domingo, 17 de mayo de 2009

"Franklyn" (2008) - Gerald McMorrow


Esta es una de esas cintas que a uno le llaman la atención desde que ve sus primeras imágenes por la red. Sin duda, lo que más me sedujo en un primer momento fue esa estética victoriana y oscura de la que hacía gala. Claro que muchas veces no vale sólo con el apartado visual para atraer al espectador, y por eso “Franklyn” contaba además, con una historia bastante interesante.

Jonathan Preest (Ryan Phillippe) es una especie de detective vigilante que oculta su rostro bajo una máscara (recordando un poco al Rorschach de Watchmen). Preest deambula por las calles de Meanwhile City, una ciudad gobernada por El Ministerio, un poder religioso y enigmático que durante siglos ha controlado a los ciudadanos a base de imponerles la religión como modo de vida único. Todos en la ciudad tienen una religión a la que mostrar devoción y fe. Pero Preest se niega a ser una oveja más del rebaño, siendo así el único ateo de Meanwhile City y por ello, siendo perseguido por El Ministerio. La lucha de este vigilante nocturno consiste en intentar evitar que las sectas capten más adeptos, siendo un tipo llamado El Individuo su principal objetivo, después de que este matara a una niña de 11 años como sacrificio a su Dios.

Paralelo a este mundo, se encuentra el Londres contemporáneo. Aquí, el foco de atención son Emilia (Eva Green), una suicida en potencia; Milo (Sam Riley), un joven desamparado tras la anulación de su boda pocos días antes de celebrarse; y David (Bernard Hill), un hombre que busca a su hijo desaparecido.

Pese a toda la parafernalia victoriana, “Franklyn” no deja de ser la típica película de vidas cruzadas al estilo “Crash”, “Babel” o la más reciente “Cuatro vidas/The Air I Breathe”.

A lo largo de su visionado, uno va siguiendo las vidas de los cuatro personajes, aparentemente sin ninguna relación entre ellos, hasta que, por supuesto, llegue el desenlace y los caminos de los cuatro se encuentren. Y la verdad es que la película podría haber quedado mejor si se hubiera suprimido a dos de esos personajes, Emilia y Milo. Su nexo de unión es demasiado endeble y forzado, en un intento por parte del director/guionista de darle una trascendencia mayor a la historia, pero quedándose más bien a medio camino en todas y cada una de sus intenciones.


Todo lo que acontece en Meanwhile City es de lo más sugerente, y funciona como un poderoso mecanismo para captar nuestra atención. La relación que ese mundo mantiene con el Londres contemporáneo –y que descubriremos una vez avanzado el metraje- está muy bien trazada, y quizás el director tendría que haberse ceñido a esos únicos parámetros para desarrollar toda su historia. Y es que una vez terminada la función, uno se pregunta cuál era el propósito de todo, además de inscribir una subyacente crítica al fanatismo religioso.

Dicho de una forma más clara, las historias de Milo y Emilio acaban siendo un pegote que distrae al espectador, y que encima no resultan mínimamente interesantes, dado que tampoco terminan de estar bien desarrolladas. Eso también se convierte en un lastre para desarrollar convenientemente la historia de Preest y de David. Y es que una vez empezamos a entender qué significado tienen Meanwhile City y Jonathan Preest en la historia, más que responder a nuestras dudas, lo que hace es crearnos un mayor número de incógnitas y preguntas que al final quedan descolgadas y sin respuesta. Demasiadas incoherencias para que todo tenga un sentido; demasiados cabos sueltos que se quedan sin concretar; demasiada parafernalia estética utilizada más como reclamo para nuestros sentidos que para tener validez narrativa sólida dentro de la trama.

Aunque nunca llega a ser tediosa del todo, la verdad es que la película se hace un poco pesada, especialmente por ese juego a cuatro bandas que termina por empalagar al espectador.


El mundo de Meanwhile City es un recurso narrativo muy atractivo pero totalmente desaprovechado. Demasiadas inconsistencias argumentales, frases grandilocuentes y diálogos pomposos que no van a ninguna parte. McMorrow se ha preocupado más por maravillar al espectador con su puesta en escena que por contar algo que nos pueda quedar en el recuerdo.

Puede que la película necesite de un segundo visionado para captar todos los detalles que se nos muestran y que podrían escapársenos en un primer intento, no digo que no, pero a uno se le quitan rápidamente las ganas de hacerlo. Su fascinante estética y su cautivadora banda sonora no son motivo suficiente para perder nuevamente hora y media de mi tiempo; tiempo que podría dedicar a otros menesteres o incluso a una película menos pretenciosa pero más satisfactoria. Ni tan siquiera dedicaré más párrafos a la crítica de una película que considero, a todas luces, fallida.

