lunes, 18 de octubre de 2010

Crónica Sitges: Días 3-4 (9-10 Octubre)

stiges 2010 the ward secuestrados rare exports chatroom tucker & dale
Últimas horas del domingo, y por fin puedo disponer de unos minutos delante de un ordenador para contaros las recientes jornadas.

Como ya os adelanté, el sábado tocaba sesión continua en los cines El Prado, así que después de hacer un poco de turismo por Sitges y ver cómo maquillaban a la gente para la Zombie Walk de la noche (ya subiré las fotos al Facebook), servidor se sentaba en las viejas y medio deterioradas butacas de la sala (en la zona del gallinero para no perder detalle de los subtítulos vía pantalla de leds).

1ª Sesión-Chatroom: Curiosa alegoría acerca del peligro que puede suponer internet, y más concretamente los chats, en manos de gente perturbada, siendo los jóvenes influenciables o inestables sus potenciales víctimas.

La trama implica a 4 personajes que se reúnen en un chat en el que se cuentan sus traumas personales. Entre ellos está un enfermo manipulador que traerá el caos a sus insatisfactorias vidas.

Película a ratos interesante, a ratos demasiado extraña, en dónde lo más destacable es el modo en el que el director, Hideo Nakata (The Ring, Dark Water…), escenifica los distintos chateos entre los personajes. El discurso crítico puede recordar un poco a la alemana “Ben X”, y la idea de base tiene potencial, pero hay demasiados altibajos para resultar del todo complaciente.

A destacar un joven y convincente reparto en el que sobresale Aaron Johnson en un rol diametralmente opuesto al de Kick-Ass.


2ª Sesión - Red White & Blue: Sórdido (y plomizo) drama en el que una joven va escampando el sida a toda salido que se cruza por su camino. Una historia de doble e incluso triple venganza que el propio director vino a presentarnos en el mismo Prado. Su título hace referencia a los colores de la bandera americana, y la trama es un intento de hacer crítica a la sociedad yanqui, aunque más bien se centra en la versión más marginal de los suburbios.

Mucho plano corto y mucha escena que no dicen nada, un ritmo tormentoso y personajes algo desdibujados; en líneas generales, un terrible suplicio para un servidor, aunque fue inesperadamente aplaudida al final de la proyección.





3ª Sesión- Maratón: Después de cenar un poco y zamparme una larga cola bajo la lluvia, empieza con retraso la maratón de madrugada (y cruzamos los dedos para que nada la estropee, ya que según me cuentan, las maratones del día anterior –en el Auditori y en los cines El Retiro- deslucieron por problemas técnicos)

Primero un par de cortos –que sus propios directores nos presentan- de lo más cutres y bizarros, en donde la sangre y las vísceras son las protagonistas (mención especial a los momentos musicales ampliamente aplaudidos del segundo corto)

Y tras éstos, la película que tanto deseaba ver: Tucker & Dale vs Evil, una parodia a los slashers ubicados en bosques y cabañas.

Un grupo de jóvenes universitarios acampa en el mismo bosque en el que se encuentran Tuck y Dale, dos amigos (“paletos”) a los que éstos toman por unos psicópatas asesinos tras producirse un infortunado accidente.

Descacharrante y sangrienta comedia paródica que se burla de los tópicos del género a través de una absurda confusión que va empeorando a medida que avanza el metraje. Los televisivos Tyler Labine (Invasión, Reaper) y Alan Tudyk (Firefly, V) se salen interpretando a Tucker y Dale. Algunos momentos impagables y mucha animalada para la película que salva un poco el día… Como se suele decir, a la tercera va la vencida. Muchas risas en la sala y gran aplauso final.

La maratón continúa pero servidor está hecho polvo, empapado y muerto de sueño. El cuerpo ya no aguanta dos películas más, y encima toca madrugar para ver el regreso de Carpenter a la gran pantalla.

----

Apenas duermo 4 horas y ya suena el despertador. La sesión empieza a las 8.30 (estas no son horas de proyectar una película…) y el café tiene que esperar hasta que ésta finalice.

