lunes, 19 de julio de 2010

“Toy Story 3” (2010) - Lee Unkrich

critica Toy Story 3 2010 Lee Unkrich
Parece mentira que ya hayan pasado 15 años desde que se estrenó Toy Story, la primera película de animación digital de la historia del cine y con la que la inmensa mayoría de nosotros descubrimos a los genios -no hay otra palabra para describirlos- de Pixar.

Desde entonces, muchos otros estudios se han sumado a la animación CGI, pero de momento ninguno ha alcanzado el grado de calidad -en cuanto a historia y personajes se refiere- que Pixar ofrece en cada uno de sus trabajos. Ellos fueron los pioneros y ellos han sido siempre los mejores.
Al enorme éxito de crítica y público de su primer largometraje, le siguieron otras tantas películas que han hecho las delicias de millones de espectadores de todas las edades. Incluso se atrevieron, años más tarde de su debut, a realizar una secuela de aquella cinta protagonizada por juguetes, y el resultado fue tan bueno o incluso mejor que con su predecesora. Y lo han vuelto a hacer con esta tercera. Pixar se ha vuelto a superar, pese a lo alto que estaba el listón.

La historia de esta ¿última? entrega arranca con un Andy de 17 años preparándose para ir a la universidad, hecho que provoca una enorme incertidumbre entre Woody y el resto de sus amigos acerca de su futuro. Y es que cuando un niño se hace mayor, deja de jugar con sus juguetes, y éstos sólo pueden acabar en dos sitios: en el trastero o en la basura. Ante los temores que acechan al grupo, aparece un rayo de esperanza, un destino que podría ser el ideal: la guardería, lugar en el que otros niños podrían seguir disfrutando con/de ellos.

Una vez consiguen llegar allí, los juguetes reciben una calurosa bienvenida por parte de los miembros más veteranos, liderados éstos por un oso de peluche llamado Lotso. Los recién llegados se sienten rápidamente a gusto con su nuevo hogar y entusiasmados por la posibilidad de jugar eternamente con generaciones y generaciones de niños, sin el temor de ser reemplazados o tirados a la basura. Woody, sin embargo, añora a Andy y decidirá regresar a su lado.


Quién iba a imaginar que pasados diez años desde Toy Story 2 tendríamos ante nosotros una tercera parte. Lo cierto es que Disney, poseedora de los derechos de explotación de los personajes, a punto estuvo de llevar a cabo Toy Story 3 bajo la producción de un nuevo estudio, Circle 7 Animation, prescindiendo así de los servicios de Pixar. Pero cuando la compañía del ratón compró a la del flexo, un nuevo acuerdo puso a Edwin Catmull y John Lasseter a cargo de todas las animaciones de Disney, por lo que Woody y cía. volvían a manos de sus creadores. Lasseter, Andrew Stanton, Pete Docter y Lee Unkrich empezaron la lluvia de ideas, y en un fin de semana ya tenían la historia de la nueva película.

De la escritura definitiva del guión se encargó luego Michael Arndt, guionista de “Pequeña Miss Sunshine”, y la dirección de la cinta pasó a manos de Lee Unkrich, que anteriormente había ejercido de co-director en Monstruos, S.A. y Buscando a Nemo, y que sustituía así a Lasseter, responsable de las anteriores entregas.

Como ya se apuntaba en la primera secuela, el argumento de ésta gira en torno al futuro de los juguetes de Andy después de que éste se haya hecho demasiado mayor para jugar con ellos. Su marcha a la universidad deja a Woody y a sus amigos sin dueño y sin hogar, por lo que no les queda otra que resignarse y aceptar su nuevo destino.


Tras una serie de altercados y confusiones, Woody y cía. acaban en la guardería Sunnyside, lugar en el que harán nuevos amigos pero también nuevos enemigos. Y es que no todo será tan bonito e idílico como al principio parecía.

De nuevo, nos reencontramos con los personajes principales de la saga, es decir, con Woody y Buzz Lightyear. En este tiempo transcurrido ha habido bajas, pero aún están con nosotros aquellos que han tenido una mayor relevancia en películas anteriores. Así pues, tenemos de vuelta a la vaquera Jessie; a Perdigón, el fiel caballo de Woody; a Rex, el dinosaurio; al perro Slinky; a Ham, el cerdito hucha; y al gruñon Mr. Potato y el resto de su familia, la Sra. Potato y sus hijos adoptivos, los tres extraterrestres del Pizza Planet.

