viernes, 22 de junio de 2012

Iconos del cine fantástico y las estrellas que no los interpretaron (Parte 1)

Iconos del cine fantástico y las estrellas que no los interpretaron (Parte 1)
A día de hoy resulta realmente fácil para el espectador de a pie seguir el día a día de todo lo que se cuece en la meca del cine. No hay más que conectarse a Internet desde el ordenador, el teléfono móvil u otro aparato electrónico para informarse de los rodajes pasados, presentes y futuros que llevan a cabo los grandes estudios de Hollywood. Los más cinéfilos acudimos diariamente a webs, blogs e incluso redes sociales como Twitter o Facebook para conocer todos los detalles de esos proyectos. Toneladas de información (y desinformación…) están al alcance de nuestra mano, y eso nos permite conocer, a tiempo real, los entresijos que hay detrás de cada película. 

Tenemos conocimiento de cuándo se inicia o está por iniciarse un nuevo proyecto, quién es el estudio que lo financiará (y por cuánto) y quién es o será el equipo que estará detrás de él (director, guionista/s, reparto e incluso el compositor). Y gran parte de lo que sucede a lo largo del proceso desde que nace la idea hasta que llega (o no) a buen puerto, es seguido por webs especializadas, las cuáles, a su vez, son seguidas por nosotros, los usuarios. 

Hubo un tiempo, sin embargo, en que para acceder a esos detalles contábamos con muy pocas fuentes de información, siendo las revistas especializadas la más destacada y fiable de ellas. 

Muchas de las anécdotas y curiosidades de antaño nos han sido descubiertas con el paso del tiempo, y aunque algunas ya son de sobras conocidas por el buen aficionado, nunca está de más hacer un pequeño repaso de aquellas que una vez pasaron inadvertidas.

En este artículo he querido recopilar a algunos de los personajes más icónicos del cine fantástico reciente junto a los actores y actrices que estuvieron a punto de encarnarlos. Estoy seguro que estaréis al tanto de muchos de estos castings, pero quizás otros os sorprendan.

Uno de los casos más conocidos es, sin lugar a dudas, el del famoso arqueólogo/aventurero Indiana Jones. Antes de que Harrison Ford cogiera el látigo y se calzara la fedora a lo largo de cuatro películas (tres, para algunos insensatos), hubo otro candidato –de entre los muchos que pasaron por el selectivo casting- con todas las papeletas para hacerse con el papel.  Ese otro fue Tom Selleck, quién por aquél entonces disfrutaba del éxito televisivo gracias a “Magnum”. Precisamente, el contrato que le vinculaba a ésta fue el impedimento para que pudiera encarnar a Indy. La CBS no estaba dispuesta a ceder al protagonista de su exitoso serial, por lo que Steven Spielberg y George Lucas tuvieron que recurrir a uno de los actores que ya habían descartado: Harrison Ford. 


Puede sonar extraño que Ford no fuera la primera elección, teniendo en cuenta que ya había trabajado con Lucas en “American Graffitti” y en las dos primeras entregas de Star Wars, las cuales le proporcionaron cierta popularidad entre el público. Pero quizás ése fuera precisamente el motivo, y Lucas y Spielberg prefirieran un rostro menos conocido; o quizás es que más allá de la saga galáctica, Ford no se había comido un colín como actor protagonista en sus anteriores filmes, y temieran que no diera la talla en esta gran apuesta. Sea como fuere, el destino quiso que el actor encarnase al Dr. Jones, y el resto ya es de sobras conocido.

Por su parte, Selleck pudo resarcirse interpretando unos años más tarde a otro aventurero en la estimable –aunque desgraciadamente poco conocida- “La gran aventura hacia China”, un filme mucho más clásico y sin componentes fantásticos. 

Como apunte final, mencionar que Selleck realizó sus pruebas de cámara junto a Sean Young en el papel de Marion Ravenwood, personaje que luego recayó en Karen Allen.

