domingo, 21 de junio de 2009

"La Sangre de los Héroes" (1989) - David Webb Peoples


Quizás el subgénero post-apocalíptico sea una de las temáticas más recurrentes dentro del cine de ciencia-ficción de bajo presupuesto. Y es que a raíz de películas como “1997: Rescate en N.Y.” de John Carpenter o “Mad Max” de George Miller, este tipo de cintas, ubicadas en futuros devastados, se hicieron muy populares en los videoclubs de la época. En Italia se realizaron varias producciones de este tipo, muchas rallando la serie Z y copiando vulgarmente los argumentos de sus semejantes de alta categoría (véase Los Guerreros del Bronx, Endgame, Roma 2072: Los Nuevos Gladiadores, etc.). Más o menos, era el mismo modus operandi que llevaron a cabo con el cine de “espada y brujería” que puso de moda Conan, y que ya comenté en la reseña de “Cromwell, el rey de los bárbaro”.

Por supuesto, la mayoría de estas producciones eran deplorables y sólo unas pocas servían para pasar el rato. Claro que los jóvenes de aquellos tiempos, atraídos muchas veces por sus llamativas portadas, consumíamos este tipo de productos sin prejuicio alguno y sólo con el ánimo de pasar un rato de distracción frente al televisor (los tiempos del Betamax, of course).

Podríamos hablar largo y tendido sobre este subgénero y sus múltiples ramificaciones y ejemplos cinematográficos, pero prefiero no extenderme en demasía y centrarme en la cinta que nos ocupa.

The Blood of Heroes”, conocida también como Salute of the Jugger, se sitúa en un futuro incierto, tras una devastadora guerra nuclear (faltaría más). La sociedad ha quedado destruida y la convivencia humana regresa a los tiempos de la barbarie. La gente pobre se congrega en pequeñas “ciudades mercado”, mientras que los aristócratas y personas con mayor poder adquisitivo permanecen en ciudades subterráneas.

En este mundo, existe un violento y sanguinario juego que sirve de entretenimiento a las masas y mediante el cual algunos pueden ganarse la vida un poco mejor que sus semejantes. Pero sólo los hombres y mujeres más fuertes pueden dedicarse a este duro juego, y éstos son llamados los “juggers”. Sallow (Rutger Hauer) y su grupo, son unos juggers que van de ciudad en ciudad retando a los jugadores locales. Cuando derrotan a sus rivales, son homenajeados por las gentes del lugar, recibiendo alojo y cubriendo todas sus necesidades (comida, bebida, sexo…)

El juego se desarrolla entre dos grupos de 5 miembros. Cuatro de los jugadores están bien armados y deben proteger a un quinto, denominado “el rápido”, cuya tarea consiste en hacerse con un cráneo de perro situado en medio del campo de juego, y clavarlo en la estaca del bando rival. Para conseguir su objetivo, tienen un máximo de tres asaltos.

Este mismo juego también se práctica en las ciudades subterráneas, la conocida “La Liga”, pero ahí sus jugadores son considerados héroes (héroes de sangre) y tratados casi como si fueran de la aristocracia, disfrutando así de sus mismos lujos, aunque con ciertas restricciones sociales.

Sallow era uno de esos jugadores, pero fue expulsado por tener un affaire con una aristócrata. Ahora, una joven llamada Kidda (Joan Chen) quiere unirse a su grupo y convertirse en una buena jugger. Juntos van de población en población, acumulando victorias y experiencia, así como moratones y cicatrices. Pero las aspiraciones de Kidda van más allá y su deseo es participar en La Liga. Los juggers pueden retar a La Liga, y si se les concede el permiso, luchar contra sus miembros. Por lo general, nadie suele vencerlos, pero si los juggers hacen un buen papel, pueden ser contratados para formar parte de la misma y abandonar así sus errantes y miserables vidas.
Sallow y los suyos retarán a la liga y les demostrarán de qué son capaces.


La Sangre de los Héroes es casi como una película de deportes, como pudieran ser las de fútbol americano (de hecho, el juego de los juggers guarda ciertas similitudes con éste) pero trasladada a un futuro apocalíptico. Hay un grupo de humildes jugadores, valerosos e invictos, que quieren enfrentarse a otros de mayor categoría. Y es aquí donde entre el habitual sentimiento de superación personal de este tipo de cintas deportivas. Más allá de eso, no hay mucho que extraer del argumento de esta cinta, ni su desarrollo da para mucho más. Es como si mezcláramos “Mad Max” con “Rollerball”, pero dejando la crítica a un lado.

Hay clases sociales, pero el objetivo de la trama no es luchar contra unos villanos en concreto o defender/rescatar a algún indefenso. La trama gira en torno al juego y a sus jugadores. Ni más ni menos.

