lunes, 20 de septiembre de 2010

“Hunter Prey” (2010) – Sandy Collora

crítica Hunter Prey 2010 Sandy Collora
Hace algunos años, un cortometraje titulado “Batman Dead End” causó furor en internet (pinchad aquí para verlo) Su autor, Sandy Collora, realizó este fan-film para demostrar sus aptitudes tras las cámaras, y en poco tiempo se convirtió en uno de los vídeos más descargados de la red (más de 600.000 descargas en una semana)

Collora empezó en el mundo del cine a través del arte conceptual y los efectos especiales. En 1988, y con tan sólo 20 años, consiguió trabajo en Stan Winston Studios participando como diseñador de criaturas y escultor en la película “Leviathan”. Posteriormente, llegaría a trabajar con artistas de la talla de Rick Baker (Un hombre lobo americano en Londres) y Rob Bottin (La Cosa, Desafío Total), y también con el productor Arnold Kopelson.

Durante la década de los 90, Collora se dedicó básicamente al diseño conceptual, la escultura, los storyboard y la dirección de arte en importantes películas de Hollywood. Sin ir más lejos , el logo de Jurassic Park es obra suya, además de otros diseños para films como “Abyss”, “Men In Black” “El Cuervo” o “Depredador 2”.

En 1999 hizo su debut como director con el corto “Solomon Bernstein's Bathroom”. Ese mismo año vio la luz su estudio de desarrollo y su compañía de producción independiente, Montauk Films.

Pero no fue hasta la llegada de su más famoso cortometraje que le llegó el reconocimiento del público. Tras dirigir varios spots y videoclips, e intentar sin éxito introducirse en el mundillo de Hollywood, decidió filmar este corto sobre Batman, uno de sus personajes favoritos. Rodado en tan sólo cuatro días y con un presupuesto de 30.000 dólares (de su propio bolsillo), “Batman Dead End” fue presentado en el Comic-Con de San Diego, donde fue recibido con mucho entusiasmo especialmente por los seguidores del caballero oscuro. Collora llegó a repartir diversos dvd’s del mismo, pero nunca imaginó que alguien lo colgaría en Internet y tendría la repercusión que tuvo. Personalidades del cómic y del cine como Alex Ross y Kevin Smith, llegaron a decir que era la mejor encarnación de Batman que se había hecho en la pantalla.

Tras este corto llegaría, en 2004, el falso tráiler "World's Finest", que unía a los dos superhéroes más icónicos de DC Comics: Batman y Superman.

Finalmente, los elogios a su labor tras las cámaras animaron a Corolla a embarcarse en un proyecto algo más ambicioso: el largometraje. Y “Hunter Prey” es el resultado.

La historia gira alrededor de un comando intergaláctico de élite que realiza un aterrizaje forzoso sobre un áspero y desconocido planeta mientras llevaba a cabo el transporte de un preso extranjero. Al estrellarse la nave, la criatura se evade de sus captores, por lo que el grupo recibe nuevas órdenes: capturarlo vivo y traerlo de vuelta a la base.

Los soldados comienzan a hacerse preguntas sobre el objeto de sus órdenes, sobre quién es el preso y sobre cómo es posible que siendo mayor en número, se encuentren en severa desventaja. Y es que éste no tardará mucho en deshacerse de gran parte de sus perseguidores, hasta quedar en pie sólo un soldado que se interponga en su huida hacia la libertad.


Para este primer largometraje, Collora no ha tenido la suerte –que sí han tenido otros- de contar con el apoyo de un gran estudio ni con el apadrinamiento de alguien de peso de la industria; y menos aún ha podido involucrar a su proyecto a un puntero estudio de efectos especiales.

Sin embargo, su experiencia en el diseño de producción le ha servido para mucho, y ha conseguido que su película tenga un aspecto creíble y creativo.


Filmada en México con una cámara digital, Collora ha aprovechado la escasez de medios para centrar su historia más en la confrontación llamémosla racial –e ideológica- entre sus protagonistas, que en las escenas de acción propiamente dichas. De hecho, éstas son más bien poco destacables, pues no pasan de ser meros y breves enfrentamientos cuerpo a cuerpo coreografiados de forma sencilla; mientras que el resto son unos pocos tiroteos tampoco demasiado llamativos, aunque sí bien rodados.

El escenario lo brinda México con sus arenosas y rocosas localizaciones, que sirven perfectamente para ambientar la acción en un caluroso y desierto planeta sin rastro alguno de civilización (ni tan siquiera construcciones), más allá de la fauna propia del lugar (una suerte de sanguijuelas de considerable tamaño, y algún que otro gigantesco esqueleto, que nos sugiere la existencia de bestias aún más grandes)

Por tanto, con tan pocos elementos a su disposición, sus responsables tan sólo han tenido que procurarse una trama suficientemente interesante como para mantener la atención del espectador a lo largo de su escasa hora y media de duración; y caracterizar de forma convincente a sus personajes, amén de equiparlos adecuadamente con elementos propios de este tipo de producciones (armas, comunicadores, naves…)

Sobre esto último, cabe decir que el maquillaje está bastante conseguido (atención a esa especie de troll Tolkiano), y que algunos objetos, aunque tengan un aspecto un tanto artificial (las maquetas y ciertos aparatos, como las armas, transmisores o armaduras, no pueden esconder su procedencia plástica), poseen un diseño atractivo, además de dejar claro cuáles han sido algunas de sus referencias más directas (los cazarecompensas de Star Wars, por ejemplo)

Respecto a lo primero, la trama, considero que es el gran pilar en el que se sustenta el film, no tanto por el argumento en sí, que no deja de ser una cacería de lo más típica, sino por la forma en que Corolla y su co-guionista Nick Simon la desarrollan, haciendo especial hincapié en las motivaciones de sus personajes principales.

