lunes, 18 de julio de 2011

En busca de los tesoros perdidos – Homenaje a Indiana Jones

En busca de los tesoros perdidos – Homenaje a Indiana Jones
Con motivo del 30 Aniversario de “En busca del arca perdida”, una de las películas más emblemáticas del cine de aventuras, se ha querido rendir un homenaje a su héroe protagonista, Indiana Jones, el arqueólogo/aventurero cinematográfico por antonomasia.

Y qué mejor lugar para rendirle tributo a tan icónico personaje que el MAC Barcelona (Museu d’Arqueologia de Catalunya), espacio ideal para disfrutar de la exposición que organiza –sin ánimo de lucro- Rubens Produccions, y en la que podemos encontrar algunos de los objetos más codiciados que han aparecido en las cuatro películas que componen la magnífica saga del famoso arqueólogo.

Réplicas fidedignas del Santo Grial, el Ídolo Dorado, la Cruz de Coronado o la mismísima Arca de la Alianza, entre otras piezas, forman parte de la exposición y se encuentran distribuidas a lo largo del museo junto a verdaderos tesoros de nuestra historia.

Además de poder contemplar todos estos objetos, también se organizan talleres didácticos para los más pequeños de la casa, y se proyectarán las cuatro películas durante la temporada de verano.

Pero lo que nos corresponde en este artículo es la crónica de la conferencia que tuvo lugar en el museo para inaugurar el evento y ofrecer al visitante una valiosa información que muy posiblemente desconocía hasta el momento.

En esta conferencia inaugural, titulada "Indiana Jones y sus tesoros. Realidad y ficción”, contamos con la presencia de Rubén Molins y Rubén González, de Rubens Produccions, y Jordi Principal, arqueólogo investigador del MAC.

Tras realizar las presentaciones pertinentes, se pasó a hablar del propio Indiana Jones en sí mismo, de cómo surgió la idea y de cuáles fueron los referentes reales y ficticios en los que se basó George Lucas para crear al personaje. Uno de los aspectos citados más curiosos es el origen del nombre, ya que en un principio, y eso es algo que los más cinéfilos quizás ya sabrán, se iba a llamar Indiana Smith, y además iba a estar encarnado por el televisivo Tom Selleck. Los compromisos del actor con la serie de televisión “Magnum” hicieron que finalmente el papel recayera en Harrison Ford, momento en el que se produjo ese cambio de apellido y adquirió el Jones con el que todos lo conoceríamos.

A la hora de componer la personalidad del arqueólogo, y también su aspecto e indumentaria, Rubén González nos reveló que “Indiana Jones es un compendio de muchos personajes de realidad y de ficción, y de muchos autores” Esos personajes pertenecen a la literatura de aventuras, y como primer ejemplo podríamos encontrar a Allan Quatermain, creación del escritor H. Rider Haggard para su novela Las minas del rey Salomón.

Otro factor importante en la literatura” explicaba Rubén “es la novela “El mundo perdido”, del mismo autor que Sherlock Holmes, de Conan Doyle, y en la que hay dos profesores que encuentran dinosaurios y viven una serie de aventuras que nos acercan ese tipo de personajes que se encuentran con lo desconocido y que son capaces de descubrir nuevas civilizaciones”

Pero las referencias no sólo están en la literatura sino también en el propio cine, y el look de Charlton Heston en “El secreto de los incas” habría servido de inspiración a Lucas para confeccionar los rasgos más característicos del amigo Indy (la cazadora y la fedora, sin ir más lejos)

Pero además de aventurero, Indiana Jones también es arqueólogo, y enseña dicha profesión en una Universidad, por lo que existen también referentes de arqueólogos y cazatesoros reales que sirvieron de base para la construcción del personaje. Rubén citó seis de los más relevantes: Giovanni Battista Beizoni, Otto Rahn, Percival Harrison Fawcett, Ray Chapman Andrews y sobre todo Hiram Bingham III, que también ejercía la profesión de profesor además de la de arqueólogo.

Con la ayuda del dibujante James Steranko y de otras aportaciones procedentes del mundo del cómic (Las aventuras de Blacke y Mortimer) se concibió el que a día de hoy es el arqueólogo/aventurero más famoso de la historia del cine.

