miércoles, 4 de julio de 2012

“The Amazing Spider-Man” (2012) - Marc Webb

Crítica The Amazing Spider-Man 2012 Marc Webb
A principios de la década pasada, dos exitosas películas de superhéroes,  “X-Men“ (2000) y “Spider-Man”  (2002), se convirtieron en las precursoras de una moda aún vigente en nuestros días y a la que parece quedarle cuerda para rato.  Y es que desde entonces, los enmallados héroes surgidos de las viñetas han pasado a ocupar un hueco muy importante del cine de entretenimiento “made in Hollywood”. Sin ir más lejos, dos películas inscritas en este subgénero superheroico, “El caballero oscuro” y la reciente “Los vengadores”, forman parte ya de la lista de filmes más taquilleros de la historia.

Marvel ha sido la editorial comiquera que más y mejor ha sabido involucrarse en el mundillo cinematográfico, sobre todo desde que decidió llevar a cabo sus propias adaptaciones. Pero  esto  último es algo que no ha podido hacer con todos sus personajes. Spider-Man,  cuyos derechos de explotación  están en manos de Sony, es el ejemplo más claro, pero también el más afortunado (al menos, taquilleramente hablando). A la citada primera película le siguieron dos secuelas más, todas ellas dirigidas por Sam Raimi y con el mismo cuarteto protagonista: Tobey Maguire (Peter Parker/Spiderman), Kirsten Dunst (Mary Jane), James Franco (Harry Osborn), y J.K. Simmons, (J. J. Jameson). Todas arrasaron en taquilla, pero la tercera entrega supuso un jarro de agua fría incluso para los fans. La decepción fue tan grande que hasta el propio director entonó el mea culpa.

En ese instante, el futuro del arácnido pendía de un hilo (y nunca mejor dicho). En un principio, la solución pasaba por arreglar el desperdicio realizando una cuarta entrega manteniendo a Raimi en la silla de director. A fin de cuentas, las dos anteriores habían gustado, y no por el traspiés de la última (irónicamente, la más taquillera de la trilogía) iban a dejar escapar la gallina de los huevos de oro. Sin embargo, las desavenencias  con Raimi  respecto al guión y al nuevo rumbo de esta cuarta entrega hicieron que el estudio anunciara, para sorpresa de todos, un reinicio de la franquicia. El propósito: empezar desde cero con un nuevo reparto y con otro cineasta asumiendo las labores de dirección. Y el resultado ya está aquí.

Peter Parker (Andrew Garfield) es un chico de instituto algo marginado que fue abandonado por sus padres cuando era niño, por lo que desde entonces ha sido criado por su Tío Ben (Martin Sheen) y su Tía May (Sally Field).  Una pequeña avería doméstica en casa permite  a Peter descubrir un misterioso maletín que perteneció a su padre. Desde ese momento, emprende una búsqueda para llegar al fondo de la desaparición de sus padres, la cual le llevará directamente a Oscorp y al laboratorio del Dr. Curt Connors (Rhys Ifans), el antiguo socio de su padre.

Bien es cierto que la idea del reboot no fue muy bien recibida por los seguidores del superhéroe. Las películas de Raimi estaban demasiado cerca en el tiempo, y la idea de que se contara de nuevo los inicios del personaje, en vez de avanzar en su desarrollo, daba más pereza que otra cosa. Quizás por ello, desde el principio se vendió la película como “la historia jamás contada de Peter Parker “, procurando alejarse lo más posible de lo hecho por Raimi y así evitar las consabidas comparaciones.

Pero a menos que se siga el modelo que Tim Burton empleó en Batman o Louis Leterrrier con el reboot/secuela de Hulk, toda primera película parte del nacimiento del héroe, así que resulta inevitable volver a contar aspectos que nos son ya de sobra conocidos como por ejemplo la picadura de araña que le otorga superpoderes al joven protagonista. No obstante, aquí hay suficientes cambios sustanciales respecto a la anterior versión (según tengo entendido, siguiendo la línea Ultimate de los cómics) como para que a uno no le importe volver a presenciar el origen del famoso trepamuros.


