domingo, 11 de enero de 2009

"Firefly" (2002) - Joss Whedon




Allá por el 97, el guionista Joss Whedon creó “Buffy, la cazavampiros”, una serie juvenil centrada en una adolescente cazavampiros y sus andanzas contra las fuerzas del mal. Gustase más o gustase menos (a un servidor, según la temporada), la serie fue todo un éxito entre la audiencia más joven, extendiéndose a lo largo de 10 temporadas y concibiéndose también un posterior spin-off, “Angel”, centrado en otro de sus personajes.

No obstante, la verdadera obra magna de Whedon no llegaría hasta el 2002, año en el que vió la luz “Firefly”, una de las mejores series de ciencia-ficción de la historia de la televisión. Desgraciadamente, su productora, la Fox, no lo vió así, y tras un incesante maltrato de horarios y desorden de capítulos emitidos, el público estadounidense no respondió (así era imposible) y la serie fue cancelada antes incluso de terminar la temporada.

“Firefly” se quedó en 14 estupendos episodios, marchándose antes de tiempo y dejando a sus fieles seguidores con muchas preguntas que responder y muchos cabos sueltos que atar; y dejando a sus personajes con muchas cosas qué descubrir, muchos lugares que visitar, muchas aventuras a las que sobrevivir y sobretodo, muchas cosas que decirse.

Los fans suspiraban por un final y Whedon decidió vender los derechos de su obra a la Universal, con tal de poder llevar a cabo “Serenity”, un largometraje de dos horas con el que, de alguna manera, poder dar un cierre digno a su/nuestra querida serie. La película no respondió todas nuestras dudas, pero nos permitió despedirnos formalmente de los entrañables nueve tripulantes de “Serenity”, esa nave clase “Firefly” de la que durante 14 episodios formamos parte.

Aunque acercarse a Firefly signifique acercarse a una serie inacabada de la que desearías ver más capítulos que jamás existirán, recomiendo encarecidamente echarle un vistazo a esta estupenda mezcla de western y ciencia-ficción, y conocer de primera mano al carismático e íntegro capitán Malcom Reynolds y a su tripulación: la valiente e incorruptible Zöe, al divertido y sagaz Wash, a la dulce y pizpireta Kaylee, a la sensual y encantadora Inara, al rudo y fuerte Jayne, al sensato y leal Book, al educado y sacrificado Simon, y a la misteriosa y alocada River.



"
En el año 2500 aprox., los humanos han colonizado distintos planetas. En muchos de ellos, los más alejados, la gente vive o malvive como en el lejano oeste, mientras que en los planetas centrales, bajo la vigilia de la Alianza (China y EE.UU.), éstos disfrutan de todas las comodidades que la alta tecnología les brinda.

Malcolm Reynolds es un hombre que luchó durante la guerra contra la Alianza, pero la derrota hizo que se apartara del mundo, comprara una nave y formara una tripulación, evadiendo las leyes impuestas por la Alianza y viviendo su propia vida a bordo de su nave, con sus propias reglas y bajo su propia conducta moral. Su trabajo consiste ahora en aceptar trabajos de todo tipo, legales o ilegales, con los cuales ganarse la vida. Para ello tanto él como su tripulación deben sortear constantemente multitud de peligros, sirviendo estos para unirles más unos a otros (y finalmente, unirlos más a la nave, su verdadero y único hogar)"


La curiosa mezcla de western y ciencia-ficción funciona gracias al trabajo de Whedon en labores de guión, y también a una adecuada ambientación que nunca desentona. Las tramas son diversas y en cada capítulo ocurre una aventura distinta (a veces, similares a las del lejano oeste, como un atraco al tren, por ejemplo). A lo largo de los 14 capítulos se crean algunas subtramas muy interesantes que nos permiten saber más de los personajes. No obstante, la historia centrada en los personajes de Simon y su hermana River se podría denominar como la historia central y la más lineal de todas, aunque los capítulos pueden disfrutarse de forma independiente a ésta.

Cada personaje tiene sus debilidades y sus virtudes, y pese a las diferencias existentes entre todos, juntos forman una curiosa pero bien avenida tripulación. Al poco de conocerles, es imposible no tomarle cariño a ellos o a la nave, deseando poder estar allí y ser uno más de la Serenity, vivir sus aventuras (pese a la siempre temible presencia de los “reavers”, una raza de violentos piratas asesinos del espacio)y sus conflictos internos, celebrar tu cumpleaños en su comedor, dormir en sus ajustados pero acogedores compartimentos, etc.