Todos ellos se verán envueltos en la más peligrosa aventura de sus vidas.

El inicio de Toy Story 3 es el más espectacular de la saga. Si en la segunda parte el comienzo era parte de un videojuego de Buzz Lightyear al que jugaba Rex, aquí todo es fruto de la imaginación de Andy cuando juega con sus juguetes.

Luego de este trepidante arranque llegan unos breves y entrañables minutos en los que recordamos al pequeño Andy y contemplamos el paso del tiempo para él y sus juguetes.

Pero no será hasta la llegada a la guardería cuando se desencadene toda la acción que sustenta la trama de esta nueva entrega.


La mayor parte de la cinta es algo así como un homenaje al cine de evasiones, ya sean bélicas o carcelarias.
Por motivos que no voy a revelar, los juguetes deberán escapar de la guardería, y eso será todo un reto que pondrá de nuevo a prueba la valentía y la unión de nuestros protagonistas (similar a los films previos, pero a mayor escala)

Con todo ello, vuelven los momentos divertidos, que nos sacan más de una sonrisa o incluso una cómplice carcajada gracias al humor elegante e inteligente del han hecho siempre gala. No tiene desperdicio el momento en el que Buzz acaba funcionando en su “modo español”. Por supuesto, se recurren a los típicos tópicos de nuestro país (o la idea que se ha exportado del mismo al extranjero) para distinguir el cambio, además del idioma. Y es que sin esos tópicos, seríamos todos iguales (por lo menos nos dejan como unos seductores)

También vuelven a reivindicarse y enaltecerse valores como la amistad y el compañerismo, que han estado muy presentes a lo largo de la saga y que aquí vuelven a ser el pilar fundamental de la historia.

Se les saca mucho partido tanto a los personajes de siempre como a los nuevos. Es más, Barbie, que no apareció hasta la segunda entrega (en la primera Mattel no permitió la presencia de la famosa muñeca), juega aquí un papel mayor, y sus encuentros con Ken propician algunos de los momentos más hilarantes de la película.


Regresan también los guiños cinéfilos y las autoreferencias. Tenemos a Woody emulando al Tom Cruise/Ethan Hunt en una de las más emblemáticas secuencias de la primera Misión Imposible. Hace acto de presencia el mismísimo Totoro de “Mi vecino Totoro” de Hayao Miyazaki (Lasseter y el artista japonés son amigos desde hace más de 20 años); y aparecen en la guardería, en forma de muñecos, algunos de los personajes de Buscando a Nemo y diversas alusiones a Cars. Y no nos olvidemos tampoco de Sid, el terrible vecino de Andy de la primera parte (el destroza muñecos que casi acaba con Buzz), y para el que también han pasado los años, aunque sigue llevando la misma camiseta negra con una calavera blanca estampada (la mejor forma de hacernos reconocible al personaje)

Pero además, con el paso de los años, Pixar ha ido adquiriendo una mayor madurez como creadores y contadores de historias, y esto se nota en esta tercera entrega, ya que tiene un componente emotivo superior al que tenían sus predecesoras.

Estos señores saben cómo tocarnos la fibra, y aquí reinciden, pero lo hacen con mucha soltura y sin abandonar el tono cómico y aventurero que caracteriza Toy Story.

Los últimos 15-20 minutos son apoteósicos, tanto por la tensión y la vibrante acción que se desencadena en el transcurso/desenlace de la huida de Sunnyside, como por ese inevitable nudo en la garganta (y ojos cristalinos, si se me permite la confesión) que se produce ante el cúmulo de emociones cargadas de melancolía y nostalgia que atesoran esos minutos finales.

La compañía no sólo ha mejorado la calidad visual de su animación (a diferencia de sus inicios, los personajes humanos y caninos gozan ya de un acabado excelente), sino que también lo ha hecho en cuanto a la creación de personajes e historias, sin perder la frescura y sorprendiendo una y otra vez con cada nuevo trabajo. Incluso el cortometraje previo al film es una pequeña muestra de la genialidad de estos artistas.