Aunque pueda parecer otra cutre-casposa producción post-apocalíptica típica de los 80 (que lo es, en cierta manera), la verdad es que tiene ciertos detalles que la hacen diferente a las demás, y en cierto modo, más entrañable. Lo más destacable es el juego de los juggers; el cómo está ideado y cómo éstos se ganan la vida con él. Además del respeto y el compañerismo que se guardan los jugadores tras el partido. Y es que una vez finalizado el juego, todos pasan la noche emborrachándose y pasándoselo en grande, como si fueran amigos, olvidando las heridas y los huesos rotos de unas horas antes. Claro que el equipo vencedor es el que goza de mayores privilegios.

También cabe mencionar el aspecto de las ciudades subterráneas y sus aristócratas, así como el curioso “motel” donde acaban pasando la noche Sallow y Kidda. No es que el diseño de producción sea muy remarcable o novedoso, pero tiene su aquél, pese a la más que evidente falta de medios. En líneas generales, la ambientación es como la de cualquier otra película del mismo estilo, pero con ciertos toques distintivos.

El guión es de lo más simple y lineal. El personaje de Kidda su une al grupo de Sallow, se entrena con ellos y pelea a su lado hasta que deciden participar en la liga. A ese argumento, se le puede sumar una especie de subtrama que atañe al pasado de Sallow y sus ansias de revancha, pero tampoco es que ésta se desarrolle demasiado.

La escritura del mismo corre a cargo de David Webb Peoples, que por primera vez se atrevió también a asumir la tarea de dirección. Peoples está fuertemente ligado al género de ci-fi, y fantástico, puesto que ha sido co-guionista de films tan emblemáticos como “Blade Runner” o “Lady Halcón”, ambos con la participación del actor protagonista de su ópera prima, Rutger Hauer.

Básandose en el cortometraje La Jetée de Chris Marker, Peoples concibió el guión de “12 Monos”, y dos historias suyas –que también guionizó- dieron lugar a películas menores como “Leviathan” o “Soldier”. Aunque quizás su trabajo más reconocido (irónicamente, alejado de dicho género) sea el guión de “Sin Perdón”, la considerada primera obra maestra de Clint Eastwood.

Aquí la historia desarrollada por Peoples tiene su punto fuerte en el propio juego y en la figura de los dos personajes principales, ya que el resto quedan en un muy segundo plano. De todas maneras, la precariedad de medios y la inexperiencia de Peoples delante de la cámara impiden que esta cinta pueda aspirar a algo más que a una entretenida serie B de videoclub. Dudo que quisiera ir más allá de eso, pero considero que con un guión más pulido, una dirección más potente y unas coreografías más elaboradas y especulares en las escenas de lucha, podría sacársele un mayor jugo a esta historia. Y claro, un mayor presupuesto no le sentaría nada mal.

Lástima que sólo se hagan remakes de clásicos, obras de culto y películas que no necesitan de una revisión, porque en este caso estaría más que justificado. Al igual que Paul. W.S. Anderson ha hecho con su actualizada -y mejorada- “Death Race”.


Cabría destacar además la aparición de un par de actores hoy día algo más conocidos entre el público. Quizás a los nombres se os resistan, pero por las caras seguro que os sonarán. Uno de los compañeros de reparto de Hauer es Vincent D'Onofrio (Nivel 13, La Celda), que por aquél entonces se hacía llamar Vincent Phillip D'Onofrio; y el otro es Delroy Lindo, habitual secundario visto en películas como “60 segundos” o “El último golpe”, si bien para mí, uno de sus mejores trabajos fue en la maravillosa “Las normas de la casa de la sidra”.

En cuanto a Joan Chen, volvió a coincidir con Hauer en otra cinta de ci-fi titulada “Peligrosamente unidos” (de la que quizás hable en un futuro) Y es que Hauer, por aquél entonces -y aún ahora- se prodigaba en todo tipo de producciones. Su mayor reconocimiento siempre estará ligado a Blade Runner. Luego prosiguió con la ya citada “Lady Hawk” o cintas apreciables como Los señores del acero de Paul Verhoeven o la no menos mítica Carretera al infierno. Pero después de éstas, quedó relegado a actor de la serie B y serie Z más casposa, aunque últimamente se ha dejado ver en superproducciones como Sin City o Batman Begins.

La Sangre de los Héroes es algo mejor que otras películas de los 80 y 90 ambientadas en futuros post-apocalípticos. Si os gusta la temática y sois de los que no tenéis problemas en ver películas de bajo presupuesto y casposillas, seguro que se os hará, como mínimo, entretenida.

Como dato curioso, comentar que la versión exhibida en cines tiene una duración menor a la versión original que se pudo ver en algunos países. En España conocimos la misma que los americanos, aunque estos tuvieron la oportunidad de ver la versión íntegra en posteriores pases en televisión por cable, mientras que nosotros nos quedamos con la versión mutilada.

