jueves, 9 de junio de 2011

“Hanna” (2011) - Joe Wright

critica Hanna 2011 Joe Wright
Debutó en el largometraje con “Orgullo y prejuicio”, adaptación de la novela de Jane Austin por la cual consiguió un BAFTA a Mejor director y diversas nominaciones a los Oscar y a los Globos de Oro. Tres años más tarde, Joe Wright repitió con su actriz principal, Keira Knightley, para rodar otro drama romántico/épico basado en otra aclamada novela y recibiendo nuevamente el aplauso de la crítica.

Con todo a su favor, en 2009 se lanzaba a filmar un drama basado en hechos reales de esos que tanto gustan a la academia, y con dos buenos actores como Jamie Foxx y Robert Downey Jr. al frente del reparto. El resultado, sin embargo, no podía estar más lejos de las expectativas puestas en ella, y la película convenció a muy pocos (y mira que la historia era un caramelo, pero el sabor que dejaba era bastante agridulce)

Quizás debido a este traspié o quizás porque tenía ganas de cambiar de género, lo último que nos llega del director inglés es este thriller de acción un tanto inusual.

Hanna (Saoirse Ronan) es una chica de 16 años que vive en las salvajes tierras del norte de Finlandia, aislada del mundo civilizado, junto a su padre, Erik (Eric Bana), un ex agente de la CIA. Erik ha enseñado a Hanna a cazar, le ha entrenado con un duro programa de autodefensa y le ha enseñado a leer y escribir con tan solo una enciclopedia y un libro de cuentos de hadas. Hanna ha vivido una vida muy diferente a la de cualquier otra adolescente; toda su educación y entrenamiento se reduce a un objetivo, convertirla en la perfecta asesina. Pero en el mundo real hay una cuenta pendiente con la familia de Hanna, y Erik se ha dado cuenta de que ya no puede retener más a su hija, y que ya es hora de saldar esa cuenta.

Cuando supimos de ella y vimos el tráiler, nos extrañaba que detrás estuviera un director como Wright. Aún así, con semejante reparto (Ronan, Bana, Cate Blanchett, Tom Holland…), ¿quién podría resistirse?

Como ya se indica en la sinopsis, Hanna ha sido convertida en una dura y letal asesina a manos de su padre, que la ha entrenado y criado olvidando, quizás, lo más importante de todo: que es una niña. Una niña capaz de desnucarte con un par de rápidos movimientos, pero una niña, al fin y al cabo.

Ahora ha llegado un momento crucial que va a cambiar bruscamente la adolescencia de Hanna. Ella y su padre se separaban por primera vez para embarcarse en la misión para la que siempre ha estado destinada. Antes de reencontrarse en Berlín, tal y como habían planeado, Hanna es capturada por la despiadada agente de inteligencia Marissa Wiegler (Cate Blanchett). La joven, sin embargo, no tarda fugarse de sus captores para emprender un largo y duro viaje por Europa, seguida muy de cerca por Marissa y sus secuaces.

Para Hanna, este viaje no será solamente la misión de su vida para la cual ha sido entrenada desde bien pequeña, sino que también supondrá un redescubrimiento del mundo y de su propia adolescencia.


Estamos hablando de una chica de 16 años que se ha criado en el bosque con la única compañía de su padre, quién le ha enseñado todo lo que sabe. Y todo lo que sabe no es suficiente para enfrentarse al mundo real, porque la vida es algo más que datos y definiciones de una enciclopedia o recuerdos de un pasado distante y borroso. La vida son también sentimientos, personas y lugares.

La joven experimentará nuevas sensaciones al tiempo que es perseguida por unos matones sin escrúpulos.

“Hanna” es una de esas películas que te das cuenta que apuntan maneras nada más empezar. De hecho, desde la primera escena hasta que la protagonista logra escapar de las garras de Marissa, podríamos decir que estamos ante uno de las propuestas más interesantes del cine comercial actual. No obstante, justo después de ese tramo, la historia empieza a tomar derroteros un tanto extraños y discutibles, y la película empieza a tambalearse y a dudar de su condición y del público al que va dirigida. Y es que llega un momento en que uno no sabe muy bien si está presenciando un thriller de acción, un drama juvenil o una comedia involuntaria.

Otorgarle profundidad a la trama, darle fondo para que no se convierta en un vacuo y superficial muestrario de pirotecnia, es algo que se siempre se agradece. Sin embargo, debe existir un buen equilibrio entre las partes sin perder de vista el tipo de película que se está haciendo y el género al que ésta pertenece. En este caso, la mezcla resulta un tanto extraña por culpa de las ínfulas de su director y algunos aspectos que chirrían en exceso.