1ª Sesión - The Ward: Atractivos títulos de crédito para una película de terror del montón. Otra de fantasmas con un giro final que no resulta ni novedoso ni sorprendente (SPOILER --- si has visto "Identidad" y "Shutter Island" has visto "The Ward"; y ni siquiera ésta está a la altura de las dos citadas ---FIN SPOILER)

El regreso de Carpenter decepciona bastante. Tirar de sustos fáciles, de dolby surround y de una trama tan tópica puede ser comprensible (que no admisible) en un principiante, pero no en veterano del género con unos cuantos clasicazos a sus espaldas. Las películas hay que juzgarlas por lo que son y no por quién dirige, y por mucho que duela, hay que reconocer que Carpenter no da la talla. Aprobado raspado para una película de terror pasable y olvidable.

Sigo pensando que el thriller carcelario con Nicolas Cage pintaba mucho mejor. Eso sí, su último trabajo no llega a los niveles de suprema decadencia de lo último de Romero (director al que ya le toca la jubilación o, como mínimo, un cambio de género)

2ª Sesión - Secuestrados: Después de almorzar toca otra de las películas españolas destacadas del festival, y una de las que más me apetecía. Un film de secuestros en casa made in spain (¿adivináis la nacionalidad de los secuestradores?) pero con un aire muy yanqui. Recuerda y mucho a Firewall (aquella con Bettany y Harrison Ford), aunque aquí no hay lugar para las heroicidades. Tiene momentos brutos que divierten más que impactan, por lo que al final no te la tomas muy en serio. Dirección un poco a lo Greengrass e interpretaciones convincentes de Fernando Cayo y Ana Wagener (Manuela Vellés sobreactúa en ocasiones, y no aguanta bien los planos largos)

Abundan los clichés (la llegada del madero es típica y tópica y el trío de ladrones también: el bueno, el malo y el peor), pero entretiene. Se deja ver, sin más.

Aprovecho el tiempo que me queda para la siguiente y más prometedora sesión y me meto en un par de conferencias. Una con Richard Kelly en la que se habla sobre todo del tema religioso con el que impregna sus películas; la otra con el productor Jan Harlan como invitado especial para hablar del 30 Aniversario de "El Resplandor", y en la que nos desvela algunas curiosidades del rodaje y de Kubrick.

[En caso de tener algo de tiempo, ampliaría la crónica con más detalles de estas dos conferencias.]

Como algo en 10-15 minutos y vuelvo a hacer cola para la última película del día (al menos para mí)

3ª Sesión - Rare Exports: A Christmas Tale: cinta finlandesa del director Jalmari Helander (que ha estado presentándola en vivo y en directo) basada en su propio corto de 2003. Una aventura de corte fantástico en la que Santa Claus es un terrible asesino. Tono terrorífico e infantil con sus acertadísimos toques de humor, un casting creíble (¡niño incluido!) y una dirección muy certera.

Resultado satisfactorio para una de mis apuestas personales (y la que me devuelve un poco la fe en un Festival plagado de morralla)


Vista ésta, toca retirarse. La falta de sueño ya pasa factura y mañana tocan cuatro películas más: “Super”, dirigida por James Gunn (Slither, la plaga), Dream Home (de la que no me fío un pelo), “Vanishing on 7th Street”, lo último de Brad Anderson, e “Insidious”, que reúne a los máximos responsables de la primera Saw (director y guionista)

Espero poder con todas…


Saludos desde Sitges

2 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Lamento que el film de Carpenter no alcance las cotas que se desearía de un director tan reputado en el género. No levanta cabeza desde "Fantasmas de Marte".

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Opino lo mismo. Ni siquera su tan alabado capitulo para la primera temporada de "Masters of Horror" me covenció demasiado (aunque con lo mala que era la serie, el suyo destacaba por encima de los demás)

A ver si con la próxima vemos un poco del Carpenter de antaño.

Saludos ;)