sábado, 28 de abril de 2012

“Los Vengadores” (2012) – Joss Whedon


Crítica Los Vengadores 2012 Joss Whedon
Pasito a pasito y haciendo bien los deberes, Marvel ha conseguido por fin alcanzar su ambicioso objetivo: reunir a sus icónicos superhéroes en un único y épico blockbuster.

En el momento en el que la editorial comiquera decidió asumir las riendas de las adaptaciones cinematográficas de sus personajes (o al menos de los que aún conservaba los derechos de explotación, que no son pocos), se optó por unificarlos a todos en un mismo universo con tal de poder llevar a cabo su “superpelícula”. La primera semilla se plantó en 2008 con “Iron Man” durante un escena postcréditos en la que el protagonista, Tony Stark, se encontraba con Nick Furia, director de la agencia internacional pacificadora conocida como S.H.I.E.L.D, y principal impulsor de la iniciativa “Vengadores”. A partir de este momento, los esfuerzos se concentraron en conectar al resto de superhéroes (Hulk, Thor y Capitán América) entre sí mediante las distintas adaptaciones individuales de cada uno de ellos, e insertando en éstas y en la secuela del hombre de hierro (Iron Man 2) al resto de personajes (Viuda Negra, Ojo de Halcón) que posteriormente formarían parte del “equipo vengador”.

Con mayor o menor acierto, todos ellos se han visto representados a la gran pantalla, y ahora es cuando llega el momento de verlos juntos en acción, luchando codo con codo contra un poderoso enemigo.

Nick Furia (Samuel L. Jackson), director de S.H.I.E.L.D., inicia una operación de reclutamiento a escala mundial para reunir al equipo de “Los Vengadores” con el fin de derrotar a un enemigo inesperado que amenaza la seguridad y la supervivencia del planeta.

A pesar de reunir a un potente dream team de superhéroes, Furia y su confidente de siempre, el Agente Coulson (Clark Gregg), tienen que encontrar la forma de convencer a los elegidos para que cooperen juntos y recuperen el Cubo Cósmico, cuyo poder ilimitado se encuentra ahora en manos del temible Loki (Tom Hiddleston). 

Llevar a cabo un proyecto de esta magnitud no es tarea fácil, menos aún cuando las expectativas de los fans están por las nubes.

No todos recibieron con los brazos abiertos la elección de Joss Whedon, quizás debido a su escasa trayectoria cinematográfica. No obstante, la experiencia que le avala va mucho más allá de sentarse en una silla de director. Para empezar, ha sido el creador de dos series de televisión de culto: Buffy Cazavampiros y la injustamente cancelada Firefly, la cual tuvo luego su cierre (aunque sólo quedara realmente cerrada la trama principal) a modo de película con la estimable “Serenity”. Uno de los puntos en común de ambas series es que el protagonismo es prácticamente coral, con lo cual Whedon ya tiene mano en esto de manejar a un grupo de actores. Por otro lado, también ha hecho sus pinitos en el mundo del cómic, por lo que el tema no le viene de nuevo.

De todos modos, es cierto que su elección era arriesgada, aunque seguramente no menos que la de cualquier otro candidato que se sugiriese para el puesto. Y ahora, en vista del resultado, no se puede hacer otra cosa que felicitar a Marvel por tener tan buen ojo y a Whedon y compañía para haber logrado lo inaudito: que una película repleta de superhéroes funcione a las mil maravillas.

 Uno de los mayores temores cara a esta reunión de personajes era que unos eclipsaran a otros. Sin embargo, el protagonismo está bastante bien repartido, y la mayoría tiene sus minutos de gloria para su lucimiento personal. Evidentemente, alguno de los personajes, así como el actor que lo interpreta, goza de mayor carisma que el resto de sus compañeros (véase Stark/Downey Jr.), pero Whedon ha sabido equilibrar ese aspecto para que ninguno devenga en el centro de atención por encima de los demás.

