domingo, 12 de diciembre de 2010

"La trampa del mal" (2010) - John Erick Dowdle

criticaLa trampa del mal 2010 John Erick Dowdle
Para muchos seguidores de M. Night Shyamalan, el declive del director empezó con la denostada “La joven del agua”. Promocionada erróneamente como una película de terror, la (irregular) fábula del hindú se estrelló en taquilla y se ganó la desconfianza del espectador. Por su parte, los críticos, a quiénes no les sentó nada bien que se les ridiculizara en la película, lo incluyeron de cabeza en su lista negra.

Tras este fracaso, llegó “El incidente”, que pese a las nuevamente malas críticas, logró recaudar tres veces lo invertido. Eso no evitó que la reputación del director empezara a caer en picado, por lo que la única vía de escape que le quedaba era someterse al mainstream hollywoodiense (aka bajarse los pantalones y tragarse el orgullo) y aceptar rodar por encargo una superproducción fantástica con vistas a convertirse en franquicia. Así es como veía la luz en julio de este año “Airbender, el último guerrero”, adaptación en live-action de una serie de dibujos animados de Nickelodeon, y otra película que volvía a ganarse los abucheos de público y crítica. Al final de su carrera comercial, no obstante, ha conseguido salvar los platos gracias al mercado internacional, por lo que no puede considerarse ni éxito ni fracaso (eso sí, de las secuelas mejor iros olvidando)

Los aventurados que proclamaron a Shyamalan como "el nuevo Hitchcock", han visto como en los últimos años han tenido que tragarse sus propias palabras. Las legiones de fans surgidas a raíz de sus primeros -y a mi gusto, sobrevalorados- trabajos han ido disminuyendo con el paso del tiempo, y la crítica ha pasado de adorarlo a repudiarlo con la mayor saña posible (ni que decir que los extremos no son nunca aconsejables)

Con todo, Shyamalan no se rinde, y ahora se atreve a amparar producciones basadas en sus propias historias, pero escritas y dirigidas éstas por otros (llamémosles sus mecenas). Al estilo Alfred Hitchcock Presenta, el director ha concebido lo que llama The Night Chronicles, un conjunto de películas de temática sobrenatural dentro de un contexto urbano. En un principio, el invento apunta a trilogía, y ya tenemos con nosotros la primera película para saber lo que nos pueden deparar estas “Crónicas Nocturnas”.

La historia tiene por protagonistas a cinco desconocidos que un buen día quedan atrapados en un ascensor de un gran edificio de oficinas. Al poco de detenerse, comienzan a suceder cosas extrañas, provocando que la tensión y desconfianza entre ellos vaya en aumento. La situación poco a poco empieza a ponerse realmente peligrosa, con lo que incluso tiene que intervenir la policía.

La cosa, sin embargo, es mucho peor de lo que cualquier de ellos se imagina. Y es que por increíble que parezca, uno de los cinco es el mismísimo Satanás...


Un ascensor atascado. Cinco personas atrapadas en su interior. Y entre ellos, el Diablo dispuesto a llevarse sus pecadoras almas.

Lo cierto es que la premisa no podría ser más sugerente. Y el tráiler, a priori, tampoco lucía nada mal (amén de tener uno de los mejores carteles del año).

La nueva iniciativa de Shyamalan prometía, y quizás poner su inventiva al servicio de otros era la mejor que podía hacer en estos momentos. Y es que guste o no su cine, hay que admitir que sobre el papel, es un tipo capaz de crear historias, como mínimo, interesantes (aunque la mayoría beban de otras películas o fuentes). Que luego sepa o no llevarlas a cabo ya es cuestión de que cada uno juzgue por su cuenta (en lo personal, ninguna de sus películas me entusiasma)


Aquí la mano de Shyamalan se nota. Sin ir más lejos, la forma en que el director, John Erick Dowdle, abre la película -con ese suicidio que, según la voz en off (correspondiente al personaje de Jacob Vargas, uno de los vigilantes del edificio), presagia la llegada del Diablo a la Tierra- evoca directamente a las primeras escenas de “El incidente”. Aunque quizás la parte de los créditos iniciales nos recuerde más a “Origen”, de Christopher Nolan.