Sus aventuras en la gran pantalla son también una mezcla de realidad y ficción, especialmente en lo que se refiere a esos valiosos objetos de los que quería apoderarse tanto él como sus recurrentes enemigos, los nazis. Y Jordi Principal, todo un experto en la materia, nos clasificó esos objetos en tres grandes grupos: los basados en objetos e historias reales; los inspirados ligeramente en objetos y/o hechos arqueológicos; y los que directamente están inspirados en falsos hechos históricos y piezas completamente falsas.


El trabajo de acercamiento de la pieza a la realidad arqueológica o histórica se va alejando a medida que la saga avanza” explicaba Jordi Principal. “Encontramos un trabajo mucha más cuidado en las primeras películas, y luego esto se va perdiendo en favor de una mayor fantasía

Buena cuenta de esto último sería la Calavera de Cristal de la cuarta entrega, probablemente el objeto más fantasioso de toda la saga y que, según nos contó Jordi, se inspira en una famosa calavera (también de cristal) cuyo descubrimiento devino en todo fraude arqueológico orquestado por su supuesto descubridor, F.A. Mitchell-Hedges (1882-1959)

Otros objetos como el Ídolo de Oro, el cabezal del bastón de Ra o las piedras de Shankara tendrían una base histórica algo más sólida dentro de la invención propia de la trama de las películas. El primero, por ejemplo, se basaría en la Diosa azteca Tlazolterotl, diosa de la fertilidad o la diosa de obstetricia de la cultura chachapoyana; el cabezal de Ra se inspiraría en los pendientes de Tutankamon descubiertos por el egiptólogo francés Pierre Montet durante las excavaciones de Tanis de 1939; y por último, las piedras de Shankara tomarían el nombre del filósofo hindú Adi Shankara, y vendrían a ser una aproximación a los Shiva Linga, que eran iconos o representaciones de piedra o madera utilizadas para venerar al Dios Shiva.



Todas estas curiosidades, y muchas otras más, sirvieron a los asistentes para profundizar un poco más en el fantástico mundo de Indiana Jones creado por George Lucas y Steven Spielberg. Y todo gracias a Rubens Produccions, en colaboración con el MAC Barcelona, que han organizado esta exposición y sus distintas actividades con mucha ilusión y mucho cariño hacia tan carismático personaje. En palabras del propio Rubén Molins, un trabajo hecho “del fan para el fan”.

Para finalizar, os recuerdo que la exposición estará abierta al público hasta el 16 de Octubre, así que si podéis, no desaprovechéis la oportunidad de visitar el museo para ver de cerca todos los objetos que han recopilado para la ocasión.

A continuación, os dejo la información acerca de la proyección de las películas:

- En busca del Arca Perdida: sábado 23 de julio a las 18.30 h
- Indiana Jones y el templo maldito: sábado 6 de agosto a las 18.30 h
- Indiana Jones y la última cruzada: sábado 20 de agosto a las 18.30 h
- Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal: sábado 10 de septiembre a las 18.30 h

Y antes de cada proyección, se hará una presentación en la que se comentarán las anécdotas de la película en cuestión.

5 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Es lo bueno de Lucas, que es capaz de aglutinar personajes y tradiciones y parecer absolutamente nuevas. Otra cosa es su capacidad para la dirección, pero como creador no tiene precio.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Muy cierto. Es un creador o "aglutinador" como pocos. Lástima que no haya exprimido más esa capacidad, y al final se haya estancado explorando un único universo como el que ha sido y es Star Wars.

Saludos ;)

Machete dijo...

Mmmmnnnn, interesante.

MASP dijo...

El atrezzo de la cuarta entrega estará colocado en una sala aparte cerca de la salida, no?

Es broma.

La mejor anécdota de la cuarta entrega? Pues que a pesar de todo la filmaron, como broma de mal gusto.

También es broma.

En fin, qué envidia poder disfrutar de este tipo de iniciativas. Aquí en Valladolid tenemos la sobrevalorada Seminci y gracias.

PD: Muy bueno el reportaje de "Rec 3" en Scifiworld, David.

Saludos!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Machete,

La verdad es que sí, estuvo muy interesante. Al día siguiente hubo otra charla sobre las localizaciones en las que se rodaron las películas, que también estuvo muy bien.

MASP,

Pues el recorrido era cronológico, así que lo último de todo era la Calavera de Cristal xD
Yo la verdad es que disfruté como un enano con la cuarta. Quizás la nave volando y alguna que otra escena me chirriaron demasiado, pero me pareció una excelente película de aventuras como las anteriores, con sus fantasmadas como en las anteriores.

Saludos ;)

P.D.: Me alegra que te gustara mi artículo :D