Cada uno es una pieza clave e imprescindible de ese gran engranaje que es Los Vengadores, y funcionan tanto por separado, cuando desde el guión se perfilan las características que los definen; como en conjunto, cuando deben hacer piña y ayudarse mutuamente para alcanzar la victoria frente al enemigo.


Es innegable que Tony Stark/Robert Downey Jr. se sale, y eso de algún modo nos compensa por el mal sabor de boca que a la mayoría nos dejó la secuela del hombre de hierro. Su personaje posee algunas de las líneas de diálogo más jocosas de toda la película, algo muy en consonancia con la socarronería que le caracteriza. Sus vaciladas, sus salidas de tono y sus puyitas al resto de compañeros son constantes, y no hay ocasión en que su ácida lengua no nos saque una amplia sonrisa o incluso una sana carcajada.

Y aquí hay que hacer un breve inciso para remarcar uno de los ingredientes básicos en la receta de Whedon: la generosa cantidad de humor que imprime en la historia, siendo participes de ello tanto Stark como el resto de personajes, y muy especialmente Hulk, que protagoniza un par de momentos que sólo se pueden calificar de hilarantes, en el mejor sentido de la palabra (SPOILERS-- cuando salda una anterior rencilla con Thor soltándole a éste un buen e inesperado mamporro o cuando le corta el rollo a Loki –paliza mediante- en pleno discurso ególatra --FIN SPOILERS). El tono cómico resulta acertado para aligerar tensiones y sorprende en ocasiones lo caricaturesco que puede llegar a ser, aún sin caer en lo ridículo ni resultar demasiado bobalicón, como le ocurría al Thor de Branagh. 

El Capitán América (Chris Evans) se erige como el líder nato del grupo, un soldado capaz de guiar a sus hombres a la batalla y de concienciarlos de la actitud que deben mostrar ante la amenaza que se les avecina. Existe cierto choque de personalidad entre él, un tipo relajado y sensato, y Stark, un playboy descreído y fanfarrón, pero nada que no se resuelva luego por el bien común.

Algo parecido ocurre con Thor (Chris Hemsworth) y Hulk, los dos miembros más fuertes del grupo. El primero tiene motivaciones mucho más personales de cara al enemigo, pues Loki no deja de ser su hermano (o hermanastro), y el segundo no parece estar muy comprometido con la idea de sacar su lado oscuro para ayudar al grupo más allá de sus aportaciones intelectuales como científico, pero ambos dejan a un lado sus intereses para formar esta alianza invencible.

Thor se muestra mucho más maduro que en su primera llegada a la Tierra, y Hulk es, sin lugar a dudas, el mejor de cuantas versiones se han visto hasta ahora. No ya sólo por su recreación como el poderoso gigante verde, contando con un acabado más realista y un aspecto mucho más fiel al cómic (amén de ofrecer un mayor parecido con su alter ego) sino porque Mark Ruffalo es idóneo para encarnar al retraído Bruce Banner. No es por menospreciar la labor de Edward Norton, que estuvo fantástico en su papel en “El increíble Hulk”, pero poca duda cabe que Ruffalo posee un físico y una actitud mucho más adecuados para el rol de Banner.

Scarlett Johansson como Viuda Negra sigue siendo, en mi opinión, el punto negro del casting, si bien debo admitir finalmente que cumple con su cometido y que en sus minutos de lucimiento -que son varios- da el pego. Quizás ella, Nick Furia y Ojo de Halcón (Jeremy Renner) sean quienes cuenten con menor protagonismo, pero es algo lógico si tenemos en cuenta que son los únicos que no poseen superpoderes y que la situación a la que se enfrentan les supera. Aún así, ambos hacen todo lo humanamente posible para ayudar en la batalla y su participación resulta indispensable.


Como villano, Loki ofrece una buena contrapartida al grupo de héroes, mostrándose torturado tras su fracaso al intentar apoderarse del trono de Asgard, pero a la vez luciendo la suficiente energía e inteligencia para seguir adelante con sus maquiavélicos propósitos aquí en la Tierra.