También es meritoria la forma en la que éstos se presentan al espectador, pues Corolla usa sus vestimentas para mantener el misterio acerca de su identidad hasta bien pasados varios minutos (misterio que, por supuesto, servidor no va a desvelar). Esto deja al espectador intrigado y desconcertado, pues aún no sabe exactamente quién es cada uno ni cuál será su papel a desempeñar. Es más, pese a ir avanzando en la trama, es algo complicado decidir si realmente existe un héroe y un antagonista, pues a fin de cuentas, cazador y presa no son más que soldados que reciben órdenes de sus respectivos superiores en SPOILER --- una guerra en la que ellos no han tenido voto, pero en la que muy posiblemente ahora jueguen un papel de vital importancia --- FIN SPOILER.

Lo cierto es que Hunter Prey recuerda, en cierto modo, a una añeja película de género con la que comparte ciertos aspectos: “Enemigo Mío”, una poco conocida –o más bien olvidada- joyita de la ciencia-ficción.


El juego del gato y el ratón que se establece entre sendos personajes cobra mayor relevancia cuando les conocemos un poco más y descubrimos las causas que les han llevado a esa situación. Corolla y Simon pretenden ir un poco más allá del mero survival sirviéndose de la personalidad de sus protagonistas, para así dar mayor entidad a una cinta que, en su esencia, no deja de ser un humilde pasatiempo y una prueba de fuego -y carta de presentación- para su autor cara la industria hollywoodiense.

Quizás sea eso lo que hace realmente interesante la propuesta de Corolla, pues los escasos medios con los que cuenta le impiden dotar de mayor intensidad y espectacularidad el survival que aquí nos propone, por lo que a nivel de acción y pirotecnia se nos antoja un film discreto y algo escaso de alicientes como para recomendarlo a todo el que busque un explosivo entretenimiento. Sin embargo, aquellos aficionados al género ci-fi pueden encontrar aquí una película de bajo presupuesto que, en mayor o menor medida, podría satisfacerles y contentar su curiosidad acerca del potencial que posee Corolla.

Servidor, que lleva tiempo siguiéndole la pista a Hunter Prey, podría considerar que el resultado es mejorable y posiblemente hasta decepcionante si uno poseía una idea preconcebida de lo que iba a ver. Pero aún así, las virtudes de las que hace gala no son pocas, y sugieren que Corolla aún tiene mucho que decir y demostrar, por lo que, de seguro, con más y mayores medios a su alcance, podría dar la campanada en un actual panorama cinematográfico necesitado de nuevos talentos (y que cada vez más parece buscarlos en los cortometrajistas, especialmente si demuestran que con poco dinero y mucho ingenio pueden hacer buen uso de los nuevas tecnologías) Quién sabe, quizás incluso realizar un remake de su propia película.

Por el momento, tenemos aquí su sugerente opera prima, que salió en Dvd el 27 de julio de este año, aunque llegó a proyectarse previamente en un pase especial en la Universidad de California del Sur.



Valoración personal:

8 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

El corto de Batman es increible. El físico del superhéroe es calcado de los cómics de Frank Miller, aunque al final esperaba que apareciese el mismo Godzilla y acabara con todos. Muy bueno, si señor.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Lo cierto es que al final se le va un poco la pinza (xD), pero tampoco es nada que no se hubiera visto ya en cómics. Lo cierto es que algunos fans de Batman se quejaron de eso, pero a mi me pareció la mar de curioso.

Y el actor que lo interpreta aparece también en esta película y resulta convincente.

Saludos ;)

Darkerr dijo...

La tendré en cuenta pues me interesa mucho este film, al menos desde ahora. Los cortos que realizó Collora me gustaron bastante, asi que no dudo que este tio tiene ideas interesantes.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Collora tiene potencial, por lo que espero que pronto consiga hacerse un huequecito en Hollywood y nos demuestre de qué es capaz.

Saludos ;)

dragon negro dijo...

Esta misma tarde hablaba del film, y me paso por aquí para descubrir que ya lo habías hecho, jejeje. Bueno, coincidimos bastante, la verdad es que me ha sorprendido gratamente, a media película me daba miedo de que la cosa decayera y no supieran seguir manteniendo el interés, pero nada, justo en cuando empieza lo mejor con unos buenos dialogos y esa especia de juego a ver quien pilla antes al otro que da muy buen resultado.

Habrá que estar pendiente de Collora a ver que tal.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

El cara a cara entre ambos personajes, lo que se dicen, etc. es lo mejor de la película.

Un producción sencilla hecha con buenas ideas.

Saludos ;)

joel dijo...

tendra parte 2 la pelicula de hunter prey?? por que queda para una continuacion.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

En un principio no hay nada acerca de una seculea. Obviamente, la película deja esa posibilidad abierta, pero no parece que en un futuro inmimentne Corolla vaya a dedicarse a ello.

En una reciente entrevista, el director comentó que estaba escribiendo una nueva película titulada de forma provisional como "Hive" (= colmena), y que iría sobre aliens en la Tierra; una especie de Men In Black pero con un tono mucho más serio y oscuro.

Saludos ;)