Para empezar, la chica por la que suspira Parker ya no es la pelirroja Mary Jane sino la rubia Gwen Stacy (que no apareció en la versión de Raimi hasta la tercera entrega), y aunque la trama sigue girando en torno a Oscorp (con un Norman Osborn en la sombra de cara a la posterior secuela), el villano es otro de bien distinto. Por tanto,  aún con una base argumental similar, asistimos a una película de Spider-Man diferente y,  en mi opinión, mejor. ¡Qué demonios! ¡Muchísimo mejor!

Antes que nada, vaya por delante que la trilogía de Raimi no despierta en mi ninguna simpatía (más bien todo lo contrario: rechazo total, desde la primera hasta la última), por lo que la idea del reboot se presentaba como una oportunidad única para ver, por fin, un filme de Spider-Man en condiciones (y conste que soy todo lo opuesto a un fanboy; sólo he leído un cómic suyo, y de casualidad). Y los que compartimos dicha opinión (una escasa minoría), estamos de enhorabuena porque esta oportunidad ha sido bien aprovechada. Cualquier reticencia inicial que un servidor pudiera tener antes de la proyección se desvaneció en el aire acondicionado de la sala.

 “The Amazing Spider-Man” es puro entretenimiento, sí, pero del bueno. Sin prisas pero sin pausas, y apostando no sólo por la espectacularidad de sus escenas de acción y sus efectos (lo habitual en este tipo de cintas) sino también por el desarrollo dramático de sus personajes. Y eso, amigos, es crucial para que esto no se convierta en un simple producto de usar y tirar.

En sus dos horas y cuarto, este “reinicio” nos ofrece toda una serie de motivos por los que recibir con los brazos abiertos una nueva franquicia del trepamuros. Y todo gracias tanto al buen hacer de su director y guionistas como a su acertadísimo reparto.

Lo más sorprendente de todo es que la primera escena de acción propiamente dicha (sin contar las primeras exhibiciones de superpoder de Peter Parker) no aparezca hasta la hora y cuarto, aproximadamente (la secuencia del puente y el primer enfrentamiento entre Spider-Man y el Lagarto). Y durante ese tiempo previo la película funciona de maravilla. 

Nos presenta a todos los personajes (a los ya conocidos y a los nuevos) y empieza a tejer la trama con sumo cuidado para que el entramado y los distintos elementos que lo constituyen sean lo suficientemente resistentes como para no depender en demasía de la pirotecnia. Y es que “The Amazing Spider-Man” se compone tanto de acción (en su tramo final, sobre todo) como de drama y también romance (amén de las generosas y acertadas dosis de humor). Y nada chirría ni nada sobra.

¿Era necesario una hora de introducción? Quizás no. ¿Se echa de menos más acción a raudales? Probablemente.  ¿Ha valido la pena el sacrificio? Rotundamente sí.


 Marc Webb, director  de la estimable “(500) Days of Summer”, no parecía, a priori, el tipo de director que uno elegiría para un proyecto de esta clase, pero tras su visionado es cuando uno se da cuenta del por qué de dicha elección. Y es que tanto él como sus guionistas han sabido construir la trama alrededor de sus personajes y no al revés, y de ahí que el drama y el romance funcionen del modo en el que lo hacen. 

Citaba un crítico americano que éste es el “Spider-Man para la generación Crepúsculo”. No podría estar más en desacuerdo con una afirmación que considero tan desafortunada como gratuita (amén de peyorativa). Como si hoy día toda película que incluyera un romance juvenil debiera ser comparada, por defecto (e imagino que por cercanía en el tiempo), con la obra de Meyer. Pero Crespúsculo no inventó el romance juvenil (en todo caso lo mancilló), y cinco minutos de flirteos o carantoñas entre Parker y Stacy seguramente valgan más que toda la saga de los vampiros luminiscentes. Principalmente porque sus responsables han sabido cómo manejar esos coqueteos no sólo para que no nos indigesten sino para que resulten amenos y sean una parte fundamental de la historia (de no ser así, el encuentro bajo la lluvia entre Parker y Stacy caería en saco roto y, en cambio, nos duele tanto como les pueda doler a ellos).