La mayor baza de la serie son sus personajes y el carácter intimista que suelen tener sus episodios. Puede haber tiroteos, persecuciones entre naves o incluso duelos a espada, pero lo realmente atractivo y adictivo de Firefly son sus personajes, sus relaciones, sus secretos…
Es por ello que los capítulos con un mayor calado dramático son los que mejor se recuerdan por su intensidad, si bien en conjunto, todos son muy disfrutables y realmente entretenidos (sus 42 minutos se hacen cortísimos).

Para bien y para mal, Firefly no ha tenido la oportunidad de desgastarse ni volverse reiterativa. Sus únicos 14 episodios son pocos para cubrir nuestra ansia televisiva, pero suficientes para haber dejado huella en nuestra memoria como espectadores. Cada episodio es un pedacito de esa Firefly que no nos pueden quitar, y por eso uno disfruta de cada uno como si fuera el último, temiendo llegar al que hace catorce y dejar de ver a “Mal” y los suyos. Pero inevitablemente eso sucede y no nos queda otra que resignarnos.

Ahora Whedon está inmerso en otra serie y difícilmente volvamos a ver nuevos capítulos de “Firefly”. Alegrémonos pues de que, aunque el viaje haya sido corto, por lo menos ha sido ameno, divertido e inolvidable.


Valoración personal:

19 comentarios:

Fantomas dijo...

Nunca me logró agarrar mucho esta serie. Sin embargo, no es el primer comentario favorable que me toca leer acerca de esta serie.

Muchos Saludos!

Igor Von Slaughterstein dijo...

Pues no sabía que estaba tan bien esta serie -ni sabía que "Serenity" era su final en cine-, así que la echaremos un vistazo.

Sin duda los mejores capítulos de "Buffy" fueron los que dirigió Whedon.

Saludos!!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

fantomas,

Creo que si se ama la ciencia-ficción, se tiene que amar esta serie. Es de esos pocos casos en los que sin que cada capítulo sea una genialidad, te gustan y se sienten cercanos.
Dale otra oportunidad ;)

igor,

Evidentemente el sello Whedon se nota, y ahí es cuando descubrimos qué capítulos fueron ideados por él en Buffy y cuales fueron delegados a terceros.

Saludos ;)

PKDesignz dijo...

Pues no la conocía, y "Serenity" no me gustó, supongo que a lo emojr causado por no haber visto la serie.

La tendré en cuenta a ver que tal.

saludoss

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Yo ví por pirmera vez "Serenity" sin haber visot la serie, y sí me gustó. De hehco se puede disfrutar sin haber visto antes la serie. Así que supongo que es cuestión de gustos.

Saludos ;)

Rodi dijo...

"Firefly" es una de mis series favoritas. Sus 14 episodios llegaron más lejos que otras series con varias temporadas. Algún día tengo que realziar un artículo sobre esta serie.

Saludos.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Binvenido sea el artículo si lo haces. Seguro que te saldrá bien completito.
Aquí mi intecion era simplemente dejar constancia de la existencia de esta serie, que debería figurar entre las mejroes de ci-fi. Catorce capítulos han bastado para ganarse mi cariño y respeto.

Saludos ;)

Machete dijo...

Sin final...no gracias, ya ví John Doe, sabiendo incluso que no tenía final, menos mal que sin resolverte nada dejarón un final de esos que dices "joder que hijos de puta"...

Pliskeen (David Ribet) dijo...

La película esclarece dudas que se crearon durante los 14 capítulos, pero con eso uno puede conformarse. La gracia no estaba en conocer la resolución, sino en ver un buen montón de episodios hasta llegar a ella, disfrutando así de los personajes y sus distintas aventuras. Además en la película no resuelven muchas subtramas y todo parece un poco apresurado para dar una especie de "final" a la serie.

Con ello quiero decir que más que una serie sin final, es una serie sin serie. Se pusieron los pilares pero el edificio no llegó ni a construirse (sirva esto como métafora)

Carnivale o Los Hermanos Donnelly son series sin final, porque sus últimos episodios daban pie a más temporadas; temporadas que nunca llegaron. Con Firefly ni tan siquiera tienes esa sensación, porque el capítulo 14 es como otro cualquiera.

John Doe no la he vsito, pero imagino que será algo similar.