Exceptuando los personajes principales interpretados por Ronan, Bana y Cate Blanchett, el resto no sabemos si tomárnoslos en serio o no.



Empecemos, primero, por los secuaces que utiliza Marissa para atrapar a Hanna. Se trata de tres nazis estereotipados hasta la médula: dos de ellos, cabezas rapadas (o skinheads) con su vestimenta oficial (cazadora Bombers, tejanos ajustados y botas Dr. Martens) que parecen recién salidos de “American History X”; el otro, interpretado por un histriónico Tom Holland, es un nazi homosexual teñido de rubio que se pasa toda la película vestido con un chándal amarillo chillón.
Luego tenemos a la familia con la que topa Hanna al inicio de su viaje y con la que cruzará Europa, que son una atípica familia hippie cuya hija adolescente es pija, boba y sumamente repelente. Ignoro si la idea era ofrecer con fuerte contraste frente a la personalidad más seria y adulta de Hanna, pero lo cierto es tal “extremismo” consigue que su personaje se haga bastante difícil de soportar.

Y por último, y ya hacia el final, el guionista se saca de la manga a otro personaje estrafalario que bien podría haber salido de alguna película de Terry Gilliam.

Todo ellos terminan por descolocarnos y empezamos a dudar de la seriedad de la propuesta, más aún cuando la película tiene ciertos deslices más propios de la comedia que de un thriller de acción serio y contundente (que es lo que uno más o menos presumía encontrarse)

Por tanto, “Hanna” termina convirtiéndose en una confusa película comercial con pretensiones artísticas que mezcla de forma inconsistente momentos de introspección personal con secuencias de acción, las cuales en ocasiones son filmadas por Wright a base de virguerías visuales como si de un videoclip se tratara (la cañera banda sonora a cargo de los Chemical Brothers potencia aún más esa sensación)

Teniendo como protagonista a una niña asesina emulando a Nikita, uno ya da por asumido que la verosimilitud de la cinta puede llegar a ser un tanto precaria, pero en algunos aspectos la credibilidad de la trama llega a rozar lo absurdo, y al final un servidor se marchó de la sala sin tener muy claro si lo que había visto le había gustado o no (y tras dejar madurar mi opinión, casi que me decantaría por el “no”)

Probablemente, con unas ideas menos presuntuosas y un guión más centrado, estaríamos hablando de unos de los thrillers del año. Sin embargo, el resultado no termina de convencer.

P.D.: Saoirse Ronan es una joven y estupenda actriz con un prometedor futuro por delante. Pero eso sí, necesita participar en mejores películas.


Valoración personal:


14 comentarios:

Machete dijo...

Lastima, pues para mí en Lovely Bones lo hizo de coña, Saoirse fue el primer reclamo al ver el trailer, lo unico que me tiraba para atras es el momento en que no se "atreve" a besar al chico. Parece que si que abusan del humor. La dejaré, seguramente, para el dvd.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

No, si ella está muy bien. Lo que falla es la película (lo mismo que en The Lovely Bones, vaya)

Saludos ;)

Machete dijo...

Pues a mí Lovely Bones me gusta. Aunque por lo que comentas en esta le veo bastantes fallos.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Más que fallos, es que hay muchas cosas que no hay por donde cogerlas. La película pasa de lo serio a lo ridículo constantemente.

Snake dijo...

Lovey Bones es una buena película. Siempre y cuando obviemos esas escenas donde la protagonista parece estar en un anuncio de Tampax. Pero se ve que Peter Jackson necesitaba poner efectos especiales fuese donde fuese.

Lástima lo que comentas de esta película. Tenía ganas de verla y me las has quitado de golpe. No la he leído entera, que conste, pero viendo tu frase final y la puntuación... me huelo lo peor.

Un saludo cinéfagos Plissken!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

A mi que una película con una historia como la que cuenta The Lovely Bones me deje frío, no me emocione y no mi implique lo más mínimo con la tragedia de sus protagonistas, es muy de lamentar. Por eso me parece una peli fallida. De hecho, creo que a Jackson no se le dan nada bien contar este tipo de historias, pues pienso lo mismo de la aún peor "Criaturas celestiales" (aún no entiendo sus entusiastas críticas)

Respecto a Hanna, no es muy mala, pero no puedo darle el aprobado porque no creo que lo merezca. Su primera media hora es lo mejor.

Saludos ;)

MASP dijo...

