viernes, 11 de noviembre de 2011

“11-11-11” (2011) - Darren Lynn Bousman

Crítica 11-11-11 2011 Darren Lynn Bousman
Quizás no hayáis oído hablar nunca de la tendencia o fenómeno del número 11:11, pero algunas personas creen verdaderamente en ello. Existen webs y artículos en Internet, e incluso libros, que hablan sobre este tema.

Según se cuenta, el citado número se le aparece a algunas personas (muchas; miles, millones, al parecer) con una frecuencia inusitada. Por la mañana al mirar el despertador, en la matrícula de un coche mientras van por calle… Este hecho insólito está relacionado, según quienes teorizan al respecto, con un grupo de 1.111 Espíritus Guardianes o Ángeles que utilizan este conjunto de cifras (entre otras como 12:12, 10:10, 12:34, 5:55… hay para todos los gustos) para, de algún modo, hacer notar su presencia. Estos Espíritus Guardianes, invisibles a nuestros ojos (faltaría más), utilizan estas señales o marcas para llamar nuestra atención y comunicarse con nosotros, dejándonos, en ocasiones, mensajes relacionados con una nueva era de “Elevación Espiritual” o, según los profetas más catastrofistas, la llegada del fin del mundo (otra vez).

¿Y cuando ocurriría tal desastre? Pues exactamente el 11 de Noviembre de 2011 (11-11-11, es decir, hoy, a fecha de publicación de esta crítica). Y bien podría ser el culpable de ello una “puerta” que permita que algo procedente de otro mundo entre en el nuestro, o bien un meteorito de esos que pululan por el espacio y que de vez en cuando pasan por nuestro lado. Pero tranquilos, que ya podemos descartar al cometa Elenin y al asteroide 2005 YU55, pues al parecer éstos no estaban destinados a mandar al garete nuestro querido planeta (por mucho que algunos insistiesen en ello).

En base a este revoltijo de numerología y creencias religiosas, Darren Lynn Bousman se ha montado su propia película –y nunca mejor dicho- y le ha calzado por título la tan temida fecha: 11-11-11.

Después de la trágica muerte de su esposa y su hijo, el famoso escritor estadounidense Joseph Crone (Timothy Gibbs) viaja desde los Estados Unidos a Barcelona, España, para reunirse con su hermano Samuel (Michael Landes) y su enfermo padre (ambos, hombres de fe), que se encuentra en estado crítico. Pero el destino tiene un plan muy concreto para Joseph, y el modo de advertirle es sucediéndose avistamientos constantes del número 11.

Pronto, la curiosidad se convierte en obsesión, y Joseph indagará hasta descubrir que este número podría tener un significado terrible…

Esta es la primera vez que Bousman lleva a cabo una película de terror de carácter sobrenatural tras ser responsable de los macabros y enfermizos juegos de Jigsaw en tres entregas de la longeva saga Saw, dirigir el curioso –aunque irregular- musical gótico “Repo! The Genetic Opera” (inédito aún en nuestro país) o la muy estimable –y también inédita- “Mother's Day” (remake de un filme de la infame factoría Troma).

Aquí nos presenta a un personaje, Joseph Crone, que tras la dolorosa pérdida de sus esposa e hijo pierde toda la fe en Dios. Este trágico suceso no sólo afecta a su vida personal sino también a la profesional, medio abandonando su carrera de afamado escritor para centrarse en escribir un diario personal en el que plasma pensamientos y sentimientos.


Su afligida existencia y su tediosa rutina se ven interrumpidas por la llamada de su hermano, quién le comunica el estado grave de su padre. Joseph lleva años alejado y desconectado de su familia, y viejos rencores se siguen palpando en el ambiente a su regreso a Barcelona (ciudad a la que se mudaron sus padres cuando él era pequeño)

Sin embargo, eso no es lo que hará incómoda la estancia de Joseph sino una serie de extraños fenómenos que tienen lugar en la casa y que están misteriosamente relacionados con el número 11/11. Es cuestión de días que Joseph averigüe lo que está ocurriendo y se dé cuenta de que 11/11/11 es algo más que una fecha, es una advertencia.

El director -y además guionista- apuesta por el socorrido enfrentamiento entre el Bien y el Mal en su forma más pura y personificada (Dios y Satán) y el habitual debate entre ateos versus creyentes. Todo esto, por supuesto, adornado con apariciones de aterradores espectros que están al acecho de los protagonistas y con individuos que se comportan de forma misteriosa y que parecen saber más de lo que cuentan.

No se puede negar que Bousman consigue crear una atmósfera ciertamente inquietante alrededor de sus personajes. En parte gracias a la presencia constante de la dichosa cifra, que nos mantiene intrigados durante buena parte del metraje (aunque las dudas sean mucho sugerentes que la propia respuesta al enigma), y en parte a los típicos clichés de siempre.
Las citadas apariciones espectrales resultan efectivas (al estilo “Insidious”) y pueden causar algún que otro buen susto en el espectador, si bien Bousman termina pecando de reiterativo, abusando del recurso en repetidas ocasiones y consiguiendo que al final nos deje un poco indiferentes tanto efectismo barato (¿los espíritus vienen acompañados siempre de tanta niebla?). Y es que un sustito a golpe de Dolby Surround puede colar una vez e incluso dos, pero más no, y es entonces cuando se corre el riesgo de agotar la paciencia del espectador mucho antes de que lleguen los créditos finales. Por no hablar de las súbitas apariciones del –supuestamente convaleciente- padre de Joseph, que uno no sabe si tomárselas en serio o en broma (se ve que al señor le gusta deambular por la casa y pegarle unos buenos sustos a su hijo mientras le suelta alguna “revelación encriptada”)


De todos modos, la mayor parte del tiempo la cinta se aguanta bastante bien, o al menos no aburre en demasía pese a que tampoco tenga mucho que contar y le sobren personajes que poco o nada tienen que aportar a la trama. Desgraciadamente, todo el interés que uno pueda ir acumulando con el paso de los minutos no termina de verse compensado luego en el desenlace, bien porque el clímax final no tiene la intensidad que se le requería, bien porque se huele el “giro” con demasiada antelación o simplemente porque la resolución del misterio en sí resulta bastante ramplona (por no decir cutre).

