jueves, 1 de enero de 2009

“Splinter” (2008) – Toby Wilkins


Coproducida entre Estados Unidos y Reino Unido, “Splinter” supone el debut en el largometraje de Toby Wilkins, director que actualmente se encuentra en la post-producción de la tercera –y esperemos que última- entrega de “The Grudge”.

La cinta que nos ocupa pudo verse en el reciente Festival de Cine de Sitges. No obstante, su exhibición en salas de cine es más bien poco probable. Con un poco de suerte, quizás termine en las estanterías del videoclub.

Seth (Paulo Costanzo) y Polly (Jill Wagner) son una joven pareja que se encuentra de vacaciones para celebrar su aniversario de bodas. Durante el trayecto en coche, una pareja –un ex convicto (Shea Whigham) y su novia (Rachel Kerbs) - les asalta a punta de pistola y les toma como rehenes. Al poco de reanudar la marcha, atropellan “algo” con el coche y éste tiene un reventón. Al intentar averiguar qué es lo que han atropellado, los restos que quedan en el suelo parecen cobrar vida y atacarles, por lo que enseguida vuelven atrás y siguen su camino. Lamentablemente, el accidente ha causado otros daños en el vehículo y deberán apearse en una estación de servicio para realizar la pertinente reparación. Una vez allí, se darán cuenta que algo no marcha bien, y la aparición de un extraño y mortífero ser, les obligará a refugiarse en el interior del recinto.

Sea lo que sea lo que hay ahí fuera, está claro que no está dispuesto a que nuestros protagonistas salgan con vida del lugar.


Como ya habré comentado alguna vez, las películas que transcurren en espacios cerrados y/o reducidos me fascinan, especialmente cuando los protagonistas se ven acechados por algo que, por el motivo que sea, les supera. “Splinter” es una de estas cintas, y aunque no es oro todo lo que reluce (otras con similar argumento han devenido en verdaderos despropósitos), esta vez puedo decir que la película, sin ser ninguna maravilla, es bastante disfrutable.

Para empezar, tenemos un curioso bichejo que pondrá en aprietos a las dos parejas protagonistas de esta historia. Su particularidad reside en su condición de parásito, de modo que después de “cepillarse” a sus víctimas, utiliza sus restos para desarrollar una especie cuerpo mediante el cual puede desplazarse y atacar a sus próximas víctimas (con un aspecto repulsivo sólo comparable a “La Cosa” de John Carpenter)

El título de la película –splinter- hace referencia a este curioso ser, ya que una de sus características físicas es un recubrimiento a base de astillas que se clavan en sus presas, algo así como un erizo. Si bien en este caso, no sólo provocan daño sino que también infectan/parasitan a la susodicha víctima.

Obviamente, nos encontramos con una serie B con todas las de la ley, con lo cual, el presupuesto es bastante reducido. Esto no permite que el bicho luzca con todo lujo de detalles, y para darle mayor credibilidad, el director opta por mover en exceso la cámara, de modo que lo apreciamos con cierta dificultad (no deja de ser un recurso un tanto molesto, aunque en este caso, justificable). Otros efectos especiales, en lo que a materia digital se refiere, tampoco son una maravilla, pero aún así cumplen con su cometido si uno no es demasiado exigente (véase los momentos en los que el parásito nos recuerda a “Dedos” de la Familia Addams)


A parte de una escena inicial bastante sugerente, la película mide bien el tiempo para presentar y retratar a los personajes, por lo que no debemos esperar demasiado para ver al bicho en acción. Desde el momento en que los protagonistas quedan encerrados y acechados dentro de la estación de servicio, la película mantiene el ritmo y la tensión hasta el final. Se nos muestra la agonía de los personajes ante la situación y como se les ingenian para intentar de sobrevivir a la amenaza, bien sea buscando una escapatoria o bien haciendo frente al monstruo en los momentos de mayor apuro.


Ocurren suficientes cosas dentro del lugar de la acción, como para que el desarrollo no se haga demasiado monótono. Además, la reducida duración del metraje (apenas hora y veinte minutos) hace que la trama se desenvuelva con agilidad, sin alagarse demasiado y permitiendo que apenas haya respiro entre secuencia y secuencia. Por ello, la película se ve con facilidad al tiempo que se hace bastante entretenida.