Volviendo de nuevo a Harrison Ford, al actor ya le había sonreído la fortuna  cuando consiguió el papel de Han Solo por delante de otros jóvenes aspirantes como Kurt Russell, Nick Nolte, Al Pacino, Burt Reynolds, Tom Berenger, Christopher Walken e incluso Billy Dee Williams, el único actor negro de la lista, y quién finalmente obtendría un papel en la saga interpretando a Lando Carlrissian, amigo de Solo. 

George Lucas buscaba a actores jóvenes y poco conocidos, pero no quería a Ford porque ya le había dirigido en la citada “American Graffitti”. No obstante, le pidió que participara como ayudante en los castings, lo que sin duda terminaría convenciéndole de que él era el tipo indicado para el papel.

Lo cierto es que Lucas compartió sesión de casting con su buen amigo Brian De Palma, quién andaba buscando reparto para su próximo film, “Carrie”, por lo que algunos de los presentes hicieron pruebas para ambas películas.  Es el caso de Carrie Fisher y Sissy Spacek, quienes terminaron asumiendo los roles de Leia y Carrie, respectivamente. Otra de las actrices que pasó por el casting de Leia fue Jodie Foster, cuyo talento ya se pudo comprobar un año antes en “Taxi Driver”, de Martin Scorsese.

En cuanto a Luke Skylwalker, Mark Hamill se hizo con el papel por delante de William Katt, que acabó, obviamente, en “Carrie”. Katt, por otro lado, sería más conocido por la popular serie de televisión “El gran héroe americano”.

Otro personaje icónico de la ciencia-ficción que pudo tener no sólo otro aspecto sino también un tratamiento totalmente  distinto al que luego se vería en pantalla fue Terminator.  

Mientras James Cameron planeaba la película, tenía en mente a Lance Henriksen para encarnar al implacable T-800. La idea, en principio, era la de mostrar a un cyborg asesino sigiloso y que no llamara demasiado la atención, algo en lo que el actor se aplicó concienzudamente durante aquellos días previos al rodaje. No obstante, tras una reunión con Arnold Schwarzenegger, que postulaba para encarnar el héroe (Kyle Reese), Cameron terminó convencido por el austríaco de que su Terminator debía tener una presencia realmente amenazante, intimidatoria. Schwarzenegger venía de encarnar dos veces seguidas a Conan, y prefería optar por el rol de villano, así que tras la charla, Terminator se convirtió en un tipo grandote y musculoso, y Henriksen  derivó en un papel secundario como detective del departamento de homicidios de Los Ángeles. 

Desierta la candidatura a héroe protagonista, éste fue finalmente asumido por Michael Biehn, que estaba en la lista de candidatos para Terminator, y quién acabaría convirtiéndose en uno de los actores fetiches de los primeros éxitos del director (véase “Aliens, el regreso” o “Abyss”).

Uno de los rostros más jóvenes (y eternamente aniñados) del género fantástico es el de Michale J. Fox,  el inolvidable Marty McFly de la trilogía de “Regreso al futuro” (amén del jovencito hombre-lobo de “Teen Wolf”). Sin embargo, antes que él ya hubo alguien que compartió escenas con el Dr. Emmett Brown (Christopher Lloyd). Ese fue Eric Stoltz, que asumió el papel debido a los compromisos de calendario de Fox con la serie “Enredos de familia” (Family Ties), en antena desde dos años atrás (1982).

Stoltz fue el sustituto elegido por delante de C. Thomas Howell, otro de los candidatos que pasaron a la “fase final”. Pero tras cuatro semanas de rodaje, tanto el director (Robert Zemeckis) como los productores (entre ellos, Steven Spielberg) llegaron a la conclusión que, pese a sus aptitudes, Stoltz no encajaba con el perfil que definía a Marty McFly. El actor carecía del sentido del humor que debía transmitir su personaje (se dice que su interpretación era demasiado dramática…), y tampoco parecía sentirse demasiado cómodo subido a un monopatín.  En cambio, reconocían que Fox era idóneo, por lo que decidieron reunirse de nuevo con Gary David Goldberg, productor de la serie, para que diera mayor libertad al actor y le permitiera actuar en la película. De la reunión se concluyó que Fox tenía máxima prioridad con la serie, pero que si lograba compaginar los rodajes, no habría problema. Y así es como Fox iba de un plató a otro para actuar simultáneamente en “Enredos de familia” y en “Regreso al futuro”, serie y filme que lo catapultaron a la fama.