Lo que sigue es un thriller sobrenatural con un desarrollo en la línea de los 'Diez Negritos' de Agatha Christie (como ya bien apuntaba un crítico norteamericano). Y es que una vez quedan los cinco personajes atrapados dentro del ascensor, éstos van muriendo uno a uno a manos de uno de ellos. Así pues, el verdadero problema reside en averiguar cuál de ellos es el asesino. Lo que en un principio apuntaba a accidente por un fallo técnico, parece ahora un señuelo perfectamente planificado para cometer una serie de asesinatos. Y lo que parecía un simple rescate se convierte ahora en toda una investigación policial; en una carrera contrareloj para llegar al ascensor antes de que no quede nadie a quién rescatar.

La verdad es que si uno es un poco perspicaz, y/o como un servidor, es “perro viejo” y conoce al dedillo ya las triquiñuelas del cine “made in Hollywood”, no es difícil averiguar quién, de entre los cinco, es el Diablo. De hecho, tan sólo hicieron falta una par de frases, las primeras que pronuncia el personaje, para desenmascararlo ipso facto. Pese a eso, hay que admitir que el guionista juega bien sus cartas y logra crear, la mayor parte del tiempo, un adecuado clímax de tensión y suspense que hará que más de uno le dé una y otra vuelta a la verdadera identidad de cada uno. Inclusive yo mismo llegué a plantearme que quizás podría haberme precipitado en mi deducción inicial. Tal cosa no ocurrió, pero agradecí que consiguiera implantar en mí ciertas dudas (aunque fuese haciendo un poco de trampa con algunos detalles de la trama cogidos por pinzas)


De todas formas, da la sensación de que la historia podía haber dado mucho más de sí. Su escasa duración es un arma de doble filo. Por un lado, el positivo, permite que la película no se haga pesada y se vea en un suspiro; por el otro, el negativo, es que el desarrollo de la trama se note algo apresurado, por lo que ese juego de miedos y desconfianzas pierde fuelle conforme los asesinatos van transcurriendo a un intervalo de tiempo cada vez menor. La simpleza de los personajes (podían haber estado mejor trabajados), y unas actuaciones más bien justitas (en el mejor de los casos, no pasan de ser meramente correctas) hacen que la historia interese e impacte muchísimo menos. Aunque lo peor quizás esté en ese desenlace tan anticlimático que encierra en sí mismo una moralina inoportuna y más bien prescindible (aunque dentro del concepto del bien y del mal en el que se teje el argumento, podría considerarse hasta legítimo)

Lo más remarcable quizás sea la resolutiva dirección de Dowdle (responsable de "Quarantine", el remake plano por plano de la española "REC"), con una planificación de escenas ciertamente conseguida y un ritmo narrativo más que aceptable; y una contundente banda sonora a cargo del español Fernando Velázquez (El Orfanato, Lo Ojos de Julia, El mal ajeno), que quizás sea demasiado resultona para el tipo de película que tenemos delante.

Conclusiones: aprobado raspado para “La trampa del mal”, un producto al que las salas de cine le vienen un poco grandes (mejor en televisión). Aunque hay que decir que gracias a su escaso presupuesto ha resultado un film rentable. Claro que si en vez de valorar el éxito en base a la inversión, lo hacemos tomando como referencia la cantidad de entradas vendidas, no es que la propuesta de Shyamalan haya causado sensación. Desde luego, sus detractores mejor absténgase de verla, pues no va a hacerles cambiar la opinión que les merece el hindú. El resto, fans y espectadores casuales e imparciales, juzguen y vean. Seguramente no les parezca ni tan mala ni tan buena como la ponen unos y otros (aunque de momento los primeros ganan por mayoría)



Valoración personal:

12 comentarios:

Kinski dijo...

Entretenida que no es poco. Este proyecto de Night Chronicles me parece demasiado ambicioso para un "Chamalán" que está (merecidamente)en la cuerda floja.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Si sus historias son interesantes y los elegidos para llevarlas a cabo hacen bien su trabajo (esto es, correguir y mejorar en su justa medida todo aquello que no funcione), quizás salga algo productivo, pero sigo pensando que esto estaría mejor en televisión.

A Shyamalan le pierde mucho es el ego. Incluso en esta pequeña producción hay retazos pretenciososo marca de la casa.

Saludos ;)

PEPE CAHIERS dijo...

Joder, pero mira que Shyamalan se ha estado cavando su propia tumba. "La joven del agua", bueno por lo menos era simpática. "El incidente" tenía algo, no se qué, quizás la parte en que se refugian en la casa de la vieja, pero, mira que le estaba dando vueltas para no ver "Airbender" y al final le eché ayer un vistazo y no pude aguantarla. ¿Seguro que este avatar en miniatura es de Shyamalan?