"Toy Story 3" es el broche de oro a una brillante saga que ha ido un paso más allá con cada secuela. Para muchos, y me incluyo, sería la mejor de las tres, y la que, en mi opinión, cerraría a la perfección la franquicia. No habría ninguna necesidad de ofrecer más continuaciones, pero viendo cómo han sabido superarse con cada entrega, ¿quién podría resistirse a otra gran aventura protagonizada por estos entrañables y queridos juguetes? Un servidor, desde luego, no podría, por ideal y redonda que sea esta conclusión.

P.D.: El 3D bien, gracias. No mata, pero que cada uno compre la entrada que guste.




Valoración personal:

17 comentarios:

Chacal (Oscar Ferrer) dijo...

Lo sabía, sabía que no era exagerado el 5 que le dí yo, que efectivamente se lo merece.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Para nada exagerado. Y mira que las otras dos me gustan, pero es que esta tercera me ha encantado. Una auténtica maravilla.

Saludos ;)

Ramón dijo...

Me voy en seguida a verlaaaaa !!!!!
Qué ganas de disfrutar, y ésta si que la veré en 3D.
Ya contaré mis impresiones.

Saludos !!!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Por muy Pixar que sea, lo cierto es que el 3D no es gran cosa. Pasa bastante desapercibido la mayor parte del tiempo (quizás también porque te metes tanto en la historia, que el añadido estereoscópico te da igual). Quizás al inicio se le saca algo más de provecho, pero no creo que valga la pena gastarse más dinero en verla en 3D.

Saludos ;)

Ramón dijo...

Ya la he visto, estoy de acuerdo con tu crítica al 100%. Me han encantado los guiños a otras películas y los cameos de personajes animados conocidos.
El 3D como bien dices no es gran cosa, aunque el maravilloso corto "Día y Noche" luce de fabula con él.
El viernes la comentaré en mi blog.

Saludos !!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Pixar es una apuesta segura :)
Ciertamente, en el corto el 3D está más aprovechado.

Ya me pasaré a leer tu crítica.

Saludos ;)

Summerand dijo...

Hola! antes que nada decirte que tu blog me encanta! :)

y que lo empiezo a seguir desde ahora.

Lo segundo, que aquí tienes el link de mi blog por si quieres pasarte y seguirme tu tambien:

http://noticiasdeterror.blogspot.com/

nos leemos!!:D

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Hola Summerand,
Me alegra que te guste blog. En breve me paso por el tuyo a echar un vistazo.

Saludos ;)

Anónimo dijo...

buenas plisky.

a mi tb me ha encantado, pero me quedo (posiblemente por nostalgia) con las otras dos, aunque esta tenga los mejores momentos y, tal vez, los mas emotivos.

una gran pelicula, sin duda, y de las mejores del año junto con como entrenar a tu dragon (que es casi igual de buena) y el equipo a (esperando tu critica estoy...porque deberias hacerla tu...).

lo dicho, una gran pelicula...por fin.

saludos, javi (el desertor)

Anónimo dijo...

P.D: a mi el 3D si me gusto, y mira que odio ese formato.

vi la pelicula a mediodia en 2D y por la noche en 3D el dia del estreno, yas dos experiencias fueron altamente satisfactorias.

asi que el 3D realmente aprovechado.

saludos.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Hola javi!

Bienvenido a estos humildes lares.
La verdad es que revisar las anteriores me ha venido muy bien, sobre todo para tenerlas más frescas en la memoria y así reconocer más guiños en esta tercera, además de implicarme de nuevo con los personajes. Esto también me ha servido para poder valorar a cada una con más argumentos de los que seguramente poseía en su momento, en el primrr visionado.

Me quedo con la tercera, pero toda la saga está a un muy buen nivel. Si te interesa, tienes una encuesta en el blog para poder votar a tu preferida.

"Cómo entrenar a tu dragón" aún la tengo pendiente de ver. Estoy esperando a que salga en dvd, pero le tengo ganas.