En algún momento puede sentirse  “The Amazing Spider-Man” como un amago de película romántica, pero nada más lejos de la realidad. El romance no es en ningún momento el motor de la trama. Durante buena parte del tiempo, lo que mueve a Parker es la venganza, pero cuando logra entrar en razón, la motivación de hacer lo que es correcto es lo que guía sus pasos. Y Gwen Stacy está en medio del meollo porque la trama y el protagonista la necesitan ahí más que nunca.

La base en la que se construye este reinicio es la desaparición de los padres de Parker, lo cual se relaciona directamente con Oscorp y, por ende, con Norman Osborn. Y esto ha de servir para sustentar lo que viene a ser la nueva franquicia, es decir, que la citada “historia jamás contada de Peter Parker “ queda dividida en varias partes (por el momento dos, que sepamos), siendo esta primera película sólo el principio de ese relato. 
Aquí y ahora, el que centra nuestra atención es el Dr. Curt Connors, un hombre con buenas intenciones pero que trabaja para el hombre equivocado. Y esas buenas intenciones finalmente se convierten, bajo presión, en una ambición y egolatrías desmesuradas, deviniendo así en un “mad doctor” que juega a ser Dios y al que sólo puede detener nuestro protagonista.

Sus enfrentamientos gozan de la espectacularidad que se le exige a una superproducción, por lo que en ese sentido, Webb no desentona en absoluto. Es más, consigue impregnar el resultado final de un look muy comiquero que favorece a muchas secuencias, no sólo las de acción. Los movimientos de Spidy, tanto en combate como en sus quehaceres diarios, son más dinámicos y arácnidos que nunca (sus movimientos, sus poses, sus piruetas…).  Hay un elaborado trabajo coreográfico detrás, y eso se nota en cada detalle.


Incluso el tan criticado traje no sólo tiene su razón de ser (vemos de dónde surge la idea de la licra y más o menos cómo se lo fabrica), sino que además acaba integrándose a la perfección. ¿Que el traje que lucía Maguire era idóneo? Quizás sí, pero había que cambiarlo, y el resultado no es ni mucho menos a peor.
En lo que sí ganamos y mucho es en interpretación. Parker nunca ha sido un chico popular, y no lo es aquí, pero tampoco es un completo pringado con cara de atontado todo el rato (lo siento por Maguire, al que considero un buen actor pero un nefasto superhéroe). Los guionistas han acertado con el tono y el look, y Garfield ha hecho el resto, erigiéndose un Peter Parker extrovertido, serio cuando toca y muy humano. Además de sufridor, tanto en lo físico (si pilla hostias vestido de Spider-Man, éstas se notan después) como en lo emocional, aunque aquí quién más sufre es la pobre Tía May, que se pasa toda la película con lágrimas en los ojos. 

Igual de bien funcionan el resto de personajes, desde la encantadora Gwen Stacy en la piel de una teñida –por muy rubia natural que sea- Emma Stone, hasta el dual Dr. Connors de Ifans, pasando por el testarudo pero honesto Capitán Stacy (Denis Leary).

Los personajes son el pilar de esta “The Amazing Spider-Man”. Importan y nos implican en la historia, y de ahí que algunos segmentos resulten realmente emocionantes (la travesía entre las grúas). Sin esa implicación emocional se quedaría en un mero pasarratos. Probablemente disfrutable, pero sin mucho calado.

E insisto: la película no tiene absoluta dependencia de las escenas de acción. Puede prescindir de ellas durante buena parte del metraje sin que el espectador deje de disfrutar y, lo que es mejor, sin que las eche de menos. Y eso sólo ocurre cuando la base, el guión, está bien trabajado; cuando se siente que una película de superhéroes puede ser más que chascarrillos (que los hay) y toneladas de pirotecnia. No hace falta sucumbir al tono oscuro y realista de Christopher Nolan (que juega en otra lista distinta, y desde luego admirable) para conseguir un filme de superhéroes satisfactorio a todos los niveles.

Así pues, quiénes jamás comulgaron con la versión de Raimi están de enhorabuena: esta es la película del trepamuros que estaban esperando. A los fans de la trilogía anterior no puedo sino recomendarles que dejen los prejuicios en casa y se dejen llevar por este excitante espectáculo. Pocas veces un reinicio se ha mostrado tan inspirado (y en opinión de quién esto escribe, justificado), así que bienvenido sea este “semi-nuevo” Spider-Man.