En cuanto a la trama, si de algo se la puede acusar es de ser un tanto simple, pero lo cierto es que la película tampoco necesita mayor complejidad. Whedon no se anda por las ramas y otorga a cada personaje los minutos de intimidad justos y necesarios para el buen desarrollo de la premisa inicial, la cual se reduce a evitar que Loki abra un portal con el dichoso cubo e invite así a su ejército a invadir nuestra planeta para subyugar a la raza humana (más o menos lo mismo que pretendían los Decepticons en la última entrega de “Transformers”, e incluso uno de los monstruosos bicharracos venido del espacio luce un diseño muy parecido al del filme de Bay, pero justo ahí terminan las similitudes entre ambas). Por supuesto, luego hay ciertas vicisitudes que le dan juego a la trama, como la rivalidad entre Loki y su hermano Thor o el escaso entendimiento inicial que hay entre los superhéroes, que no logran avenirse hasta que las cosas empiezan a ponerse feas de verdad. Entre medio, buenos y malos urden sus propias estratagemas para vencer al rival: Loki, por ejemplo, poniendo en marcha una habilidosa medida de distracción que le permita mantener al grupo ocupado mientras ultima los detalles finales de su pérfido plan; y Furia tendiendo una astuta trampa a éste para, precisamente, descubrir sus oscuras intenciones.

Así que aunque el guión no destaque por su profundidad dramática, algo que, insisto, tampoco necesita, sí se muestra bien armado para lograr que la película no sea sólo un mero festín de fuegos artificiales. De hecho, la sensación general es similar a la que se vive en una montaña rusa, con los momentos de calma y los momentos álgidos distribuyéndose concienzudamente a lo largo del trayecto. La acción es frenética y, en su tramo final, majestuosa, pero sin llegar a apabullar y cansar al espectador. Los notables combates cuerpo a cuerpo se suceden durante todo el metraje hasta la llegada de la gran traca final, donde Whedon echa toda la carne en el asador y logra una de las batallas más épicas y espectaculares que nos ha brindado últimamente un blockbuster.

Los efectos especiales están a la altura del ostentoso despliegue pirotécnico y las secuencias de acción se muestran dinámicas y con buen pulso (nada de marear la cámara sin ton ni son), destacando entre todas ellas un estupendo plano secuencial que recorre el campo de batalla mostrándonos a cada héroe enfrascado en su lucha personal contra el invasor.

Con todo, cualquier defecto que se le pueda achacar a “Los Vengadores” es ampliamente compensado por sus virtudes, lo que hace de él un entretenimiento muy digno y cien por cien disfrutable tanto para los fans acérrimos de los cómics como para el espectador neófito (caso de un servidor). Dos horas y media que se ven en un suspiro (que ya es mucho decir), con una sonrisa en la boca y sin la sensación –habitual con el cine palomitero hollywoodiense- de que le estén a uno lobotomizando el cerebro.



Valoración personal:

20 comentarios:

Fucktricio dijo...

Saludos!!!

Yo la fuí a ver en su primera función de estreno, a medianoche justo pasadas las 00.00 horas del jueves. No puedo agregar más que recomendar a todo aquel fan o no de los comics y superhéroes que vaya a ver la película a su cine más cercano, es entretenimiento puro y duro como pocas veces se ha visto en el cine en los últimos años.

Desde el prólogo hasta el final de la cinta el director mantiene la atención del espectador, y si no han visto ni siquiera una de las aventuras de estos héroes por separado no es problema alguno para entender o disfrutar de Los Vengadores ya que se da su tiempo para presentarlos de forma breve y entendible. Por cierto, se te paso mencionar que hay una escena al final de los primeros créditos finales así que creo que las secuelas están más que aseguradas. Yo aún sigo extasiado por la película y volveré estos días con amigos a verla de nuevo pero ahora en formato 2D (el 3D no es malo, tiene buenos efectos pero da igual verla en uno u otro formato). Si ya vieron los trailers hasta el cansancio es poco comparado con los que les espera en la sala de cine ;-)

Pliskeen (David Ribet) dijo...