"El Equipo A" la ví el otro día en un pase de prensa, así que la crítica está en proceso. En TBDC supongo que se publicará el fin de semana que viene, aunque también estará por aquí por si deseas dejar tus impresiones.
Te adelanto que para mí no está entre lo mejor del año, así que no sé si será la crítica que esperas leer (ya sabes que para gustos, colores), pero también he de decir en su favor que las críticas se ceban injustamente con ella, y que peores películas han arrasado en taquilla.

Respecto al 3D de Toy Story, no es que no me gustara sino que no le presté la más mínima atención, salvo en los primeros minutos. Quizás se deba a que me metí tanto en la historia, que el adorno estereoscópico me pasó desapercbido, pero la verdad es que está de menos. No creo que aporte gran cosa ni haga más espectacular su visionado. Ahora bien, quizás también dependa del cine. A mi me encasquetaron unas feuchas gafas que, creo, pertenecen a un 3D peor que el Real 3D con el que ví "Ice Age 3".

Pero vaya, que a mi esta moda me atrae poco o nada. No digo que no tenga su gracia, pero me parece algo tan secundario, que no merece la pena pagar más por ello. Pero como ya digo en la crítica, cada cuál que se gaste su dinero como quiera.

Saludos ;)

Darkerr dijo...

Sigo sin ir al cine hace buen tiempo, pero estoy seguro que esas cinco cabezas que le pones a esta pelicula se las merece; las anteriores entregas no me defraudaron en absoluto. Apenas vea esta tercera parte vuelvo para leer tu critica por completo.

Saludos¡¡¡¡¡

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Si hay una película que realmente valga la pena el gasto de la entrada, esa es Toy Story 3.
No debes perdértela ;)

Saludos :)

Anónimo dijo...

pues si pliskeen, he invadido tu blog.

tranquilo, sere buenoi contigo, y aqui lo dejo, que no me voy a meter con tus compis...

respecto a como entrenar a tu dragon estoy convencido de que te encantara.

en cuanto a el equipo a yo me lo he pasado pipa, y como ya he dicho, despues de verla pirata, este viernes repito, pq es una pelicula para ver con palomitas y cocacola ( voy a invitar a mis amigos a tales complementos...y no son pocos, pero me sobran los puntos, xD).

las criticas mas que nefastas han sido tibias (nefastas lo de lo ultimo de shyamalan...que miedo...y mira que sabia que seria mala...pero y. en sus 13 emocionado como siempre...que malo es el hype...). pero que subjetivamente digo que es de las mejores del año pq me encanta la serie y objetivamente considero que es una pelicula de accion la mar de entretenida y correcta y que da lo que se espera de ella...se le puede pedir mas?

respecto a toy story y el 3D, solo digo que el 3D me encanto, aunque he de reconocer que han mejorado el 3D de mi cine, y eso le hizo subir puntos.

saludos ;) (javi el desertor)

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Un blog pequeño y personal como éste es otro rollo muy diferente a TBDC. Tengo mi grupito de lectores, al igual yo soy lector de sus blogs o webs (en caso de que tengan). Nos leemos porque queremos y siempre impera la cordialidad, aunque los puntos de vista sean diferentes. Tampoco busco más visitas ni nada por el estilo. Sólo es mi humilde rinconcito para expresar mi opinión y charlar sobre cine con total tranquilidad y buen rollo con otros cinéfilos.

Al dragón de Dreamworks ya le tenía ganas antes incluso de recibir tan buenas críticas, pero no pude ir a verla al cine. Y para verla en un screener chapucero, prefiero esperarme al dvd.

La crítica es la que quizás se ha cebado más con El Equipo A, aunque éstos se cargan casi todo lo que tenga que ver con cine palomitero. Personalmente, no tenía muchas expectativas, así que a mí me sorprendió para bien. De ahí a meterla entre lo mejor del año, pues tampoco, pero es cierto que la nostalgia tira mucho.
Eso sí, le pega mil patadas a The Losers...

De todas formas, la crítica ya la tengo hecha, así que no tardaré mucho en publicarla por aquí.

La de Shyamalan nunca me llamó la atención, y ahora menos. Dudo que la vea salvo que haya pase de prensa (hay que aprovechar las vacaciones xD)

Saludos ;)

Anónimo dijo...

pues por aqui me tendras ;)

feliz verano (javi el desertor)

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Feliz verano a ti también ;)