lunes, 13 de julio de 2009

“Lesbian Vampire Killers” (2009) Phil Claydon


Hay proyectos que a uno le llaman la atención nada más conocer su sugerente o, en este caso, bizarra sinopsis. Esto es lo que me ocurrió con Lesbian Vampire Killers, una película cuyo título ya era toda una declaración de intenciones.

Cuando el llamado cine de clase A cada vez te decepciona más, intentas buscar la satisfacción cinéfila en producciones mucho más humildes pero, a veces, más ingeniosas. Obviamente, tanto con unas como con otras, esa satisfacción depende mucho de si hay gente con talento detrás, más que si la propuesta es original o no.

Lesbian Vampire Killers busca en todo momento la complicidad con el espectador mediante un intencionado aspecto exploitation, que va desde el tráiler publicitario hasta los títulos de créditos de la película o las cortinillas durante el visionado de la misma. Para no pasar desapercibida, sus responsables además crearon una currada página web para nuestro deleite, consiguiendo así más renombre en la red, medio que como ya viene siendo habitual, sirve para que estas películas se den a conocer entre el colectivo bloguero más cinéfago. Entre eso y el argumento, la cinta prometía diversión sin complejos, pero… ¿cumple con su humilde propósito?

A Jimmy le acaba de dejar su novia por enésima vez, así que para olvidar las penas, su horondo amigo Fletch le propone hacer un viaje a algún lugar donde haya fiesta y mujeres bonitas. Desgraciadamente, sus ahorros no dan para tanto, así que deciden hacer autostop y echar a suertes el lugar de destino para sus mini vacaciones.

Los dos amigos terminan en Cragwich, un pequeño pueblo dejado de la mano de Dios en el que, sorprendentemente, encuentran a un grupo de bellas y jóvenes excursionistas con las que decidirán compartir sus cervezas y, a ser posible, también sus camas.
Los dos grupos de se dirigen a una casa en medio del bosque a pasar la noche. Una vez allí, todo parece diversión de la buena para el salidorro de Fletch, que bebe y baila a son de la música con sus nuevas y macizas amigas, mientras que Jimmy aún sigue pensando en su ex novia Judy a la vez que entabla amistad con Lotte, la lista del grupo.

Pero toda esa diversión se ve truncada por la aparición de una cuadrilla de vampiresas dispuestas a alimentarse de los muchachos y a convertir a las guapas excursionistas en sus próximas compañeras de caza. Jimmy, Fletch y las chicas deberán unir sus fuerzas para hacer frente a sus sanguinarias atacantes antes de convertirse en su festín nocturno.


Si a ese argumento le añadimos la particularidad de que las vampiresas son lesbianas, la curiosidad por ver esta bizarrada aumenta considerablemente. Por otro lado, se trata de una producción inglesa con una pareja de amigos similar a la de la simpática “Shaun of The Dead”, por lo que la esperanza de encontrar humor de calidad se hace más factible.


Desgraciadamente, todo eso no se cumple como uno esperaba. Para empezar, la pareja protagonista tiene una presencia humorística bastante desigual.

Mathew Horne y James Corden, Jimmy y Fletch respectivamente, son dos comediantes ingleses bastante reconocidos en su tierra, pero aquí el que lleva casi todo el peso del humor es Corden, quedando Horne en un segundo lugar no muy favorecedor. Su más bien insulsa presencia quizás sea debida al poco empaque de su personaje dentro de la trama (y eso que ésta nos guarda una sorpresa –no tan sorpresa- sobre sus orígenes) y no tanto al trabajo del actor. Su compañero de reparto se lleva todas las gracias que a uno puedan sacarle una sonrisa. Pero nuestra desgracia, ese humor se compone básicamente de chistes de carácter sexual, haciendo varias referencias al órgano sexual masculino, además de gags escatológicos de “pedo, caca y pis” y algún que otro vómito y viscosidades varias incluidas. Y es que aquí las vampiresas no tienen sangre roja sino blanca (¿clara alusión a cierto fluido corporal masculino?) lo cual, pese a ser novedoso, no termina de complacerme.