P.D.: No salgáis pitando de la sala. Hay escena durante los créditos.



Valoración personal:

21 comentarios:

Toluuuu dijo...

Magnífica crítica, todo hay que decirlo, y además, que se vea lo primero, para que no desentone con las estupideces que pueda decir después. Llega mas tarde de lo que pensaba, tras tantos días desde que viste la película, pero gusta de la misma manera. Sobre todo porque eres capaz de comentar todos los aspectos de la misma, sin siquiera desvelar un detalle del metraje, sin SPOILERS ni nada.

Aunque a mi sí me gusta la trilogía original de Raimi (excepto la tercera, que no funciona la mires por donde la mires), no me desagrada la creación de un reboot, aunque no comulgara con la idea de hacerlo. He de reconocer que tengo ganas de verla, y tras leer lo comentado, mas todavía. Prefiero a Tobey antes que a Marc, porque tiene mas cara de pardillo, que es la imagen que yo tengo del personaje, pero tampoco voy a ponerle pegas. El villano me encanta, no me gusta el cambio respecto a los padres pero estoy seguro que está justificado, y el personaje en la sombre de Osborn, celebro que aparezca de nuevo, aunque no creo que sea superado por el de Dafoe... aunque ¿Quien sabe? Tambien pensábamos eso de Joker-Nicholson y Ledger nos tiró a todos por tierra los argumentos....

Celebro tu victoria sobre Blogger porque de nuevo, soy el beneficiado de ello.

Gracias por la crítica majo!!!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Para mi no tiene sentido publicar una crítica semanas antes de la fecha de estreno (siempre que tenga fecha asignada). Prefiero colgarla uno o dos días antes, aunque me corroa el ansía por dar mi opinión. Tampoco busco nunca la exclusiva ni adelantarme a otro blogs o webs.

Dafoe es mucho Dafoe, pero su caracterización era tan patética que arruinaba todo su trabajo. Sólo funcionaba sin el traje.

Saludos y gracias a ti por ser tan fiel lector ;)

Spupydo dijo...

Pues otra muy entusiasta critica que me dan mas ganas de ver la pelicula.
Me gusto mucho la trilogia de Raimi(aunque comparto que la tercera bajaba mucho el nivel pero se dejaba ver perfectamente)en especial las 2 primeras con mencion honorifica para la magnifica segunda parte asi que a este reboot no lo vi con buenos ojos cuando fue anunciado.Pero luego del primer teaser trailer empeze a verlo con buenos ojos y ahora las criticas hechas hasta ahora me han convencido de que(seguramente)se trata de un buen producto.Igual sigo pensando que el reboot NO ERA NECESARIO y me parece una falta de respeto al publico pero bueh ya esta con nosotros y no quedara otra que disfrutarlo.
Muy buena e entusiasta reseña reseña amigo Pliskeen que espero compartir.

Fucktricio dijo...

Saludos, coincido con otros comentariosn en que las dos primeras entregas de Raimi eran buenas, en especial al segunda parte que para mi es superior a la primera. La tercera de plano es una vergüenza.

Sobre el reebot a mi no me parecía malo, todo lo contrario, tras ver el primer teaser me llamó la atención sobre todo por que el diseño parecía mucho más atrevido y dinámico, vaya que podría funcionar mejor en las tomas de acción o en las que Spidy se balancea por toda la ciudad. La productora ha bombardeado con todo para llamar la atención de la gente, eso no se niega por que a muchos no les cayó en gracia el reboot, pero conforme iban liberando material se me antojaba más verla tanto que iré a la primera función de medianoche del viernes (bueno, el jueves a las 00:15 horas). Lo que llama la atención es el toque sarcástico del personaje, algo que en al serie animada se veía y a todos encanta, aquí lo aplican, también lo de los disparadores se hace más clavado a la serie y el comic. Sobre el traje no se, me gusta más el traje clásico pero el diseño recuerda mucho a los nuevos comics o esos diseños futuristas que han aparecido en figuras y comics.

