miércoles, 24 de septiembre de 2008

"The Mutant Chronicles" (2008) - Simon Hunter


Basada en un juego de rol llamado “Mutant Chronicles”, la cinta de Simon Hunter parece tener un camino difícil hasta las carteleras de los cines, tanto de un lado del charco como del otro. Con, de momento, una distribución limitada en Russia, “The Mutant Chronicles” tiene serias posibilidades de terminar directa al dvd; lugar que, una vez vista la película, reconozco que es el que merece.


En el año 2707 y tras derrotar y sellar bajo tierra a una poderosa raza alienígena invasora, el mundo está controlado por cuatro grandes corporaciones -Mishima, Bauhaus, Imperial y Capitol- que luchan entre sí por los pocos recursos existentes en la Tierra. Durante una de las batallas entre dos de los bandos, se crea un agujero en la tierra y los invasores, unas máquinas que con su tecnología convierten a los humanos en mutantes, vuelven a tener vía libre y sus monstruosas criaturas emergen a la superficie para sembrar el caos y exterminar a lo que queda de raza humana.

Ante tal catástrofe, las corporaciones deciden hacer un frente común y mandar a un pelotón de valientes (y suicidas) soldados para solucionar el problema. Su misión consistirá en adentrarse en lo más profundo de la guarida de los mutantes y una vez allí, siguiendo las instrucciones de un legendario libro profético, destruir la maquinaria alienígena de una vez por todas.


Sin duda, la sinopsis resulta de lo más atractiva para todo amante del género, pero desgraciadamente los resultados no acompañan demasiado.

El mayor problema de este cinta y uno de los principales obstáculos para disfrutarla, es su cutrez visual. Decantándose por una estética tipo “300” o, aún más similar, “Sky Captain y el mundo de mañana” (toda una pionera en esta técnica), Hunter pretende sacarle provecho a su ajustado presupuesto. Sin embargo, el efecto es el contrario, pues los medios tecnológicos con los que cuenta son risibles y por consiguiente, los abundantes (demasiados) efectos digitales que acumula la cinta resultan ser verdaderamente lamentables. Desde lo cantoso de la inclusión de los personajes reales en los fondos digitales, hasta los chapuceros efectos de explosiones, tiroteos y salpicaduras de sangre.

Viendo que los recursos no dan más de sí, el error ha sido explotar demasiado el terreno digital, pudiendo cubrir muchos de esos efectos especiales de manera artesanal, con trucajes fotográficos y demás, que de seguro hubieran dado mejores resultados.
Algo tan simple como los disparos de las ametralladoras o las explosiones, se podría haber resuelto sin el uso del ordenador, pero encaprichado con él, Hunter termina dando a su producto no ya un aspecto a serie B (que un servidor hubiera agradecido sin objeciones) sino más bien a serie Z.

A estos mediocres fx hay que añadirle la torpeza del director en según qué secuencias. Mientras que en los momentos intermedios (diálogos, paseos, tiempos muertos y demás) Hunter se maneja con corrección, realizando incluso travellings y panorámicas atractivas; cuando toca rodar las escenas de acción, éstas se resuelven de forma muy confusa y el espectador apenas distingue lo que está sucediendo ante sus ojos. Y en una película donde estas secuencias son parte primordial para el disfrute del público, resulta nefasto convertirlas en batiburrillos oscuros y espasmódicos.

Tampoco el guión es como para tirar cohetes. La historia es simple y lineal, lo cuál no supone ningún defecto importante para el tipo de entretenimiento que es, pero los personajes son tan planos y esquemáticos que el reparto apenas puede hacer nada para hacerlos más interesantes.


Los puntos a favor para los que gustamos de este tipo de películas, residen sobretodo en su conseguida estética steampunk (aunque luego los efectos la desmerezcan un poco) y en el añadido de los feroces mutantes, unas bestias -correctamente caracterizadas- que en lugar de manos tienen una especie de afiladas cuchillas con las que despedazan a sus víctimas. Cada vez que hacen acto de presencia animan un poco el cotarro, pero como ya he comentado antes, la torpeza en la filmación impide que los ataques sean más disfrutables.