En mi caso, fui el viernes por la tarde con un par de colegas, y los tres disfrutamos como enanos. No había mucha gente en la sala (eran las cinco de la tarde), pero hubo muchas risas a lo largo de la proyección. Así es como debe hacerse un buen blockbuster, con un guión decente que sostenga la pirotecnia, preocupándose por los personajes y sin tratar al espectador como si fuera cateto.

Tienes razón, olvidé mencionar la escena durante los créditos, aunque se da por hecho que habrá secuela sí o sí.

Yo la vi en 3D porque no me quedó otra y me dejó bastante indiferente, aunque he de reconocer que esa es la tónica habitual en mi con el efecto estereoscópico xD

Saludos ;)

Toluuuu dijo...

Estaba esperando esta crítica desde hace días, ya que sabía que no eres amigo de los Blockbusters ni eres muy de Marvel Cómics (al menos eso he deducido por tus anteriores comentarios-críticas). Por tanto, encontrarme con esta crítica tan favorable me ha puesto en alerta para prepararme esta tarde e ir a verla como un marveliano más.

Yo no soy seguidor de los cómics, bueno, rijo un foro comiquero junto a muchos amigos pero mi labor allí es de otra índole, y conozco la mayoría de las historias, digamos que por conversaciones tipo Big Bang Theory. Por tanto, aunque no soy un fanático, si me picaba el gusanillo de verla, en parte por ser una cinta coral, y en parte porque yo sí que soy un devorador de este tipo de cine.

Así que, viendo lo que comentas, partiré esta tarde raudo al cine e intentaré disfrutar de la película abstrayéndome de todos los problemas que subyacen a los simples humanos como nosotros.

Por cierto, quiero matizar algo que dices en tu crítica, no matizar sino mostrar mi desacuerdo. En ningún momento en los cómics (que yo sepa o recuerde) se muestra a Bruce Banner como un hombre grande, fuerte o atlético, mas bien todo lo contrario. Incluso en el universo Ultimate es mas bien un pobre hombrecillo temeroso de lo que tienen dentro de él, escuchimizado y enfermizo. Para mi, y con diferencia, Edward Norton es el mejor Banner que se ha podido elegir hasta el momento, y lo dice alguien que disfruta con el Hulk de Ang Lee, aunque hay que reconcer que este Hulk se aleja mucho del original, ese que destruye todo a su paso y nunca rehuye de una pelea. Edward Norton le dio una calidad interpretativa que Bana, a mi pesar, no supo darle, pero es que compararse con Norton no es moco de pavo.

Sin mas, y de nuevo, gracias por tu crítica.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

¿No soy amigo de los blockbusters? De lo que no soy amigo es de un mal blockbuster, ese que suple sus muchas carencias a base de explosiones y efectos especiales a tutiplén; ese que trata al espectador como si fuera bobo.

Del que sí soy amigo es del blockbuster que sabe compaginar una buena historia (o como mínimo, una de bien construida y sin que dé vergüenza ajena) con la acción más trepidante y espectacular. No soy ningún gafapasta ni ningún crítico amargado, y disfruto con un buen blockbuster como el que más (ahí están muchas de mis críticas que lo demuestran), pero claro, ese blockbuster debe cumplir unos requisitos mínimos, como cualquier otra película. Que un filme sea palomitero no significa que sólo deba exigirle pirotecnia.

En cuanto a Marvel Cómics, pues es una cuestión muy simple: no soy un fan de los cómics de los superhéroes, pero ni de Marvel, ni de DC. De hecho, ni tan siquiera soy un lector asiduo a los cómics (sólo leo unos pocos). Por tanto, cuando se adapta un superhéroe al cine, lo único que busco es un buen entretenimiento, y la opinión que tenga será en base a esa exigencia. No me importará si está mejor o peor adaptado y tampoco tendré unas ganas locas por ver la película, pero si cumple con su cometido, seré tan feliz de verla y disfrutarla como cualquier fanboy que se precie.

