, y se ha ido superando película tras película, aunque a mí no termina de complacerme del todo.

Saludos ;)

Álvaro dijo...

Habrá que verla,la tengo pendente pero seguro que merece la pena

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Échale un ojo y ya nos contarás. Si este tipo de cintas un tanto extrañas te gustan, probablemente "Cronos" tb lo haga.

Saludos ;)

Damián de Haedo dijo...

Esta nunca la ví, aunque he pescado partes en la TV. Del Toro me gusta desde que vi Blade II (que me pareció mucho mejor que la primera, que no era suya). Y Hellboy también estuvo muy bien. Estoy próximo a ver la segunda y sacar veredicto.
Trataré de ver Cronos.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Cronos nada tiene que ver con su Blade o las dos partes de Hellboy, que vienen a ser mero entretenimiento.

Como opera prima resulta bastante interesante y apunta maneras, aunque tiene un ritmo un tanto pesado que puede lastrar un poco su visionado si las expectativas son más elevadas.

Saludos ;)

P.D.: Para mí la mejor de Blade es la primera, y el nivel fue bajando progresivamente hasta llegar a la mediocre tercera parte.