Parece que por parte de los guionistas, hay un forzado intento en que cada uno de los diálogos resulte gracioso, pero la verdad es que a gusto de un servidor, fracasan en ello estrepitosamente. Cada palabra que sale de la boca de Fletch es alguna soez o un chiste que difícilmente nos arranque una sonrisa, aunque no voy a negar que lo consigue en un par o tres de alejadas ocasiones. Por tanto, pese a que todo el humor recae en el personaje del amigo guarrete y chistoso, la verdad es que éste puede llegar a hacérsenos un tanto cansino.

Luego tenemos al personaje del reverendo, que resulta ser bastante patético y no goza de momentos demasiado destacables.

El resto del reparto lo conforman las féminas, quienes en su mayoría ofrecen unas interpretaciones bastantes pobres, salvándose quizás la exnovia de Jimmy y, a ratos, Lotte, la única virgen del grupo de excursionistas (y una de las piezas clave de la trama, por cierto)

La aparición de Carmilla, la Reina Vampira y la que lanza la maldición sobre el pueblo de Cragwich, resulta ser bastante decepcionante. Tiene ciertas poderes que la diferencian de sus semejantes –por algo es la reina-, pero no se le saca mucho partido y dura en pantalla mucho menos de lo deseado.


Gracias a que la película no dura más de hora y diez minutos, uno puede seguirla sin demasiada dificultad, pero la diversión gamberra que prometía el tráiler se queda en agua de borrajas. No es ni lo salvaje, divertida, atrevida ni entretenida de lo que sus responsables pretendían querer ofrecernos, y eso que un servidor ya había reducido sus expectativas tras leer las no muy entusiastas críticas vertidas por nuestros vecinos los ingleses, quienes tuvieron oportunidad de verla en cines hace ya algunos meses. Parece que la cinta se haya pasado por un tamiz muchos más comercial y ligero que termina arruinando sus desvergonzadas pretensiones

Ahora bien, la ambientación es bastante correcta y aunque dudo que haya tenido un presupuesto holgado, la cinta luce bastante pese a lo cutre de algunos efectos especiales, algo permisible dado el tipo de producción que es. Los títulos de créditos son bastante majos y el prólogo de la cinta, aunque abuse de pantalla verde, es cuanto menos, curioso.
Las chicas, por supuesto, lucen muy bien, pero ese no es suficiente reclamo para una película que da mucho menos de lo prometido.

Lesbian Vampire Killers se une a la lista de películas granujas decepcionantes o semi-decepcionantes que no alcanzan su propósito pese al esfuerzo que parece haber detrás. Las hay que se quedan a medio camino de todo, como My Name Is Bruce o Trailer Park of Terror, mientras que otras, sin ser del todo insatisfactorias, acaban dejando lo mejor para el final, como Dead Snow o Jack Brooks: Monster Slayer. La película de Paul Hupfield no es ni lo uno ni lo otro; simplemente, considero que no funciona.

De todas maneras, si tenéis curiosidad por verla, no renuncies a ello. Quizás a vosotros es caiga en mejor gracia que a mí. Yo depositaré mis esperanzas en Bitch Slap, esperando que ésta sí cumpla como es debido.



Valoración personal:

17 comentarios:

dragon negro dijo...

Bueno, más o menos veo que coincidimos como decías, una lástima que un film que prometía tanto se haya quedado en nada.
Esperaremos a Bitch Slap a ver si de verdad consigue alegrarnos un poco el año.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Pues sí, prometía bastante, y aunque reduje mis exigencias, ni aún con esas me convenció lo más mínimo.

Esperemos que Bitch Slap cumpla, aunque ya voy teniendo también mis dudas.

Saludos ;)

joan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Almas Oscuras dijo...