Muy bonita y en cierto modo original, muy trascendental e incluso interesante en sus intenciones, pero falsamente profunda, artificiosa y repleta de cabos sueltos y forzadas coincidencias (esto último, habitual en este tipo de cintas sobre vidas cruzadas)

Puede que “Franklyn” sea una de esas películas a las que algunos les fascina y a otros les deja más bien indiferente. Desgraciadamente, un servidor se encuentra en el segundo grupo (y no por culpa de unas expectativas previas, que conste). Viendo los resultados, no me extraña que no haya encontrado quién la distribuya en cines, y es que no todo lo que huele a original tiene que ser irremediablemente bueno.



Valoración personal:

19 comentarios:

Fantomas dijo...

La premisa se ve relativamente interesante, pero según lo que indicas esperaré a que algún día la pasen en televisión.

Saludos!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Creo que partía de una buena idea, pero hay demasiados personajes para una historia que hubiera funcionado mejor sólo con dos de ellos y quitando mucho paja.

Saludos ;)

dragon negro dijo...

Ya veo que finalmente te has hecho con ella y que el visionado no ha sido muy satisfactorio, a groso modo coincido bastante contigo, de todas maneras, para ser una opera prima apunta buenas maneras, veremos como sigue la carrera de Gerald McMorrow.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Pese a todo, también opino que apunta maneras. Por lo menos en lo visual se desempaña bastante bien.
Quizás adaptando algun aobra de prestigio o dirigiendo un guión ajeno, podría ofrecernos algo más productivo y menos artificial.

Saludos ;)

Sam_Loomis dijo...

Wow, ésta película tiene muy buena pinta. Aunque aquí en mi país no se ha visto ni oído nada... desde que vi el trailer he estado esperando noticias de ella por acá pero, nada. Que lástima lo que apuntas, esperaba que la película agradara mucho, ya veremos que pienso cuando la vea.

Saludos

Pliskeen (David Ribet) dijo...

No te desanimes por mi opinión. Puede que a tí te cause mejor impresión cuando la veas.
Desde luego, para mí ha sido una enorme decepción.

En mi país no parece que vaya a estrenarse en cines (quizás lo haga directamente en dvd)

Saludos ;)

Darkerr dijo...

Le tenia interés pero tras tu critica creo que daré prioridad a otras cosas. Verla cuando llegue a la t.v. es una buena opción, creo. Y si es que llega.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Desde luego, no descartes verla, porqu equizás a tí te gusta más que a mí. Pero como ya comento, la considero una cinta fallida que prometía dar mucho más.

Saludos ;)

Igor Von Slaughterstein dijo...

Hay que tener mucho cuidado a la hora de hacer este tipo de pelis y que no se haga indigesta para el espectador. Pero bueno, yo si sale Eva Green me la trago seguro XDD

Saludos!!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Pues el personaje de Eva Green es el más desquiciante, raro e insoportable de toda la película. Tu verás... xDD

Saludos ;)

Jorge - cinenovedades dijo...

La verdad que no tenía ni idea de esta cinta, pero de verdad que se ve interesante, al menos. La idea de entrelazar historias es algo que siempre me llamó la atención y lo considero un buen recurso, aunque por lo que dices en "Franklyn" no está bien usado. Me agendo la misma para un visionado, a ver que me parece.
Saludos!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Si las historias tiene todas el mismo peso y son coherentes, no me importa ver películas de este tipo, aunque es un recurso que empieza a cansar porque casi todas están cortadas por el mismo patrón.

Franklyn es distinta, pero eso no la hace mejor, porque dos de sus historias no interesan. Es más, aburren.

Quizás a tí te cause mejor impresión, aunque creo que de haberse enfocado de otra manera (con dos personajes bastaba), hubiera salido una película mejor.

Saludos ;)

Isidro dijo...

Hey, cómo les va? Ví la película este fin de semana y coincido con David en que la distopía de Meanwhile city estaba más interesante que las historias paralelas y que uno se queda con muchas incógnitas sobre la vida de Jonathan (David en el mundo real). Por ejemplo, y si alguien me la puede dilucidar se lo agradezco un montón: Qué le paso a la hermana? Fue asesinada? Y cuál es la relación de esto con su aversión a la religión? Su padre? Y como se interrelacionan ambas cosas: el trauma de su hermana y el odio a su padre? Me gustaría escuchar sus ideas al respecto. So long....

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Bienvenido Isidro.
Ciertamente, tus dudas no parecen encontrar respuesta en la película.
Hay que hacer suposiciones, porque son varias las cosas que no quedan bien explicadas o directamente descolgadas.

La hermana murió pero no sabemos cómo o de qué. Se intuye que algo de culpa tiene el padre, ya sea de forma directa o indirecta. También el padre parece ser un hombre religioso, y supongo que de ahí que el hijo le repudie tanto a él como a sus creencias.
Yo imagino que será algo así, pero es que el director no profundiza lo más mínimo en dicho tema, y por eso creo que debió centrarse únicamente en estos dos personajes, siendo los otros dos totalmente prescidibles y carentes de interés.

Saludos ;)

Isidro dijo...