Respecto a Hulk/Banner, cuando digo que se parece al cómic me refiero a Hulk, como bien explico. Que Ruffalo me parezca idóneo no es por semejanza al cómic (no he leído ninguno, así que sólo conozco a "su Mr. Hyde" por las ilustraciones), sino porque su fisonomía y su forma de actuar me parecen las adecuadas para encarnar a un científico torturado. Edward Norton es un actor estupendo e hizo un gran trabajo en "El increíble Hulk", pero físicamente no me terminaba de encajar. Mucho menos Eric Bana, demasiado atlético/musculado para el papel.

Yo creo que Ruffalo y Whedon han sabido darle el enfoque adecuado al personaje.

Saludos y gracias a ti por dejar tu opinión ;)

PEPE CAHIERS dijo...

Pues me alegro de que la película sea todo un acierto y me sorprende, porque el treiler casi que le hace mala publicidad. Lo que he oído en algún sitio es que el enemigo invasor tiene poco fuste y que resulta algo estúpido.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

El trailer sólo muestra acción y más acción, es decir, como cualquier otro trailer de blockbuster que se precie (tipo Battleship y demás). Luego cuando ves la película te das cuenta que es un producto consistente y bien armado, cosa que no se puede decir de otros que pretenden lo mismo.

A mi el villano me gusta (la interpretación del actor, sobre todo), pero el problema es que es la segunda vez que lo vemos después de Thor, y es la segunda vez que lo humillan con una derrota. El pobre empieza a parecerse un poco a "Pierre Nodoyuna" o al "Coyote", que por pérfidos y planificados que sean sus planes, nunca les salen bien. De todos modos, el público suele esperar a un villano más físico y poderoso, y Loki es más bien un villano cerebral con un ejército que le hace el trabajo sucio.

Saludos ;)

Toluuuu dijo...

Oye, oye, que no pretendía criticarte!!! xD

Es que esa es la diferencia, en que a mi, utilizando tus palabras, no me importa que me traten como un bobo. Realmente no es esa el punto, pero vamos, para que nos entendamos. A mi si me gustan los Transformers, Gijoes y demás zaranjadas, simplemente porque sé qué es lo que voy a ver, ya que lo que me venden es lo que veo en los tráilers. Me molestan películas como 8No es el caso, pero lo utilizo, aunque no la haya visto) Cisne negro, película que presume de ser un guion espectacular con unas interpretaciones de lujo, y luego las veo y me parecen un choff, como me pasó con Shutter Island, todo el mundo la elogiaba como original, sorprendente y no sé qué mas, pero que una vez habías visto (salvando las distancias) Los otros o El sexto sentido e incluso El maquinista, ya sabías lo que pasaba desde el momento que le dan la medicina a Di Caprio. Que por cierto, papelón que se suponía que iba a ser, y era uno más de los suyos...

Pero que me evado. Cada uno tiene sus gustos, eso es innegable, y lo bueno de que tú y yo no tengamos exactamente los mismos, es que das críticas como estas a un género que a mi me encanta y valoro el doble al no ser de alguien afín a mis mismos géneros.

Un saludo, y gracias a ti por la crítica...

PD: No me convences. Edward Norton se come a Ruffalo en cualquier papel, incluso si tuviese que interpretar al verdadero Ruffalo!!!!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

No me lo he tomado como una crítica, pero creo que has errado bastante en tus conclusiones sobre mis gustos xD

A mi Gi Joe's me entretuvo. Podía haber sido mejor, pero al menos no me causó vergüenza ajena como sí lo hicieron las secuelas de Transformers (no así la primera, que quitando un par de momentos a lo American Pie, era una cinta de acción disfrutable).