De entre todo el reparto, destacan dos actores que ya han demostrado sobradamente su solvencia en películas de género. Me refiero, por supuesto, a Thomas Jane y a Ron Perlman. Son los únicos (junto a un esporádico Sean Pertwee) que ofrecen unas interpretaciones competentes dadas las circunstancias, mientras que el resto ni fu ni fa. De John Malkovich olvidaros, pues su presencia es más bien anecdótica, limitándose a aparecer en pantalla alrededor de unos 5 minutos.


En resumidas, The Mutant Chronicles” se queda en un subproducto demasiado mediocre en muchos aspectos (sobretodo en el visual, a excepción de su fotografía) como para dejar huella en un servidor. A su favor tiene que se hace entretenida pese a las citadas carencias, pero el prometedor y potencial argumento que Simon Hunter tenía entre manos merecía mucho más, y explotarlo con tan pocos recursos y tan poca habilidad y gracia, ha jugado muy en su/nuestra contra. Estoy seguro que con un mayor presupuesto y con un guión más pulido, el resultado hubiera mejorado enormemente, aún contando con el mismo director.

Llegue o no a nuestras carteleras, no le auguro mucha aceptación entre el público. Y no, no está destinada a ser una película de culto, como alguien podría llegar a pensar.

Valoración personal:


16 comentarios:

Igor Von Slaughterstein dijo...

Una pena que Thomas Jane y Ron Perlman se metan en ests fregaos. No dire que me recuerda a los "clásicos" de Uwe Boll, pero por lo que comentas casi llega a ese nivel.

Saludos!!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Pues sí, una pena. Perlman me gusta de siempre y desearía verlo más a menudo en producciones importantes, y Thomas Jane se ganó mi respeto tras "The Mist" y creo que tp está teniendo mucha suerte con sus proyectos.

Uwe Boll cuenta con la subvención del gobierno alemán y por tanto suele ir bien de presupuesto. Es por ello que hasta sus películas son técnicamente mejores que "The mutant Chronicles".

Saludos ;)

Snake dijo...

Esta película la ví hace unas semanas. Y me sorprendió que la pusieran tan mal en algunos sitios. No es ninguna maravilla (como bien dices, no va a ser una película de culto), pero tampoco encontré un truñazo insoportable.

Como coincido con todo lo que expones (una vez más :D), me ahorro el comentar más cosas.

P.D. Estoy viendo "Death Race" (no se si la has visto) y tambien me esta pasando algo similar a la película que nos ocupa.
Ni la encuentro tan mala (entretenida más bien) como dicen, ni pasará a la historia en mi videoteca :P

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Supongo que el público está acostumbrado a efectos especiales impecables, y viendo el resultado final de esta cinta, no me extraña -aunque es algo injusto- que la califiquen de esta forma.
Más allá de eso, yo no creo que sea como para calificarla de truño. Visualmente muy pobre y fallida en lo demás, pero por ahí se ven cosas peores que sí llegan a nuestros cines y que sí merecen tal calificativo (y suelen tener mejores fx)

Death Race me apetece verla, la verdad. Imagino que no será gran cosa, pero resultará más o menos entretenida y no te dejará con la sensación de timo mayúsculo como otro prometedores blockbusters.
Película de acción para pasar el rato, sin más, como Doomsday.

Cuando le eche un ojo ya te contaré, aunque es posible que cuelgue la crítica por aquí.

Saludos ;)

Jorge - cinenovedades dijo...