Hola, David (y comunidad en general). Les cuento que justo hoy en la mañana antes de devolverle el DVD a un compañero de la oficina (que por cierto la compró pensando que era una película tipo Darkman, jeje) me puse a ver la escena que a mi parecer es la que más luces da del tema. Aquí les pongo mi análisis pero, OJO, CONTIENE SPOILERS:

Victor, el papa de David, va a la oficina del director de la institución donde estaba recluído (quien en la locura de Jonathan es la cabeza del "Ministerio"). Allí tienen una conversación sobre el paradero de David y resulta que también está presente el "welfare official" asignado a David, quien asumimos que es como una especie de custodio de veterano de guerras con traumas que requieren cuidados especiales. El padre se muestra muy preocupado por el destino de su hijo y decepcionado porque en la carta que le habían mandado de la institución le decían que su hijo estaba mejorando. Entonces el director le dice que David finjió estar bien en la última audiencia para escapar. Ahí interviene el "welfare official" y dice que en el escape hirió a 2 hombres y que uno de ellos murió después, volviendolo a David en un criminal prófugo peligroso. Inmediatamente después le pregunta que si sabe donde está que por favor se los diga. Él les dice que no sabe nada. Entonces el "welfare official" le dice "A lo mejor Dios sabe" y Victor se enoja y le reclama sobre qué tiene que ver eso con lo que estaba pasando entonces para mi ahí viene la revelación:

1) El "welfare official" dice que Sara, la hermana de David e hija de Victor, "was killed while playing on the street" dos semanas antes que David llegará de Irak. Al traducir al español sale como asesinada, pero no es como que en Londres sucediera mucho de esto, sin embargo el "while playing on the street" claramente sugiere casi en un 100% que fue un accidente de tráfico, un hit & run.
El "welfare official" le dice también que tiene fuertes razones para creer que Dave conservaba el arma que usó en el ejército.
2) El padre inmediatamante reacciona molesto, pero el "welfare official" y el director le dicen que en las sesiones de terapia de David, salía que el se sentía culpable por lo sucedido a Sara.
3) El padre reacciona y dice que fue la voluntad de Dios lo que le pasó a su hija y luego surge una discusión que sugiere también que la esposa se separó de él por este hecho.

Entonces como dice David (no el de la película, sino Ribet), mi hipótesis es que en el accidente el padre tuvo negligencia de no cuidar a la hija y optó por caer en la negación amparado de su fe, lo cual devastó completamente a Dave e hizo que desarrollará está cuadro psicótico en el que el padre es el Individual que "mató" a su hermana, o que "mató" su recuerdo y cualquier intentó de curar las heridas que dejó su muerte.

Por ahí otra cosa que estuve revisando es la recurrencia de personajes imaginarios, no solo la novia de Milo, sino también aparentemente el "warden" de la capilla del hogar para indigenentes. Si unimos esto con la frase de Dave "La gente cree lo que necesita creer" creo que armamos el rompecabezas y nos damos cuenta que el fondo del mensaje es quizá ese: El daño que puede causar utilizar la fe como recurso para negar la realidad. Espero sus comentarios. So long...

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Muy bienvenido éste análisis Isidro.

Más o menos es como intuía, aunque la causa exacta de la muerte de la hermana no quedaba clara, quizás debido a una errónea traducción en los subtítulos (la ví subtitulada, como no podía ser de otra forma)

Saludos y gracias por la aportación ;)

Alex DeLarge dijo...

Cuando Victor está en la iglesia del hospital el trapeador se disculpa por interrumpirlo y Victor le responde "Yo también tengo a cargo una iglesia donde vivo...", ahí está toda la conección con el odio hacia lo religioso, revéanla y presten atención a esa parte.

Darkwulf dijo...

Franklyn (2008) McMorrow
en españa acaba de salir...


Esta es lo que merece ser llamada "una película"!

Habla de los cuentos que se cuentan a los niños, por creencias, para
salvarlos de los malos, por doctrina adquirida o interesada... esos
cuentos que perduran en el tiempo y se siguen contándoles a un niño
también cuando no lo es mas desde tiempo. Esos cuentos que por boca de
los "amados tutores" impiden al "tutelado" crecer, por falta de
coherencia y sentido común;

y habla de lo que pasa cuando eso sucede.

La mayoría de las opiniones leídas en la red son reductoras,
simplistas, y dejan una imagen tibia y destructurada de la obra, la
verdad es que para este servidor "Franklyn" de Gerald McMorrow todo
puede ser menos que eso.

Lo que yo he visto es una obra estratificada, frágil y preciosa como un
pastel milhojas que una vez mordido colapsa en una única dirección:

esta vez el cine nos enseña con un Cuento de cuanto "sanadora" podría
ser la verdad, devolviendo así la fabulación su natura original!

Andrómeda dijo...

Sinceramente no le di tantas vueltas como muchos de los que opinaron arriba. La puse, me aburrí a la media hora y la saqué. La encontré artificiosa en extremo, y tambien cae en el error común de confundir complejidad con profundidad.
Muy interesante tu blog Pliskeen, un gusto leerlo :)