 
Con la marcha de Stoltz, también se despidió  a Melora Hardin, la actriz que iba a interpretar a Jennifer Parker, lo novia del protagonista.  A diferencia de su compañero, Hardin no llegó a rodar ninguna escena, y para su despido se alegó que era demasiado alta para Fox, por lo que fue sustituida por Claudia Wells. Dicha actriz, no obstante, tuvo que declinar participar en la secuela para poder cuidar de su madre, enferma de cáncer, por lo que el papel de Jennifer fue a parar esta vez a Elisabeth Shue.

A todo esto, la primera opción para encarnar a  Doc Brown fue John Lithgow, pero al no estar disponible, uno de los productores propuso a Christopher Lloyd, con el que ya había trabajado en “Las aventuras de Buckaroo Banzai” (1984). En principio, Lloyd rechazó la oferta, pero cambió de parecer tras leer el guión.
Y hasta aquí, la primera entrega de este repaso. En cuánto me sea posible (espero que más pronto que tarde), publicaré la segunda parte con más personajes icónicos y los actores/actrices que jamás los llevaron al estrellato (aunque en algún caso, tal como se ha podido comprobar, algunos sí los interpretaron).

P.D.: Los fotomontajes que figuran en el artículo (primera y segunda imagen) son obra de un servidor (para bien o para mal).

10 comentarios:

Fucktricio dijo...

Interesante artículo, felicidades, creo que es algo dificil armar algo así cuando hay películas que tienen grandes historias detrás de su rodaje. Por cierto, se rumoraba que lo de Stoltz fue que se acostó con la esposa de uno de los productores y por eso lo despidieron. En fin, rumores.

Lo de Selleck no lo sabía, no es mal actor y aunque he visto pocas películas de él son fáciles de recordar por su carisma. El fin de semana pasado de hecho encontré en DVD una cinta de él que me gustó mucho y volví a ver, es un drama carcelario con el (recién) fallecido Richard Lynch como villano. La película se llama Un Hombre Inocente (An Innocent Men) y hay otra que recuerdo mucho (bueno, no tan a detalle) que era ciencia ficción pero el titulo no lo recuerdo, si la llego a ver en DVD de seguro la compro sin pensarlo.

Estaré a la espera de la segunda parte, saludos y buen fin de semana.

Toluuuu dijo...

Encontrarme con artículos de esta índole, me llevan a pensar en qué habría pasado con estos actores seleccionados si al final hubiesen sido defenestrados en el casting y nunca hubiesen llegado a encarnar ese papel que le catapultó a la fama.

Chuache, Ford o Fox, iconos del momento han pasado por diversas etapas de éxito en el pasado pero ¿Qué sería de ellos en la actualidad si no hubiesen sido aceptados para los papeles de sus películas más conocidas? Al margen de mi personal visión obre si éstos son buenos o malos actores, he de reconocer que todas las historias contadas en el artículo no las había escuchado nunca (¡Kurt Russell como Han Solo!) y me ha encantado leerlo y sorprenderme con las historias detrás de los rodajes. Coincido con el compañero Fucktricio en que realizar un escrito de estas características es soberanamente difícil y que, por suerte, te ha salido redondo. Al igual que con los bichos de las películas, esperaré pacientemente la segunda parte de esta crónica, porque realmente me ha encantado.

PD: ¿Puedo hacer un Copy Paste de tu artículo y publicarlo en la página web en la que participo, indicando obviamente que está salida de este blog y de tu pluma?

PEPE CAHIERS dijo...

Nunca se sabe, pero después de todo la elección de cada uno de esos papeles fue muy acertada. Lo otro es ciencia ficción y nunca sabremos si hubiera sido un acierto o no.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Fucktricio,

Con los rumores nunca se sabe. A veces son ciertos y a veces no. De todos modos, no deja de ser sospechoso que tardaran cuatro semanas (prácticamente medio rodaje, sino más) en darse cuenta que Stolts no era el adecuado...