En fin.. muchas de estas series se cancelaron por una nefasta emisión en sus respectivas cadenas, con lo cual fue imposible tener una audiencia fija. En el caso de Firefly, fue redescubierta cuando ya estaba en dvd.

Deberían, por lo menos, dar un final a esas series en las que ya no confían. Almenos así los espectadores no nos sentiríamos tan despreciados.

Saludos ;)

Davicine dijo...

Muchos amigos se han enganchado gracias a Serenity, pero desde que la ví en su día en VO me enganchó... lástima que en España estas series no triunfen como deben.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Ignoro si Firefly llegó a España, aunque fuese en tv digital de pago, pero yo la ví tb en v.o.s. En cambio, Serenity la ví doblada, ya que llegó a estrenarse en nuestros cines, y desde luego el doblaje no le hace justicia.

Aquí en España no llegan ni la mitad de series que se emiten en USA (o en Inglaterra), y cuando lo hacen son maltratadas (el caso de Antena 3 con 24 es uno de los más sangrantes)

Saludos ;)

Damián de Haedo dijo...

Realmente que no le deben haber dado la necesaria difusión. Yo ni la conozco de nombre...

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Yo la descubrí hace unos años, pero hasta ahora no dí con ella. En USA ni tan siquiera llegaron a emitirse los 14 episodios, y los emitidos lo hicieron de forma desordenada (el primero, que s la presentación de todos lo spersonajes, fue emitido como el número 10 porque el segundo episodio tenía más acción y ese era el que los productores querían emitir como el primero para enganchar al público... sin comentarios...)

Saludos ;)

BUDOKAN dijo...

Aprovecho para dejarte saludos y un Feliz año!

darkerr dijo...

Yo he visto esta serie via canal Filmzone, la verdad es que es bastante buena, muy buenas historias, y personajes inolvidables, a veces me daba la impresion de que era mas un western que una de sci-fi, lamentablemente no he visto todos los episodios, pero si pude ver "Serenity" en mi PC y la verdad es que un buenisimo cierre de la saga, una làstima por lo que le ocurre a cierto personaje y el fin de una historia de amor muy carismatica. Voy a conseguirme esos 14 episodios, no tienen pierde. Saludos.

Jorge - cinenovedades dijo...

La verdad que no la conocía, aunque por lo que comentas es una verdadera lástima que sólo se quedara en esos 14 capítulos antes de la cancelación definitiva. Particularmente es algo que pasa en muchas series, y dejan al espectador con los nervios de punta. Sin ir muy lejos en el tiempo (hará un par de años) Fox dió una serie de 13 capítulos titulada "Point Pleasent" que realmente me había enganchado. Pero, no pegó en el público y la historia quedó con muchísimos cabos sueltos. Una pena. Veré si aunque sea puede ver esta temporada de "Firefly".
Saludos!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

darkerr,

Ciertamente tenía más de western que de ci-fi pura, puesto que muchas historias sucedían fuera de la nave. Aún así, la mezcla es genial.

jorge,

No conozco la serie que comentas, pero veo que tb has sentido el sentimiento de vacío cuando te enganchas a una serie y luego te la cancelan sin más. Hace poco tb me sucedió con otra buena serie de la NBC, "The Black Donnellys".
No es justo que nos hagan esto.

Saludos ;)

elpatodeorigami dijo...

Totalmente de acuerdo. Relación calidad/ nº de episodios es inversamente proporcional.

Ya se dice que los buenos perfumes se sirven en frascos pequeños, pero éste quizás fue demasiado pequeño. Supo bien, pero supo a poco.

Buffy: 7 u 8 temporadas (vi las 3 primeras y la última, las demás sobraban).

Angel: 5 temporadas (no me atreví con la 5a después de lo que hicieron con la 4a)

Firefly: La mitad de una primera temporada...

De las 3 me quedo con firefly de lejos (y yo fui uno de esos adolescentes que babeaban con Buffy!).

Lástima que la película, Serenity, no sepa tan bien. Quizás sea el cambio de formato que no le sentó demasiado de bien. Una peli de ciencia ficción decente y ya está. (el doblaje, como siempre, pésimo).

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Con la tontería, yo tb terminé enganchado a Buffy, pero sus temporadas fueron muy irregulares y la solía ver por simple entretenimiento.
Firefly en cambio, me pareció una gran serie que pudo llegar a mucho si la hubieran continuado.

Angel empecé a verla pero me aburría tanto que no llegue ni a ver una sola temporada.

Coincido con lo del doblaje.

Saludos ;)