Pliskeen (David Ribet) dijo...

De ahí el dicho de "la curiosidad mató al gato" xD

Yo ni me he molestado en verla porque ya de por sí no me atrae nada la historia. Pero vaya, que escuché en una rueda de prensa que el Sr. Shyamalan estaba muy orgulloso de todas y cada una de sus películas, e insinuó que es la gente que no las sabe apreciar. La verdad es que no se cómo cabían todos en la misma sala con el desproporcionado ego de este señor xD

Saludos ;)

P.D.: La "La joven del agua" recuerdo que la ví mucho tiempo después de que se estrenara en cines. No me disgustó del todo, quizás porque no la encontré tan mala como decían, pero el guión era muy regulero.

"El incidente" empieza francamente bien pero luego va cuesta abajo.

Anónimo dijo...

"Pero vaya, que escuché en una rueda de prensa que el Sr. Shyamalan estaba muy orgulloso de todas y cada una de sus películas, e insinuó que es la gente que no las sabe apreciar. La verdad es que no se cómo cabían todos en la misma sala con el desproporcionado ego de este señor xD"

jajajaja, enorme.

lo que va a conseguir este señor con comentarios asi y con esa actitud es que rian de el...al igual que de uwe boll...se va a convertir en un personajillo..lastima, el protegido y señales son geniales (lastima tambien por el resto de su filmografia).

saludos, javi

Gárgola dijo...

Yo creo que Shyamalan pusó el liston tal alto con su sexto sentido, que le fue imposible mantenerlo, cuanto menos superarlo. aunque tengo que reconocer que el Incidente me gusto bastante, lastima del final.
Esperemos le vaya bien en su faceta de productor.
Un saludo.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

javi,
Shyamalan es un tipo que no tolera ni una sola crítica negativa de sus películas, y que tampoco es capaz de mirarse el ombligo y admitir sus propios erros. Y el claro ejemplo es la venganza que se tomó con los críticos incluyendo al personaje del crítico cretino en "La joven del agua". Es realmente triste que un director de cine tenga un comportamiento/berrinche tan infantil. Los críticos pueden endiosarte o hundirte, pero es lo que hay. Si no estás de acuerdo con las reglas del juego, ponte a hacer ensaimadas.

Gárgola,
Yo creo que, desde un buen principio, se le endiosó demasiado, y luego pasa lo que pasa. Personalmente, "El sexto sentido" me parece una película correcta, no más. Lo que sí es cierto es que nunca ha llegado a hacer algo de ese nivel, y como ese nivel se sobrevaloró en exceso, ahora quizás también se machacan en exceso sus actuales trabajos. Es lo que yo llamo "la ley de la balanza", o la "ley de la compensación".

Si un tipo tiene imaginación para crear historias, pero no es capaz luego de llevarlas a buen puerto, lo mejor que puede hacer es delegar esas funciones (escritura y dirección) a otras personas.

Saludos ;)

Chacal (Oscar Ferrer) dijo...

Yo intenté ser condescendiente pero la verdad es que no pude con esta enésima versión/variante de los 10 negritos de Agatha Christie.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Buena no es, desde luego, pero mala tampoco me lo pareció. Ojalá semejante premisa hubiera caído en mejores manos.

Saludos ;)

Anónimo dijo...

ya se que shyamalan no soporta las criticas negativas...lo que no entiendo es como no ha dejado de hacer cine ya, porque le estan dando unos palos..y ponerse detras de las camaras con airbender no le ha hecho ningun favor...adios al genio...

saludos, javi

Pliskeen (David Ribet) dijo...

¿Qué director deja de hacer cine porque le lluevan críticas negativas?
Pocos, la verdad. Hay muchos directores mediocres (o completamente inútiles) en Hollywood que seguirán haciendo películas, nos gusten o no.

Nunca he considerado a Shyamalan un genio, así que si sigue haciendo películas o no es algo que no me afecta. Si las hace y me interesan, las veré.

;)

Darkerr dijo...

Empieza con una idea y una intriga curiosa, pero a medida que avanza la trama todo se va desgastando con una sucesión de hechos anodinos, y una revelacion que luce muy artificial y antojadiza, dizque para sorprender. Esta pelicula no esta entre mis favoritas, aunque me entretuvo algun momento, no mas.