Con el bailoteó de fichajes, la película llegó a retrasarse varias veces, y a punto estuvo de no cumplir con el calendario. El pobre Fox tuvo que trabajar sin parar poder compaginar ambos rodajes (serie y película)

Selleck siempre me ha caído bien y gustado como actor. Es un tipo con carisma, y creo que hubiese sido un buen Indiana Jones. Pero Ford hizo un gran trabajo, y ahí ha quedado la leyenda.

En cuanto a la película de ciencia-ficción que comentas, creo que podría ser "Runaway, brigada especial", adaptación de una novela de Michael Crichton que el propio escritor escribió y dirigió. Una peli curiosa, aunque nada del otro mundo.

Saludos ;)

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Toluuu,

Hay muchos actores que perdieron una gran oportunidad para sus carreras al no interpretar el papel que al final llevaron a la fama a otros, pero a veces también ocurre al contrario, y un actor se libra de meterse en un fracaso o un buen pestiño que podría acabar con su carrera o dañar su imagen. Supongo que es una lotería, como todo en esta vida.

A veces, incluso consiguiendo el papel de tu vida, puede que acabes siendo olvidado o recordado sólo por ese personaje. Véase por ejemplo Peter Weller, que será siempre Robocop.

Respecto al artículo, siempre que se indique mi autoría y su procedencia original, puedes compartirlo dónde desees. No hay problema ;)

Pepe,

Puedes imaginar cómo podrían haber sido esos personajes con otros actores, pero siempre serán meras elucubraciones. Lo que sí es cierto es que Hollywood está tan plagado de fichajes acertados como de erróneos. Actores y actrices que dieron en el clavo en sus interpretaciones y otros personajes que, lamentablemente, hubieran estado mejor en la piel de otros intérpretes.

Saludos :)

Toluuuu dijo...

Ok, ahora mismo lo hago.

PD: Ya he integrado el artículo, y aquí te dejo la dirección para que le eches un vistazo por si no te gusta como ha quedado (aunque he respetado escrupulosamente tu artículo, imágenes incluidas:

https://www.imperiogisicom.com/showthread.php?35215-Iconos-del-cine-fant%E1stico-y-las-estrellas-que-no-los-interpretaron-%28Parte-I%29&p=254322#post254322

Evidentemente, por si no quieres spam de otras páginas en tu blog, o al menos sin permiso, edita el mensaje en cuanto lo leas para eliminar la dirección de la página y así no incurrir en una infracción.

Saludos y de nuevo, gracias por el artículo.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

No puedo ver el artículo porque me pide registro, pero me fío de ti ;)

Fucktricio dijo...

Hey gracias por darme el titulo de la película, la buscaré y si, no es gran cosa pero se me hizo curioso ver a Selleck en una película así, creo que ha sido la única en ese género que protagonizó. No es mala tampoco, al menos a mi me pareció buena y entretenida y aunque no sea una gran producción tiene un algo.

Por cierto, que de Harrison Ford en alguna ocasión había leído/escuchado que su fichaje para Star Wars fué una coincidencia, que trabajaba como carpintero armando sets en el estudio donde filmaban y que ahí lo vió George Lucas. Como vió que era un tipo apuesto le preguntó si quería probar en la película y así se dió que obtuviera el papel, y entrando en curiosidades de Star Wars el nombre de R2-D2 se le ocurrió a Lucas de cuando filmaban una película y le pidieron un rollo de la misma en la sala de edición: El rollo 2, del diálogo 2 que abreviado es R2, D2. Según he leído en algún sitio. En fin, muchas anécdotas/rumores/leyendas que contar del cine.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

En lo de carpintero no vas mal desencaminado, pues según tengo entendido, siguió dedicándose a esta profesión porque sus ingresos como actor eran aún insuficientes para subsistir. Al parecer, Lucas lo contrataría para unos trabajos en su casa, y ahí le propondría la idea de participar en los castings dándole la réplica a los candidatos para pudieran interpretar sus papeles. Y es ahí dónde Lucas se convencería de que ya tenía a su Han Solo.

;)

Machete dijo...

Muy buen artículo de anécdotas que desconocía por completo. Yo también hago montajes, y te han quedado bastante bien.