jueves, 7 de octubre de 2010

Crónica Sitges: Día 1 (7 de Octubre)


Hora de llegada:
10:40 am aprox.

Objetivos: Ver la película “Los Ojos de Julia”, asistir a su rueda de prensa y entrevistar a su actriz principal, Belén Rueda.

Al estrenarme por primera vez en el Festival de Sitges he tenido que ponerme al día en cuestión de minutos, ya que ahí el ritmo entre proyección y proyección u evento es algo trepidante. Se proyectan muchas películas a lo largo de todo el día y en distintas salas, por lo que hay que hacerse un buen planing para tenerlo todo bien organizado y no volverse loco.

Tras recoger la acreditación, informarme del protocolo y tomar un refrigerio con el compañero bloguero Xavi de Más allá de Orión (indispensable guía e informador sin el cuál hubiera estado bastante perdido, todo sea dicho), me dirijo al Auditori, una inmensa sala de cine (una de los más grandes del Mediterráneo) con capacidad para 1.384 plazas, que acoge las ceremonias de inauguración y clausura y entre cinco y siete sesiones diarias durante el Festival. Además, es la primera sala en España equipada con Dolby Surround 7.1, una mejora de la cual mis oídos puedan dar fe.

Allí se proyecta los “Los Ojos de Julia”, película que inaugura el Festival y que se ha ganado unos cuantos aplausos al final de la proyección, si bien no todo el mundo ha salido satisfecho de la sala (ya se sabe que para gustos, colores)

Mi opinión la tendréis a posteriori de esta crónica y de forma amplia, algo que dudo pueda repetir a lo largo de estos días (no es lo mismo ver y reseñar una sola película, que varias)

Unas minutos más tarde, ya en el Hotel Meliá, se ha iniciado la rueda de prensa de la película a la cual han asistido, entre otros, el director Guillem Morales, Belén Rueda y el actor catalán Pau Derqui.

A modo de resumen, podríamos hablar de ese cierto look de los 50 que Morales confiesa haber querido otorgar a la cinta para evocar un poco al cine de Hitchcock (y huir también de esa estética gótica que en un principio Guillermo del Toro, uno de los productores, le sugirió que tuviera). También el crear un ambiente gris para que, de algún modo, se insinuara que no hay nada bonito que ver, y se jugara un poco con el tema de la ceguera irreal/metáforica del personaje principal antes de quedarse realmente ciega.

Hubo secuencias rodadas bajo la lluvia y con una temperatura de 2 grados, con lo cual hacía muchísimo frío. Algunas de estas secuencias son precisamente en las que Belén va algo más desabrigada e incluso descalza, por lo que la actriz admite que en algunos momentos el rodaje fue duro por cuestiones meramente climáticas. Por lo demás, se creó un buen ambiente de trabajo que permitió a cada uno dar lo mejor de sí mismo sin pensar en las posibles dificultades de la filmación.

En cuanto a su personaje, ha destacado sobre todo su sufrimiento al padecer el proceso de negación ante la ceguera, aunque previamente Julia ya supiera que existía tal posibilidad. En ese estado, su personaje no sólo tiene dificultades físicas sino también emocionales.

A la hora de prepararse para el papel, Belén comenta que no quería que le enseñaran a moverse como una persona ciega para que sus primeras reacciones ante tal cambio fuesen lo más reales posibles. A fin de cuentas, no debía aparentar una innata destreza habiendo perdido la visión en cuestión de días y horas, sino mostrarse insegura y algo patosa.

Por su parte, Pau ha comentado que no se basó en ningún referente cinematográfico concreto para desarrollar su papel de SPOILER--- asesino, aunque pudiese tener a varios asesinos reales (no ficticios) en mente, como por ejemplo Ted Bundy. También ha salido a relucir una faceta curiosa de su interpretación, ya que su personaje apenas parpadea en los momentos de mayor tensión y acción, lo que quizás le otorga esa mirada loca y turbia de la que hace gala.
De hecho, Morales, amigo del actor, confiesa que en algunos momentos daba verdadero miedo y que le sorprendió notablemente el trabajo de Pau, argumentando medio en broma que realmente le daba mal rollo. ----FIN SPOILER

La productora Mar Taragona ha hablado un poco de la inusual e innovadora forma con la que Morales relata la historia, evitando no mostrar los rostros de los personajes cuando Julia permanece ciega. Esta decisión es algo difícil, quizás, para que un productor se atreva a dar el visto bueno al director, pero lo encontraron interesante y confiaron en él, por lo que se muestra satisfecha con el resultado. Morales apunta que con ello ha querido crear una atmósfera especial con la que el espectador pueda compartir la ceguera de Julia.

