domingo, 26 de septiembre de 2010

“Frequently Asked Questions About Time Travel” (2009) - Gareth Carrivick

crítica Frequently Asked Questions About Time Travel 2009 Gareth Carrivick
El tema de los viajes en el tiempo es uno de los más recurrentes dentro del género de la ciencia-ficción. La posibilidad de poder desplazarse adelante o atrás en el tiempo, de viajar hacia el futuro o hacia épocas pasadas, es algo que siempre nos ha cautivado, aunque lejos estamos de poder hacerlo realidad.

No son pocos los métodos que se han sugerido, a modo de hipótesis, para llevar a cabo estos viajes; ni tampoco las dudas, teorías o consecuencias que éstos suscitan. Quizás por ello, tanto el cine como la televisión, y sobre todo la literatura, han fantaseado con esta posibilidad.

Dentro de esta temática, que bien podríamos considerar todo un subgénero, son varias las películas que a lo largo de la historia nos han dejado mayor o menor huella. No vamos a nombrarlas todas (merece un artículo especial aparte… que indudablemente haré), pero sí citaré algunas de las más emblemáticas para un servidor: “El tiempo en sus manos“ (The Time Machine, 1960), primera –olvidémonos del espantoso remake acometido en 2004- adaptación de la novela de H.G.Wells; la magnífica trilogía de “Regreso al futuro”; las dos primeras entregas de Terminator; la divertida y mítica “Atrapado en el tiempo” (Groundhog Day, 1993); el clásico “El planeta de los simios” (Planet of the Apes, 1968); las apocalípticas “Doce Monos” (Twelve Monkeys, 1995) y “Freejack, sin identidad” (Freejack , 1992); o las más recientes “El efecto mariposa” (The Butterfly Effect, 2004) y “Donnie Darko” (2001)

Hay muchas más películas que convendría destacar, pero éstas, quién más, quién menos, las conoce.

Sin embargo, la gran desconocida es la cinta de la que hoy os vengo a hablar.

Frequently Asked Questions About Time Travel” o en modo abreviado, “FAQ About Time Travel”, es la historia de tres amigos, Ray (Chris O'Dowd), Toby (Marc Wootton) y Pete (Dean Lennox Kelly), que tras terminar su jornada laboral en sus respectivos trabajos se dirigen a un bar a charlar y tomar unas cervezas. Allí, los tres amigos entablan distintas conversaciones, a cuál más friki; y es que Ray parece estar obsesionado con los viajes en el tiempo, mientras que Toby no cesa en su empeño de escribir la historia/guión de su vida; todo esto ante la incredulidad y cinismo de su buen amigo Pete.

Tras un largo rato de charla, Ray se dirige a la barra a por otra ronda, y allí se encuentra a una atractiva mujer, Cassie (Anna Faris), que le dice que viene del futuro a arreglar una brecha temporal oculta en alguna parte... Obviamente, Ray no la toma en serio y piensa que todo es una broma de sus amigos. Sin embargo, tras despedirse de ella y volver a la mesa con ellos, éstos niegan haber urdido tal encuentro. Dejando el suceso como algo casual y de lo más curioso (probablemente un invento del propio Ray), los tres prosiguen con sus historias. Pero en un momento dado, Pete se dirige al lavabo y, sin proponérselo, atraviesa la cita brecha temporal a la que Cassie hacía referencia. Al volver atrás, Pete regresa a su tiempo junto a Ray y Toby, que escuchan escépticos la experiencia que éste les relata.

Para probar la veracidad de sus palabras, los tres se dirigen al lavabo y termina comprobando por sí mismos que la brecha existe. Desgraciadamente, regresar a su tiempo no será tarea fácil, y los tres amigos tendrán que viajar repetidas veces a través del tiempo para conseguirlo.

Con este largo título se nos presenta esta simpática comedia de ciencia-ficción cuyos viajes en el tiempo suponen un verdadero quebradero de cabeza para nuestros tres campechanos protagonistas (tres perdedores en toda regla)



La cinta, co-producida entre la HBO Films y BBC Films, fue exhibida en el Reino Unido e Irlanda el 24 de abril de 2009, editándose posteriormente en DVD y estrenándose en televisión en agosto de 2010 (dedicando la emisión a su director Gareth Carrivick, que desgraciadamente había fallecido a principios de año)

Estamos ante una producción muy modesta pero con un gran aliado de su parte: un buen guión.

No es que la trama sea una maravilla o el colmo de la originalidad, pero sí está muy bien hilvanada y resulta muy amena. La aparente sencillez de la historia se complica, por así decirlo, por la propia complejidad que ofrece su temática, y es que hacer coherente y comprensible un film de viajes en el tiempo no siempre es fácil, y menos si se suceden varios viajes a lo largo del metraje.

El exiguo presupuesto no permite muchas florituras, pero Carrivick, experimentado en dirigir episodios para televisión, consigue sin demasiados espavientos llevar a buen puerto el ocurrente guión escrito por el debutante Jamie Mathieson.

Por supuesto, además de los susodichos viajes, el otro aliciente del film son sus personajes, tres treintañeros un poco bastante frikis que afrontarán de diversas formas la aventura de sus insulsas y aburridas vidas.

