sábado, 8 de noviembre de 2008

"Almas de metal" (1973) - Michael Crichton


Después de que Hollywood adaptara por primera vez y con buena acogida una novela de Michael Crichton titulada “The Andromeda Strain”, el propio escritor decidió, en 1973, llevar a la gran pantalla otra de sus historias, ejerciendo tanto de director como de guionista, y asegurándose así la máxima fidelidad para con su obra. Un año antes ya había probado suerte en ambos ámbitos adaptando otra de sus novelas (Pursuit), pero aquella vez fue exclusivamente para televisión.

Con “Westworld”, Crichton se enfrentaba al desafío de adaptar una obra que pedía a gritos más medios que con los que él contaba, y sobretodo que requería la eficiencia de un director más experimentado tras las cámaras. Pese a eso, el autor de Jurassic Park decidió hacer frente al reto y llevó a cabo el proyecto con más entusiasmo que efectividad, aún siendo éste uno de sus trabajos más recordados como director (personalmente, me quedo con "El primer gran asalto al tren")


En un futuro indeterminado, se ha creado un enorme y avanzado parque de atracciones llamado Delos, lugar en el cuál los visitantes tienen a su disposición tres grandes zonas temáticas para su disfrute: la Roma Imperial, el Oeste americano y la Europa Medieval. En ellas se puede interactuar con robots de apariencia humana mientras uno pasa unos días viviendo como lo hacían antaño nuestros antepasados.

Los principales protagonistas de esta historia son John (James Brolin) y Peter (Richard Benjamin), dos amigos adinerados que deciden pasar unos días de vacaciones en Delos, concretamente, en la zona del viejo Oeste. Su estancia allí les permite vivir como si hubieran viajado al pasado, siendo testigos de todo aquello que solían ver en los westerns: desde atracos al banco hasta duelos de revólver, pasando por las peleas en el Saloon.

Una vez allí, ellos deciden quienes quieren ser/representar en esta nueva y fantasiosa vida. Sheriffs, forajidos, pistoleros…, la elección es suya.
Todo parece ir rodado, disfrutando de las prostitutas del pueblo, peleando en el Saloon mientras juegan a cartas y se emborrachan con whisky, y batiéndose en duelo con malcarados pistoleros. Pero toda esa diversión se viene abajo cuando un fallo en el sistema (una especie de “virus”) provoca que todos los robots del parque se rebelen y actúen con una violencia inusitada.

Lo que iba a ser un viaje de ensueño se convierte en una brutal pesadilla y en una lucha por la supervivencia.

La cinta empieza con un acertado spot promocional de Delos, informando así a los futuros visitantes –y al propio espectador- de lo que el parque puede ofrecerles y del grado de satisfacción de aquellos que ya lo han visitado/probado. De este sencillo modo, quedan hechas las explicaciones acerca del contexto en el que se sitúa la historia, dejando que el resto de detalles se explican por sí solos mediante imágenes (las secuencias en el control de mando del parque o en el laboratorio de reparación) o conversaciones entre los protagonistas (el funcionamiento de las armas, etc.)

La trama prosigue con la llegada al parque de los visitantes, mostrando el proceso a seguir desde el recibimiento inicial hasta el momento en que estos llegan a sus aposentos.
Durante la mayor parte del metraje se nos muestra la vida diaria en las tres zonas que conforman Delos y en como los protagonistas se van adaptando poco a poco a su nueva vida ficticia. También nos muestra parte del funcionamiento del parque, desde la limpieza y retirada de robots dañados hasta el control de todo el sistema que gobierna el parque.

Aunque se nos muestren las tres zonas temáticas, es la del viejo Oeste la que centra nuestra atención mediante los personajes de John y Peter, que no tardan en desinhibirse y disfrutar de los “espectáculos” que les ofrece el parque. Se acuestan con bellas prostitutas, beben whisky en el Saloon y disparan con su revólver a todo aquel que se meta con ellos, todo ello siendo siempre placentero y sin sufrir ningún tipo de percance, pues los robots/androides están programados para ser serviciales y no dañar a ningún ser humano.