Finalizada la rueda, servidor ha aprovechado para llenar un poco el estómago y cargar energías para la entrevista. Curiosamente, en ese intervalo de tiempo he tenido oportunidad de conocer y charlar en persona con Javier Ruiz Caldera, director de “Spanish Movie”. Junto a otro compañero bloguero (Ray, de Diario de Venusville), hemos intentado sonsacarle algo de sus futuros proyectos. Obviamente, no ha podido desvelarnos demasiado (¡Top Secret!), pero nos ha asegurado que no sería una secuela de su exitosa parodia (aunque los productores se lo habrían ofrecido)

Después de este anecdótico encuentro ha tenido lugar la entrevista con Belén Rueda junto a otros tres periodistas (el exceso de entrevistas obligaba a agruparnos para dar cabida a todos los medios acreditados)

Debido a unos problemas técnicos, me es imposible citar palabras textuales, por lo que seguiré el mismo modus operandi que con la rueda de prensa: resumiendo un poco lo más destacable de la misma.

Por lo pronto, me ha sorprendido cierta confesión de la actriz, ya que al parecer nunca fue demasiado aficionada al género de terror. En su época adolescente era incapaz de atreverse a ver películas como "El Exorcista" o "El Resplandor", por lo que muchos de estos clásicos los ha visto ya de mayorcita. No deja de ser irónico que ahora sea éste el género que más popularidad y éxito les está proporcionando. Eso sí, aún ahora, admite que si ve una película de terror, prefiere hacerlo en compañía.

De todas formas, Belén nos ha comentado que tampoco es que tenga demasiado en cuenta el género de sus futuros trabajos. Se deja guiar por las historias y los personajes, y afirma que cuando le llegó el guión de “Los Ojos de Julia” le encantó, y por eso se decidió a interpretarlo.

De su personaje destaca sobre todo ese lado humano y vulnerable que hace que el público empatice con Julia y la sienta como una persona real, cercana. Además, para preparase para el papel se puso en contacto con la ONCE y estuvo hablando con gente que trabaja con personas ciegas.

De la situación actual de nuestro cine, comenta que hay mucha gente con talento, aunque quizás cueste abrirse camino en la industria. También que, tiempo atrás, la crítica, y no tanto el público, la tenía encasillada como actriz de comedia, algo que en últimos años, y tocando distintos géneros, queda demostrado como erróneo (en opinión de un humilde servidor)

Ahora bien, después de sus últimos trabajos, sí admitió que le apetecería hacer una comedia.

Entrando de lleno en el rodaje de la película, he querido saber los entresijos de la filmación de una secuencia en particular, y es que un momento de la trama, Julia tiene al asesino enfrente con un afilado cuchillo apuntando directamente a sus ojos y muy de cerca. La escena no tiene trucaje alguno, y fue rodada tal cual por los dos actores. Belén comenta que durante la filmación había un silencio sepulcral, con todo el equipo concentrado para que todo saliera bien. Se intentó trucar la escena (usaron un cuchillo de madera) y probar con el ordenador, pero la cosa no quedaba bien, así que Belén y su compañero de reparto no tuvieron problemas en llevarla a cabo, aunque reconoce que el cuchillo llegó a rozarle las pestañas. En ese momento es cuando reconoció el peligro que entrañaba la escena, pues mientras está rodando se mete tanto en el papel que cruza el umbral del miedo sin darse cuenta. Y es que en el cine, afronta situaciones que fuera de sus personajes y en la vida realidad probablemente no se atrevería.

Por último, y ya como pregunta obligada, he indagado sobre sus futuros proyectos, y ya nos ha confirmado que su próxima película no será de género. Se trata de “No tengas miedo”, un drama en el que se pone a las órdenes del director navarro Montxo Armendáriz.

Y hasta aquí lo que ha dado de sí el primer día en el Festival de Sitges. Mañana habrá más.

3 comentarios:

Chacal (Oscar Ferrer) dijo...

Te envidio por tu labor, y si la vas a hacer así todos los días cuenta con mi visita diaria.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Los próximos días voy a tener menos tiempo, pero intentaré hacerlo lo mejor posible.

Saludos ;)

Almas Oscuras dijo...

Otro que se apunta a la vista diaria. Amazing Movies y Más allá de orion para estar bien informado de todo lo que ocurra ne Sitges.

A mí me quedan todavía un par de días...

saludos