Una verdadera pena porque a priori la historia es muy interesante, sobre todo y como bien dijistes, para los amantes del género. Pero, si hay algo en lo que no se puede fallar en este tipo de producciones es en las escenas de acción y en los efectos visuales, y por lo que leo se ha fallado demasiado en estos aspectos técnicos. Un lástima porque el reparto de actores es muy pero muy bueno. Tendré que verla con bajas expectativas entonces.
Impecable reseña, Saludos!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Es una película que va a lo grande pero con muy pocos medios. Y eso no es una buena fórmula.

The Mutant Chronicles depende un 90% de sus efectos especiales, y si estos son de andar por casa, el resultado es irremediablemente mediocre. Y si el guión no lo compensa, el disfrute del espectador se queda bajo mínimos.

Es una lástima porque la historia prometía mucho y el reparto parecía el adecuado.

Desde luego, si le echas un vistazo ten en cuenta que tanto en lo visual como en sus personjes se queda bastante corta. Reducir las expectativas, puede ser la mejor forma de visionarla (y aún así, no hay garantías de disfrute)

Saludos ;)

Damián de Haedo dijo...

Ni la conocía. A veces me pregunto cómo actores interesantes terminan en este tipo de películas. Porque ofertas no les deben faltar...

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Pues quizás sea por eso, por falta de ofertas más atractivas. Sino no me lo explico.

Creo que en Hollywood los proyectos más interesantes ya tienen un listado de posibles actores a fichar, y esa lista es la de siempre y apenas admite nombres nuevos.

Saludos ;)

David Dunn (J. Lorite) dijo...

¿Al final ha resultado ser un pestiño? Lo imaginaba. Cuando una película tiene esos problemas de distribución y demás, rara vez es por algo bueno.
Una lástima, en efecto, pues la cosa no tenía tan mala pinta. Y, aunque de Pearlman casi lo entiendo, yo no sé cómo John Malkovich ha acabado prestándose a hacer esto. Primero "Eragon" y ahora esto. En fin...
A Thomas Jane todavía le queda despegar un poco dentro de la industria, pero ya acumula algunos buenos títulos. A mí en "The Mist" también me convenció.

¡Un saludo!

Pliskeen dijo...

Pestiño del todo no. Visualmente sí, es de lo más atroz, pero llega a entretener sin resultar un insulto. Pero no deja de ser subproducto digno de las estanterias del videoclub. De estrenarse en cines, me imagino a la gente saliéndose de la sala a los 10 min.

Malkovich acepta de todo. Es como Jeremy Iron, Ben Kingsley o Morgan Freeman. Son actores "mercenarios". Por un buen cheque se meten donde haga falta. En este caso, Malkovich sale unos 5 min. apurados, con lo que tp supuso mucho esfuerzo xD

Saludos ;)

Álvaro dijo...

Tiene que ser un poco mala pese a que tiene algún actor conocido,no entiendo que actores que podrían aspirar a cosas mejores se metan en pelis que huelen ya de lejos un poco mal...

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Yo tp lo comprendo Álvaro.
O bien no les ofrecen nada mejor o bien aceptan cualquier papel sin pensárselo demasiado.

Una lástima, la verdad.

Saludos ;)

Chacal dijo...

Yo aguanté 20 minutos. Luego decidí que puestos a perder el tiempo lo hiciera con algo más entretenido.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Supongo que su cutrez visual espanta a cualquiera xD

Saludos ;)

Sam_Loomis dijo...

Pues que lástima. Recuerdo haber pensado que éste proyecto tenía potencial al ver el primer poster y leer sobre él, pero después de ver algunos clips y trailer todo se desmoronó. "The Mutant Chronicles" se ve como un experimento visual barato, apresurado y nada estilizado. Tal vez algún día aburrido decida ver que tan grandes son los daños.

Muchos Saludos

Pliskeen dijo...

Yo tb tuve interés por el proyecto desde el primer día que supe de él. Desgraciadamente, todo parecía apuntar a que los resultados no serían del todo satisfactorios, y así ha sido.

Es una película fallida y torpe, exactamente tal como la defines: barata y apresurada.

Saludos ;)