A medida que avanza la trama, somos testigos de los puntuales fallos que tiene los robots, y que predicen la catástrofe que está a punto de acontecer. El momento de la rebelión es bastante tardío, sucediendo hacia el final del –demasiado- escaso metraje y convirtiéndose mayormente en una huída de uno de los protagonistas en busca de una escapatoria.


Obviamente, el trabajo de Crichton tras la cámara no es redondo, y la cinta peca de cierta monotonía e incongruencias varias; robots que pueden comer y beber como humanos pero que luego tienen cortocircuitos con un sorbo de agua o armas que no pueden disparar a un cuerpo caliente pero que luego le sirven al robot pistolero interpretado por Yul Brynner para acabar con la vida de los visitantes, son algunas de esas incongruencias a las que hago referencia.

Por supuesto, la escasez de medios también impide recrear con mayor acierto y espectacularidad tanto los escenarios (pocos aunque creíbles) como las escenas de “acción” propiamente dichas. Y es en esas escenas donde mayor se nota la inexperiencia de Crichton en la silla de director, no tanto en las tiroteos (deudores directos de la violencia y la cámara lenta de Peckinpah) sino más bien en todo lo referente a la persecución final, que no resulta demasiado gratificante, y menos cuando el protagonismo recae en un personaje que produce más bien antipatía.


La labor del reparto es meramente correcta y la música un tanto machacona, y aunque el tiempo le ha hecho un flaco favor a la película, no podemos negar que su planteamiento es sumamente interesante y que al fin y al cabo, se hace bastante entretenida como producción de serie B que es.

“Westworld” dio lugar, tres años más tarde, a una secuela titulada “Futureworld”, y también, ya en los ochenta, a una miniserie de televisión -Beyond Westworld- compuesta por un total de 5 capítulos. Asimismo, un argumento similar le sirvió a Crichton para crear su más famosa novela, Jurassic Park, cambiando los robots por resucitados dinosaurios, y siendo llevada posteriormente al cine -y con un gran presupuesto- por Steven Spielberg, convirtiéndose en una de las películas más taquilleras de la historia del cine.

Hace algunos años se rumoreó la posibilidad de realizar un remake de esta cinta (algo muy de moda en estos últimos tiempos de escasez de ideas) con la posible participación de Arnold Schwarzenegger como estrella protagonista. Sin embargo, tras convertirse éste en Gobernador de California el proyecto quedó aplazado indefinidamente.

Teniendo en cuenta las posibilidades que ofrece el argumento de un moderno parque de atracciones infestado de robots descontrolados, y admitiendo que la adaptación de Crichton entretiene pero deja un poco que desear, no sería una mala idea realizar una nueva versión con más y mejores medios. Y lo dice alguien que no es muy partidario de los remakes.


Valoración personal:

20 comentarios:

Chacal dijo...

Excelente post (como todos los de este blog, y no es peloterismo sino realidad) y desde luego me ha hecho recordar cuando ví este film, hace ya muchos años por última vez. Desde luego que por lo poco que recuerdo yo también soy de los que abogan por un remake, ya que con los medios actuales podría salir un film bastante aceptable.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Muchísimas gracias por los halagos! :D

La verdad es que sería de esos pocos casos en los que un remake estaría justificado. Eso sí, habría que ver quién lo dirigiría y con qué guión... que hoy en día se hacen muchos estropicios xD

Saludos ;)

DDLM's. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Machete dijo...

Ostias!, la recuerdo como muy friki. Buena reseña y aporte de algunos datos como lo del remake con Arnold.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Se la considera de culto entre los círculos más cinéfagos xD

Curiosamente Chuache ha estado vinculado en otros remakes. Hace unos años se habló de una nueva versión de "Soy leyenda" (antes de la de Will Smith) con él y con Ridley Scott como director, y casi estuvo a punto de hacerse.

Saludos ;)

troncha dijo...