El reparto está formado mayormente por rostros televisivos. La pareja de casados, por ejemplo, la forman Jill Wagner, vista en “Blade”, y Paul Costanzo, que además de ser uno de los pirados de “Road Trip”, era el sobrino paleto de Matt LeBlanc en “Joey”, el spin-off de “Friends”. Tanto ellos como Shea Whigham hacen un trabajo bastante correcto y creíble, algo que no siempre ocurre en este tipo de producciones.

La labor de dirección no es demasiado destacable, pero Wilkins se las apaña lo suficientemente bien para ofrecer un producto efectivo en sus modestas pretensiones.

Puede que “Splinter” no se distancie demasiado de sus semejantes en cuanto a desarrollo y resolución, pero su particular y, en cierta manera, original criatura asesina, le da un toque especial y distintivo.


Valoración personal:


17 comentarios:

Machete dijo...

¿Mitad humano mitad erizo?, la serie B no dejara nunca de sorprender. ;)

Pliskeen (David Ribet) dijo...

xDD Es algo extraño. Hay que ver la película para entenderlo mejor.

Saludos ;)

PKDesignz dijo...

Pues habrá que esperar a que llegue a España ... por que un mitad humano mitad erizo es obligatorio verlo XDD

un saludo a ambos!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

De momento sólo se pudo ver en Sitges, y como otras tantas cintas que ahí se exhibieron, parece que no verá la luz en salas comerciales.
Quizás en dvd...

Saludos ;)

Machete dijo...

Eso seguro hay pelis como El Diario de los muertos que no han llegado a las salas, no creo que esta lo haga.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

"El Diario de los muertos" de Romero ha tenido como dos o tres fechas de estreno distintas...
A este paso dudo que la vayamos a verla en cines.

Machete dijo...

Yo la he visto tres veces, en Sitges, en el Diba y en el Festival de Molins de Rei.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Deduzco pues, que te gustó xD

Yo he leído crítica terribles. Pronto la veré -aprovechando el maratón zombie que estoy haciendo- y saldré de dudas.

;)

Machete dijo...

Pues si que me gusto, aunque la última vez en Molins fue por que la daban dentro de la programación, que por cierto ahí fue donde vi la maravillosa Déjame Entrar (Let The Right One In).

darkerr dijo...

Queda anotada, apenas pueda la veo sin duda. Aquella referencia a "La cosa" de John Carpenter, ademas de ser pura serie B ya hace que lo merezca.

Fantomas dijo...

Parece ser una película serie B que vale la pena ver, más aún si se trata de un erizo/humano asesino.

¡Muchos saludos!

adayin dijo...

Tendré que esperar su estreno en DVD porque por aca jamas la estrenaran en cartelera comercial. Que suerte eso de tener el Sitges. Saludos!

Igor Von Slaughterstein dijo...

Bueno, parece interesante. Como siempre la falta de presupuesto puede generar ideas muy potables.

Saludos!!

Jorge - cinenovedades dijo...

La verdad que parece bastante interesante. No conozco nada de Toby Wilkins, al parecer se desempeñaba en efectos visuales. Por lo que comentas su trabajo como director en esta cinta ha sido bastante correcto y lo de la criatura asesina es bien original, por cierto. Queda agendada para un futuro visionado.
Saludos!

Turbo dijo...

Disculpa pero se me hace que esta un poco sobrevalorada en cabecillas alien Splinter
solo son 6 actores creo en toda la pelicula y una locacion ademas de las tomas de camara no son de lo mejor
Saludos! excelente pagina

El Especialista Mike dijo...

No está nada mal, desde luego las he visto infinitamente peores... ;)

carnet manipulador de alimentos dijo...

Entretenida, con ritmo, a la vieja usanza, también previsible y superficial, 'Argo' sin embargo es una prueba más del talento narrativo de Affleck. Un buen rato de cine, que es mucho, pero tampoco nada más. Saludos!!!!