En este enlace tenéis esos minutos que faltan, por si os interesa. La versión doblada al español no se ve muy afectada por el recorte; se intuye el destino que corren los personajes tras el desenlace, pero con estos minutos de más, todo queda mejor explicado.


Valoración personal:

12 comentarios:

miguel angel dijo...

Pliskeen, pues yo he andado bastante desaparecido también pero ha sido mas por motivos laborales que por otra cosa. Recién me entero de lo de tu padre y aunque sé que es algo tarde, déjame decirte que te acompaño en el sentimento de haber perdido a una persona tan importante en tu vida, decirte que se necesita de una gran entereza para salir de un trago tan amargo, pero que al final la vida sigue su curso y no hay nada mejor para honrar a tu padre que la dedicación a tu trabajo y a tus blogs que tan impecablemente manejas.
Que bueno que decidas continuar con tu labor y pues aquí estaremos nosotros visitandote, acompañandote y dejandote un comentario de vez en cuando para intercambiar opiniones.
Te mando un fuerte abrazo y un afectuoso saludo.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Nunca es tarde amigo, así que muchas gracias por tus palabras de apoyo.

Por aquí siempre serás bienvenido, así que no dejes de pasarte y comentar cuando te apetezca.

Saludos ;)

Darkerr dijo...

Pues esta pelicula la tengo pendiente, un dia de estos me pongo a verla. Tambien conseguí "Segundo sangriento" con el estimado Rutger Hauer, a ver si me preparo una sesión doble. Saludos¡¡¡

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Pues ya sabes ;)

"Segundo sangriento" es una de mis serie B favoritas. No deja de ser copia barata de Depredador (con un bicho más parecido al Alien de Scott), pero siempre me pareció bastante maja. Y la presencia de Rutger Hauer supone siempre un punto extra.

Saludos ;)

Snake dijo...

Bastante mejor "Segundo Sangriento" que la que nos ocupa. Aunque bien es cierto que "La Sangre de los Héroes" hace mucho tiempo que no la he visto.
Es extraña la carrera tan irregular que ha tenido Ruther Hauer. Igual te hacía películas muy interesantes como se zambullía en la serie b más casposa.

Aún tengo en mi recuerdo (en el bueno) películas como "Furia Ciega" -que se aparte Daredevil y deje sitio a Nick Parker-, "Se Busca Vivo o Muerto" o "Peligrosamente Unidos". De la última me hizo gracia ver años más tarde los mismos collares explosivos en "Battle Royale". Ahora, igual fue antes el manga y cogieron la idea en la película de Hauer ;)

Gonzalo dijo...

Buenas tardes.

Hace tiempo que trato de encontrar esta pelicula que vi en los años 90 la cual encontre muy buena...

He tratado de volver a verla, para verla en familia... y no la he podido consegir.

Alguien me puede ayudar...

GRACIAS.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Hola Gonzalo,

Pues sólo puedo decirte que busques por las redes p2p habituales, porque no sé si está editada en dvd (si lo está, encontrarla puede ser una tarea algo complicada)

Saludos ;)

GONZALO dijo...

gracias por responder,no he podido encontrarla,(sabes de que pelicula estoy hablando)necesito otra solucion intente pero hay riesgos de virus,pero gracias.pense si alguien la tubiera y mandarla.otro tema tu de donde eres yo de santiago.chile.el que lo reciba salude y conteste..chao.igual si alguien tiene la pelicula,por favor..

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Pues no se me ocurre otra manera Gonzalo. Yo la consegui así, ya que no la encontré editada en dvd.

Si entiendes perfectamente el inglés, puedes buscarla en las redes p2p por el título original "The Blood of Heroes"

Y yo soy de España.

Saludos ;)

GONZALO dijo...

bueno seguire intentando por otros medios,gracias.igual si deseas,respondes para mantener comunicacion,para conocer a otras personas..gracias hasta pronto..

Javi Gómez dijo...

Hola amigo pliskeen, debo decirte primero que he descubierto tu pagina por casualidad, y entonces he estado curioseando un rato en ella.
me gusta mucho, por lo que voy a enlazarla en mi blog para ir siguiendola mas regularmente.
este post de la sangre de los heroes, me a traido muy buenos recuerdos, ya que esta peli, en su momento me encantó.
Sigue con esta pagina, que aqui iré visitandola de vez en cuando. Como ves, tambien me he echo seguidor.
Ah, me encantaria que le dieras un vistazo al mio, haber que te parece: elgusanodearena.blogspot.com
saludos

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Hola Javi,

Me alegra que el blog te haya causado una buena impresión, y encantado de tenerte como seguidor.

Respecto a la película, pues yo la descubrí bastante más tarde, aunque Rutger Hauer tiene unos cuantos títulos de serie B de la época que si son míticos de mi infancia (Segun sangriento, Furia Ciega, Peligrosamente unidos...)

Saludos ;)

P.D.: En seguida me paso por tu blog.