Yo le hubiera dado un alien más para mi gusto. Es cierto que esa extraña mezcla entre el drama y la acción se queda por momentos en tierra de nadie pero es precisamente esta arriesgada apuesta la que me resulta sumamente atractiva al huir del camino fácil que hubiera supuesto rodar un "bourne" femenino y decantarse por buscar un equilibrio entre géneros aportando una pizca de novedad aderezada con los consabidos clichés pero sin estar ante un sucesión inconexa de los mismos como ocurre en la mayoría de films del género.

Además se agradece el uso pero no abuso de la cámara "dogma" en las persecuciones y su continencia en las escenas de acción permitiendo apreciar el gran trabajo de coreografía marcial de las mismas en vez de marear al espectador con el consabido "efecto parkinson" que con la excusa de lograr imbuir al espectador en la espectacularidad pirotécnica de turno, en muchas ocasiones no es más que una excusa para disimular los defectos de planificación para luego saturarnos con psicodélicos montajes de mil planos por segundo (aún lamento no haber llevado una dosis extra de biodramina a "El Ultimátum De Bourne", que ya le vale al señor Greengrass).

Aún así me ha resultado un film de acción tan peculiar como entretenido, pese a esos extraños segmentos ya comentados que rompen un tanto el tempo narrativo. Además la fotografía y la banda sonora son sublimes y destacaría especialmente el cuidado uso de la simbología en ciertas tomas, pues ese final con la cabeza de lobo de fondo, y el túnel, no por obvio dejar de ser un espectacular detalle que agradecer.

En todo caso, a los que les haya sabido a poco, os aconsejo "resarciros" con la estupenda apuesta independiente "Stake Land", un magnífico film de vampiros al que el tiempo le hará justicia como merece.

Un Saludo!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Precisamente lo que me ha disgustado es ese DESequilibrio entre drama y acción, ya que al final me ha resultado insatisfactoria tanto en lo uno como en lo otro. La música de Chemical Brothers, eso sí, estupenda, aunque mejor para escucharla a parte que no para ser una banda sonora de película.

De Stakeland estoy leyendo tan buenas críticas, que me huelo que al final no será para tanto xD Pero bueno, la tengo "ahí" para ver, así que si no cae este fin de semana, lo hará al siguiente.

"El últimatum de Bourne" me parece un excelente muestra de thriller de acción serio, contundente e inteligente, lo que precisamente no es "Hanna". En lo que estoy de acuerdo es en que a Greengrass no le iría mal que le regalasen un buen trípode.

Saludos ;)

Saludos ;)

Wade Wilson dijo...

Muy buena critica y de acuerdo en todo.
Me decepcionó un poco la película en sí, sin embargo Saoirse Ronan es una actriz impresionante.
Un personaje que no me encaja es Cate Blanchett,no digo que lo hiciese mal,pero no la veo en ese tipo de papeles...

Pliskeen (David Ribet) dijo...

A Cate Blanchett es mejor verla haciendo de buena :)

La película es bastante decepciona, y desperdicia el talento de su estupendo reparto.

Saludos ;)

Anónimo dijo...

MIRA RETRA KE LOS TIOS VALLAN DE SKINHEADS cabezas rapadas SEGURO KE ERES UN TIO O TE KREES MUY LISTO Y INTELECTUAL PERO FRIKKI EN LA ESCENA DEL PUENTE EL SKINHEAD SE KE LLEVA UN PARCHE DE S.H.A.R.P. KE SEGURO KE SI ERES TAN LISTO SABRAS KE SIGNIFICA

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Bueno anónimo, si no vi el parche y estoy equivocado en mi suposición, ¿no crees que hay formas más correctas y educadas de decírmelo?

Por el momento la crítica se queda tal como está porque no puedo corroborarlo.

Saludos

Darkerr dijo...

Bueno, particularmente este film me entretuvo mucho, aunque reconozco que soy fácil de convencer. De acuerdo respecto de esos derroteros extraños que señalas, como la comedia (ese primer beso), y el drama juvenil visto en la relación con la familia del remolque, que deja una sensación de no estar bien desarrollada, porque creo que se le pudo sacar mejor provecho. Por lo demas, si me divirtió sinceramente. Al menos, la narración resulta lograda con las justas, aun con esos villanos estereotipados que particularmente no me resienten demasiado, y sobretodo por las buenas actuaciones de sus roles principales y por las escenas de acción bien libradas. Creo que en este film la seriedad tiene una justa medida, y el resto no hay que tomarlo en serio, sobretodo con la música de Chemical Brothers, nada formal o clásica que digamos; el resultado podría entretener mucho, al menos eso me ocurrió.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Sí es entretenida, aunque 20 minutos menos no le hubieran ido nada mal.

Saludos ;)