Ese es el punto: que el guión no sea una bazofia intragable. Porque sí, incluso un blockbuster necesita un guión. Todas las películas lo necesitan.

Ambos buscamos lo mismo con una película palomitera de este tipo, y ambos sabemos a lo que vamos. La diferencia, quizás, es que yo le exijo un poco más. No hay más vuelta de hoja. Es más, te envidio por poder disfrutar tanto con tantas películas.

A mi Cisne Negro me dejó muy frío, pero Shutter Island me gustó mucho. El filme de Scorsese no es original (discrepo con quién opine así), pero está muy bien llevado. Yo no lo compararía con los títulos que citas, sino más bien con películas del tipo Identidad, aunque es evidente que todas juegan a lo mismo: el final sorpresa/rompedor.

¿Di Caprio hace un papel más de los suyos? Sí, claro que para mi sus papeles son todos buenos, así que si "hace uno más de los suyos", estoy encantado de que así sea porque es calidad asegurada.

;)

Toluuuu dijo...

Como dije Cisne Negro no la he visto, simplemente la he puesto porque me parece una película a la que se presupone un inmejorable guión y unas actuaciones mas que memorables a tenor del reparto y la dirección que lleva.

Está claro que Shutter Island no tiene que ver absolutamente nada con las películas que he citado... excepto en el contexto. Todas juegan a contarte una historia en la que el protagonista sufre unas vivencias, que a nosotros se nos muestran como a él, pero que al final, no son como parecen. Es por eso que (siempre desde mi punto de vista) a mitad de película, siendo un manicomio o un centro de personas desequilibradas, comienzas a barruntar qué se esconde detrás de tantas cosas incoherentes. No entraré en detalles por si alguien no la ha visto. Y respecto a la actuación de Di Caprio, que a mi me encanta como actor, en esta película no le vi nada del otro mundo. Sí, siempre aporta algo a sus personajes que lo hacen diferentes, pero aquí no me pareció que sobresaliera mucho de otras veces. No encuentro diferencia del Di Caprio de esa película al de Gangs of New York, Origen, El aviador o J.Edgard, sin embargo en Diamantes de sangre o Infiltrados sí que le vi enorme. Pero son apreciaciones personales, que no merecen la pena discutir.

Pero vamos, que con tanto comentario, cada vez tengo mas ganas de ver la película de la que se supone que trataba este post...

PD: Aunque no te gusten los cómics de superhéroes, hay muchos que, por salirse de la línea normal, son tremendos por lo intrincado y original de su trama. Prueba con Ireemedable, Powers o Top 10, este último a mi me encantó.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

La interpretación de Di Caprio en Shutter Island no dista mucho de la de Origen, pues son personajes muy similares en varios aspectos. En el resto de películas considero que aporta otros matices (sobre todo en El Aviador y en J. Edgar).

Procuraré leer alguno de esos cómics que me recomiendas ;)

Los Vengadores seguro que te gustará.

:)

dragon negro dijo...

Cuando quieras te paso esos comics, jejeje

Ya veo que por lo general ha gustado mucho el film, cosa que de nuevo me lleva a alabar la labor de Whedon, un tío al que le espera un gran futuro dentro del cine y que nos va a dar en el futuro muchas alegrias.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Tomo nota xD

La película está siendo todo un éxito de taquilla. Ya tocaba que un blockbuster cumpliera con lo que se le exige. La gente está saliendo encantada de la sala.

Ojalá Whedon deje a un lado la televisión, donde últimamente no parece tener mucha suerte (tanto Firefly como Dollhouse fueron canceladas) y se centre en tener un carrera cinematográfica. Esperemos que Marvel le confie la secuela de Los Vengadores, pero como aún toca esperar a que se estrenen primero las secuelas de Thor, Capi y Iron Man 3, no estaría mal que de mientras le encargaran la adaptación de algún otro personaje de la casa.

Saludos ;)

Toluuuu dijo...