Toda la historia se desarrolla casi exclusivamente en un único escenario, el típico pub inglés. Además, aquí los viajes en el tiempo no se producen mediante una máquina diseñada para tal función, como bien podría ser un DeLorean o una cabina de teléfonos, sino que son algo incontrolable y espontáneo que se sucede por culpa de una brecha temporal que, curiosamente, se encuentra en los lavabos del citado local. Caso diferente es el de Cassie, la muchacha venida del futuro, que realiza los saltos mediante un mecanismo integrado en su propio cuerpo (sé que suena algo raro, pero lo entenderéis cuando veáis la película)

Básicamente, todo gira en torno a estos tres protagonistas (cuatro si contamos a la esporádica Cassie) y los distintos tiempos que “visitan”, dando lugar así a situaciones de lo más increíbles y también comprometidas, y sucediéndose las habituales paradojas que se acostumbra a ver en este tipo de cine. Y todo con un tono humorístico que no deja de lado la coherencia, de modo que se evita cualquier laguna o fallo en el guión.


Hay que resaltar, en este último aspecto, los frescos y divertidos diálogos entre Ray, Toby y Pete, y entre éste último y Cassie. Sus conversaciones y sus continuas referencias frikis (las ya inevitables a Star Trek y Star Wars, entre otras) complacerán a más de uno. Esto, junto a las singulares situaciones en las que se ven envueltos, mantienen al espectador con una sonrisa constante, algo muy de agradecer en estos tiempos plagados de comedias zafias y vulgares. Sin ir más lejos, la prometedora “Hot Tub Time Machine” (aka Jacuzzi al pasado), estrenada este mismo año en todo el mundo, se quedó en una idiotez lastrada por su mediocre y chabacano humor, pese a partir de una premisa de lo más bizarra y sugerente. Y es que aquí está la diferencia entre una comedia yanqui y una comedia inglesa, amén de las humildes pretensiones de las que hace gala el film de Carrivick.

A eso hay que sumarle un semidesconocido reparto que cumple de forma correcta con sus respectivos roles, sin histrionismos ni excesos de ningún tipo (destacando aquí la habitual viz cómica de Anna Faris y el buen hacer del televisivo Chris O'Dowd, los dos rostros más reconocibles).

Si encima amenizamos sus justitos pero bien aprovechados 80 minutos con un poco de música ochentera (atención a los bailoteos a ritmo del Total Eclipse Of The Heart de Bonnie Tyle o la versión del The Final Countdown de Europe, que bien podría ser una referencia –letra de la canción aparte- a la película de mismo título protagonizada por Kirk Douglas y Martin Sheen), pues ya tenemos ante nosotros la frikada ideal para todo buen amante de los viajes en el tiempo. No hay más que ver la imagen que luce el cartel, un claro guiño a la trilogía de Marty McFly (sin duda, la mayor fuente de inspiración del guionista), y la frase publicitaria que ostenta, “Dr. Who meet Shaun of the Dead”, para darse cuenta del tipo de público al que va dirigida.

“Frequently Asked Questions About Time Travel” es una agradable y meritoria propuesta friki que desgraciadamente no ha llegado ni a nuestras carteleras ni a nuestros videoclubs. No es ninguna joya, pues calificarla como tal quizás sería algo exagerado, pero sí deja buen sabor de boca (un claro ejemplo de cuando menos es más)



Valoración personal:

8 comentarios:

Chacal dijo...

Por lo que escribes si que, como mínimo, uno se queda con las ganas de darle una oportunidad. ¡Ahora que hay tantos canales TDT no sé porqué no estrenan aunque sea en TV todos estos ejemplos de cintas que no han llegado ni por formato cine ni por formato DVD o Blu-Ray).

Pliskeen (David Ribet) dijo...

La TDT se inventó para tener más canales que no ver; canales plagados de redifusiones, teletienda y concursos telefónicos.

Saludos ;)

Darkerr dijo...

Pues sin tu critica no hubiese puesto atención a esta pelicula. Ni el cartel ni los actores me atraen a simple vista. Ya nos la arreglaremos para verla.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Lo cierto es que el montaje del cartel es bastante cochambroso, con lo cual es algo dificil que alguien se sienta atraído por esta propuesta (salvo que reconozca el guiño a la saga de Zemeckis). Y el poco conocido reparto (salvo alguna excepción) tampoco ayuda demasiado.

Pero para eso estamos los blogueros, para ir descubriéndonos películas que, de otro modo, quizás no las hubieramos conocido o no nos hubieran interesado.

De ahí que me guste ir intercalando críticas de estrenos con otras reseñas de cintas menos publicitadas o que acaban directas al dvd.

En cuanto a ésta en particular, creo que puede gustarte o resultarte interesante.

Si tienes problemas para econtrarla, escríbeme al correo del blog y te echo una mano en la búsqueda.

Saludos ;)

dragon negro dijo...

Había oido hablar hace tiempo de esta peli y la tenia completamente olvidada, pero gracias a tu reseña la buscaré y le echaré un vistazo, los viajes temporales son mi debilidad, jejeje.

Por cierto, como tienes el tema Sitges?

Pliskeen (David Ribet) dijo...

A mi también me chiflan los viajes en el tiempo (creo que la "culpa" la tiene Regreso al futuro xD)

El tema Sitges está en incógnita. Me lo llevaba otra persona, pero ya ha terminado el plazo de inscripción. Estoy mirando a ver si consigo acreditación para algunos días. De entrada, podría caer una entrevista a una actriz eque asiste al festival, con lo cual, por lo menos tendría que acudir el día que esté promocionado su película. Y eso sería el día 7.

No sé qué días tiene spensado ir, pero si voy el 7, te aviso.

Saludos ;)

dragon negro dijo...

Yo voy a ir todos los días, de hecho vivo a 10 minutos de Sitges, y siempre me pillo vacaciones, con lo cual estoy allí practicamente todo el día. Ya me dirás algo.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Pues en cuanto sepa algo concreto, te aviso sin falta. Yo iré en tren, así que me iría muy bien un guía cuando llegué allí xD

;)