Esta película me trae recuerdos de mi niñez más que de mi juventud, recuerdo que manía le coji en aquella época a Yul Brinner, no podía ni verle. La idea del guión es muy original.

Saludos...

Pliskeen (David Ribet) dijo...

El argumento es muy bueno, pero no está debidamente explotado.

Brynner es sin duda el primer "Terminator" de la historia xD

Saludos ;)

Jorge - cinenovedades dijo...

Esta cinta la tengo pendiente desde hace rato, y la verdad que tengo muchas ganas de verla, porque he escuchado muy buenos comentarios sobre ella. Una lástima que Michael Crihton no haya podido manejarse con un presupuesto mayor, ya que por lo que comentas la cinta lo necesitaba. Concuerdo contigo en que con las tecnologías actuales, creo que valdría la pena un remake. Definitivamente me agendo esta cinta para el corto plazo.
Excelente reseña, Saludos!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Ya no tanto por el presupuesto, que también, sino por la -comprensible- inexperiencia de Crichton tras las cámaras. Es una historia con potencial y que bien llevada podría dar otra gran película de entretenimiento como lo fue el "Jurassic Park" en su momento.

"Westworld" ha perdido un poco con el tiempo, pero aún así merece la pena echarle un vistazo.

Saludos ;)

mario dijo...

hola,
que tal,
interes en un intercambio de enlace con mi blog?

http://estrellasyfamosos.blogspot.com

saludos desde Santander

mario - blog de estrellas y famosos

BUDOKAN dijo...

Clásico bizarro y de culto de un cine de clase b puro. Me ha gustado mucho que revises esta película entrañable. Saludos!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

mario,

Siempre es provechoso el intercambio de links. Quedas enlazado ;)

budokan,

Sin duda es todo un clásico de la serie b setentera.

Saludos ;)

Álvaro dijo...

muy bueno tio,no conocia esta peli pero me pondré a ello brevemente,tiene que ser un puntazo

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Si te va el género y la serie b, creo que es de imprescindible visionado ejeje

Saludos ;)

darkerr dijo...

Aun no la he visto pero tiene una pinta impresionante. La tengo por algun lugar y la veo en cualquiera de estos dias. Saludos¡¡¡

Ramón dijo...

Coincido contigo respecto a este film y me uno a que le vendría bien un remake, con los medios actuales y un guión cuidado podria salir una excelente pelicula.
Para mi también es "El primer gran robo al tren" la mejor pelicula de Crichton como director.

Saludos.

Fantomas dijo...

Estupendo post. Hace algún tiempo vi un documental de Yul Brynner donde mencionaban esta cinta, y se veia bastante interesante.

Pese a los posible fallos que mencionas, parece ser una película que vale la pena ver.

Saludos!!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

darkerr,

Pues cuando la veas ya me contarás que te pareció. Eso sí, hay que tener en cuenta que el tiempo le ha hecho un poco de daño xD

ramón,

Como ya digo, no soy muy partidario de los remakes, pero en este caso los resultados son muy mejorables y por ello creo que podría sentarle bien una revisión.
Claro que hoy en día tp se puede decir que Hollywood sepa hacer con abundancia buenos remakes, y mucho menos en este género.

fantomas,

Hay que ser tolarente con la época, los escasos medios y sobretodo con la inexperiencia de Crichton tras la cámara, pero aún así es una película entretenida y con un planteamineto muy interesante. Creo que merece la pena echarle un vistazo.

Saludos ;)

Sam_Loomis dijo...

Interesante tu post. Ya he oído varias veces de ésta película pero simplemente no la he visto. Creo que ha de valer la pena simplemente por su premisa. Que curioso lo de Schwarzenegger teniendo algo que ver con el remake ya que ha estado involucrado en una muy famosa serie de películas que lidian con robots.

Muchos Saludos

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Su premisa es su mayor atractivo, sin duda.

Supongo que la vinculación de Chuache en el remake fue a raíz de sus Terminators. Imagino que sería una estrategia de los productores para atraer al público al cine teniendo de nuevo al australiano como robot asesino.

Saludos ;)