Ahora que por fin la he visto y que secundo todos y cada uno de los elogios que se le han dado a la cinta, tanto aquí como en TBDC, voy a hacerte una pregunta a ti que veo que sabes bastante ma de cine que yo, y que, en casos como este siempre me he preguntado.

Es evidente que en una película siempre es importante la historia que se cuenta. Si la historia es buena, normalmente funciona en la pantalla, aunque es verdad que a veces no es así. En este caso, la historia funciona, a los datos de taquilla y a la crítica me remito. Pero la pregunta que me quema por dentro es ¿Por qué tantos elogios a Whedon y no a los guinistas de la historia? Está claro que la historia del guión se puede plasmar desde diferentes pntos de vista, pero supongo que la manera en la que en la película cada uno de los personajes tiene su importancia, vendría ya esrito en el guión ¿No?

Si la pregunta es estúpida o absurda, lo siento, pero mi cabeza no da para más... entiende que yo en los blockbusters no exijo guión...

Un saludo

Pliskeen (David Ribet) dijo...

La respuesta es bastante sencilla: Whedon es quién escribe el guión. De ahí los elogios (por partida doble).

;)

Toluuuu dijo...

Ahhhhhh. Joder, mira que cuando lo estaba escribiendo me decía "Anda que como sea el director y el escritor de la historia, verás que cara de gilipollas se te va a quedar". Y si, se me ha quedado.

Muchas gracias majo.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

xDD
No hay de qué, hombre ;)

Darkerr dijo...

Me ha encantado. Parece que Wheddon se hará cargo tambien de la secuela. Ojalá se lo tomen con calma y hagan algo bien planificado, como ha resultado esta primera entrega.

Saludos¡¡

Fucktricio dijo...

Saludos!!! La secuela con Wheddon a la cabeza esta más que segurada pero tardaremos en verla unos 2 o 3 años ya que se han anunciado las secuelas de Capitán América, Thor e Iron Man, y lo que parecía poco probable una de Hulk.

Curioso e irónico resulta que Hulk haya sido el personaje que menos se mostró en los avances (casi cercano el estreno se comenzó a mostrar más a detalle) y sea el que más polémica haya causado tras ver la película y del que más se hable. Hay opiniones dispares sobre el resultado final, cierto lo que se comenta que la versión con Eric Bana no haya sido tan buena como la de Edward Norton, mientras que la primera tenía un toque humanoide creo que la versión con Norton, Hulk tenía un aspecto más cercano al comic, una masa de musculo tosca, bestia, animal.

Esta nueva versión no me convenció del todo en su aspecto al ver las primeras imágenes, pero una vez visto en acción la opinión puede o no cambiar, en mi caso creo que es una combinación a medio camino entre las dos versiones anteriores, parecida a la versión animada con un toque humano en el rostro ya que muy pocos han notado que conserva los rasgos del actor Mark Ruffalo e incluso las canas del cabello!!!

A Ruffalo como Banner, que decir, como bien dice la crítica el papel que hace el actor es bueno, realmente logra transmitir ese caracter pasivo de Bruce Banner, bonachón, tímido. Algo que me hizo preguntar que si de seguir Norton en el papel se hubiese logrado la misma química entre Ruffalo y Downey Jr, por que se nota demasiado en pantalla. En fin, que nunca lo sabremos. Por cierto, en la versión que se estrenó en USA hay una escena post-créditos (no la que vimos muchos en méxico, latinoamérica y españa) que tiene que ver con algo que dice Iron Man/Tony Stark al final de la batalla. Si la buscan creo que sin problema darán con la imágen, nada del otro mundo pero si curiosa.

Fucktricio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rodi dijo...

Por fin pude verla hace unos días y la experiencia no pudo haber sido más satisfactoria, es encomiable lo que ha logrado Whedon, llevar a buen puerto un proyecto de la complejidad de "Los Vengadores". Sólo la batalla final ya merecía el precio de la entrada.

PD: Buen análisis.

Saludos.