En mi caso todo lo que hace referencia a la comedia me dejó un mejor sabor de boca que a ti. La película me pareció divertida en términos generales.
Pero en el resto coincidimos plenamente. Es inevitable sentir cierta decepción ante una película que prometía algo que finalmente no asoma por la pantalla. Prometía un exploit de primer orden con generosas dosis de sangre y sexo, y no ha sido así.
Sobre el resto coincido: el papel de las chicas es un desastre y la presencia de Carmilla una rotunda decepción.
La recomiendo para pasar un rato agradable... sin más. Pero quien tenga un idea muy preconcebida sobre la película, que se vaya olvidando.
Siempre nos quedará Bitch Slap ;-)
saludos

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Pues creo que yo sonreí (que no reir) en un par de ocasiones y poco más, así que del típico y agudo humor inglés que esperaba encontrarme, aquí no ví ni rastro.

La verdad es que ni para pasar el rato me sirvió (no llegué a aburrime del todo porque a duras penas llegó a la hora y media)

Crucemos los dedos con Bitch Slap.

Saludos ;)

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Hola. La verdad es que viendo el poster promocional me esperaba algo más salvaje que este remedo de telefilme de sobremesa soso, vacuo y decepcionante. Lo único bueno, y en eso coincido contigo, es que dura menos de hora y media, que si no...
Saludos
Nos leemos

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Pues sí, de haber durado más, no sé si hubiera resistido xD

Saludos y gracias por deja tu opinión ;)

Fantomas dijo...

Vi el trailer y coincido que la peli prometía. Pero según lo que comentas parece que es mejor pasar por alto esta película.

Saludos!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Yo de tí la dejaría pasar, pero si tienes curiosidad, échale un vistazo, ya que a mí es algo dificil hacerme reir xD

Digamos que no es horrible, pero es altamente decepcionante y su argumento está muy desaprovechado.

Saludos ;)

Sam_Loomis dijo...

De algunas de las películas que citas, he visto "Trailer Park of Terror" que parecía diversión interesante y me terminó decepcionado bastante. Pero, en cambio, "Lesbian Vampire Killers" logró entretenerme lo suficiente con su historia-parodia de las Hammer films y sus dos protagonistas que fueron lo decentemente graciosos para hacerme disfrutar la película. Claro, no es "Shaun of the Dead", pero me la pasé bien.

Saludos

Pliskeen (David Ribet) dijo...

"Trailer Park of Terror" ya la reseñe aquí hace tiempo y diría que aún me gustó menos que ésta.

"Shaun of the Dead" parece única en su género, y eso que tampoco la considero una maravilla, pero sí bastante simpática y entretenida (aunque prefiero Hot Fuzz, parodia/homenaje de las buddy movies policiales)

Saludos ;)

Snake dijo...

El título ya me echó para atrás cuando lo ví. Pero viendo la nota y el comentario que has puesto, como que voy a pasar de verla durante una buena temporada.

Me fío de tu opinión lo bastante como para aparcar su visionado inminente :P

Pliskeen (David Ribet) dijo...

A mí fue el títuulo precisamente lo que me llamó la atención. Luego argumento y algunas imágenes. Incluso el trailer pintaba bien, si te agusta el cine bizarrillo.
Pero nada, no cumple ni como serie B chorra.

En general, las críticas no son muy entusiastas, aunque las hay algo más positivas que la mía.

Saludos ;)

Jorge - cinenovedades dijo...

La verdad que no es una cinta que me interese en demasía, más que nada porque no me llama mucho el género de la misma. Quizás la vea en Cable, a ver si me divierto un poco, aunque por lo que dices, no cumple con su objetivo.
Saludos!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Si ya no te llama mucho la atención, harías bien en ahorrártela. Si a mí que este tipo de cintas sí suelen interesarme, no me ha convencido para nada, no sé yo si a tí terminará gustándote.

Saludos ;)

Darkerr dijo...

Ya me hice de una copia, fue antes de leer tu crítica. He visto los primeros minutos y se nota el humor algo disforzado. De todos modos tocará verla pero sin prioridad, hay mejores asuntos.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Ya me contarás que tepareció cuando la veas.

Saludos ;)