Así que más allá de algún que otro sobresalto y alguna escena escalofriante, la película resulta más bien olvidable. Para los que conocemos la ciudad condal supone un plus el que se haya rodado en Barcelona, pero esa ligera sensación de cercanía dura, más o menos, lo que tarda el protagonista en ir del aeropuerto a la casa familiar.

P.D.: El filme de Bousman debería haber sido uno de los estrenos de la cartelera de esta semana (¿qué mejor fecha que ésta, no?), pero al parecer aquí en España sigue pendiente de distribución, como ocurre con otras tantas películas. Cuando decidan estrenarla, si es que lo hacen, presumo que ya estará un poco “anticuada”.



Valoración personal:

13 comentarios:

Kin G. Haro dijo...

Una cinta que tiene una fecha tan concreta deberia haberse estrenado en su dia... pero este hombre parece que no goza de popularidad entre las distribuidoras que traen titulos a nuestro pais...

Un saludo

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Le deben tener en su lista negra o algo, porque la mitad de su filmografía, es decir, la mitad que no pertenece a Saw, está -si ya sumamos ésta- pendiente de estreno. Como mínimo, películas como Repo o Mother's Day podrían traerlas en Dvd.

Y estrenar esta película fuera de su fecha pierde toda la gracia (por poca que sea). Es como si "El fin de los días", aquella cinta de Chuache que también anunciaba el fin del mundo al cambio de 1999 al 2000, se hubiera estrenado pasadas las navidades.

Saludos ;)

Darkerr dijo...

No me atrae demasiado, quizás porque no pasó nada aquel día. De su director, me encantó su remake de "El día de la madre", muy potente.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

No me lo esperaba, pero la verdad es que a mi también me encantó el remake de "El día de la madre". Es lo mejor que ha hecho Bousman hasta la fecha.

En cambio, si prescindes de "11-11-11", no te pierdes nada.

Saludos ;)

dragon negro dijo...

Madre mía, como está el terror ultimamente...

Realmente es un film de poco presupuesto y sin muchas pretensiones,que pese a todo, como dices, aguanta el ritmo bastante bien durante buena parte del metraje, pero que su final no es capaz de convencer ni lo más mínimo. Yo creo que esto no le estrenan, ira directo a DVD, lo que me extraña es que no la hubieran pasado en Sitges.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Tratándose de Bousmen, puede que no llegue ni a Dvd (Repo y Mother`s Day no han pasado ni por cartelera ni por el videoclub)

Cierto que podría haberse proyectado en Sitges, pero suponque que si no tiene distribuidora, sería algo más difícil conseguirla.

Saludos ;)

Emilio Luna dijo...

Me llama esta película y no precisamente por el director. No soy un fan del terror de hecho donde pongo el ojo siempre fallo. Porque No temas a las oscuridad es un fail que no veas.

Un abrazo David.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Sí, ya he oído alguna que otra opinión desfavorable hacia "Don't Be Afraid of the Dark". Aún así, me apetece echarle un vistazo y juzgar por mi mismo, teniendo en cuenta que el hecho de que venga apadrinada por Del Toro a mi no me dice nada.

Saludos ;)

Machete dijo...

Hay que ver las pajas mentales que nos montamos nosotros mismos, que si espiritus, meteóritos, fin del calendario maya relacionado con el fin del mundo. A veces pìenso que todo son tácticas evasivas para desviar la atención del pueblo, hacia los verdaderos problemas internos, como corrupción políticas etc...

Hablando de la peli, si los sustos son como Insidious no pienso verla, y no porque den miedo precisamente. Ésta me pareció una tomadura de pelo.

Un par de apuntes: Es Jigsaw, no Jisaw. Y Repo es inedita en dvd. En las salas llegó a estrenarse.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Yo desde luego no creo en todas esas bobadas atribuibles no tanto a quienes quieren embaucar al pueblo para cegarlo ante los problemas reales (para eso en España ya tenemos el fútbol) sino a aquellos que buscan una notoriedad que no pueden alcanzar por medios (y méritos) más loables.

Pues sí que me comí una "g" en Jigsaw xD
¿Estás seguro que Repo se llegó a estrenar en salas? Porque yo no la ví por ningún lado (igual tuvo un estreno limitado -tipo Moon- y no me enteré...)

Saludos ;)

Machete dijo...

Referente a la película, si, fuera de ésta creo que son técnicas de distracción, y el fútbol una más de tantas. Pero eso es otro tema -qué- no debería haber expuesto, ya que nada tiene que ver con la peli.

No creo que el problema de la película sea la temática en si, y eso sin verla....XD

Dedos veloces los tuyos... ;)
Si que fue estrenada, fui a verla otra vez con Orlok, el no la pudo ver en el Festival. Bueno seguro que si fue minoritario. En nuestra sesión habían 1 sola persona, además de nosotros.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

La verdad es que la temática, si te la tomas como ficción (como yo hice), no es un problema.

Corregido lo de Jigsaw.

Pues si el estreno fue limitado, la publicidad ya ni te cuento...

;)

Machete dijo...

Ahora ya me has quitado parte de mi interés por ella.

De nada.

Por eso el estreno fue limitado....XD