No dudo que en pantalla luzca mejor, realmente le tengo confianza a Webb en la dirección y hasta el momento donde han podido ver la película las críticas han sido entusiastas y positivas lo que afianza más la confianza para ir a verla al cine. Realmente no me esperaba la crítica, al menos no tan pronto pero al menos de mi parte no necesito demasiado para salir "corriendo" a comprar mi boleto, tengo ganas de ver la película. Gracias por la crítica y aumentar el hype entre los lectores ;-)

Chacal dijo...

¡Hombre! Vaya, veo que si te ha gustado este Spiderman (lo digo en comparación con el de Raimi, que muchas veces me habias dicho lo poco que te gustó)

Machete dijo...

A mí las de Raimi me gustan, salvo la tercera. En esta lo que no termina de convencerme, viendo el trailer, son los efectos digitales, sobretodo el lagarto. Pero voy a darle la oportunidad que según tú, se merece.

pd. He visto un par de faltas, en Elcaballero Oscuro y superproudcicón. ;)

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Spupydo,
Evidentemente, para quienes disfrutaron de las de Raimi, el reboot no era necesario. Para la minoría a la que no nos convencieron, sí. Lo que no se puede negar es que ha llegado muy pronto y quizás al público le cueste ver un segundo Spider-Man en cuestión de 10 años.

Fucktricio,
Mi mayor temor era Garfield, al que había visto con anterioridad en Parnassus y La red social, y no me terminaba de gustar. Pero aquí me quito el sombrero.

Con el traje es cuestión de acostumbrase, supongo. A mi el traje del Batman de Nolan no me gusta nada, pero desde TDK que carece de importancia.

Chacal,
Las de Raimi me parecen ridículas, pero ésta la he disfrutado mucho. Ya me tocaba xD

Machete,
Hubiera molado más un lagarto como el de la serie animada (con su morro largo), pero bueno, está bastante bien. Y los efectos digitales están francamente bien, aunque el lagarto es mejorable, sí.

Faltas corregidas! Gracias ;)

Saludos :)

Darkerr dijo...

Pude verla anoche, y la pasé de maravilla. Yo soy otro que disfruté muy poco de la trilogía de Raimi, si hablamos de "Crepúsculo" eso se pudo haber dicho de aquellos films, no de esta nueva versión, superior por ddonde se vea, para mi gusto.

Por supuesto que pienso verla en cines nuevamente.

Saludos¡¡¡

Machete dijo...

Cual de los dos trajes de Batman es el que no te gusta?. En El Caballero Oscuro fue rediseñado completamente.

Al menos si voy a verla sabré que no a sido una falsa impresión del trailer.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Darkerr,

Me sentía un poco solo pensando que era de los pocos de que no comulgaba con la trilogía de Raimi, pero veo que cada vez hay más "excepciones" como yo xD

Me alegro que la disfrutaras. Independientemente de que exista una versión anterior, de lo que no hay duda es de que este es un buen film de superhéroes, de los mejores que se han hecho recientemente.


Machete,

No me gusta ninguno de los dos. Demasiado aparatosos. Por otro lado, en TDK Bale estaba mucho más delgado y le sobraba traje por todas partes.

Saludos ;)

Machete dijo...

Que tiquismiquis. ;D

Fucktricio dijo...

Hoy a medianoche fui a ver la película, realmente no iba con altas expectativas sólo con ganas de ver la película y dejarme sorprender y este nuevo Spider-Man es literalmente sorprendete. Esos trailers, imágenes y todo lo que iban liberando para promocionar la película también contribuyó por que si me llamó la atención.

Ese romance entre Peter y Gwen se ve más natural y propio de la "edad" de los personajes que el de Peter y Mary Jane en la version de Raimi. Ya viendo el traje en pantalla se ve muy distinto que en los posters, de hecho por momentos luce muy clásico, como que el traje realmente fue pensado en la fisionomía de Garfield para que luciera bien en él. Recomendable verla en el cine, fuera complejos.

Toluuuu dijo...

A mi hay una cosa que me llama la atención sobre las discusiones de los reboots. Que si está bien, que si está mal... Esto simplemente evidencia que Hollywood está muy falto de ideas y que no se atreven a a apostar por las novedades poe si pierden mucho dinero. Apuestan por ideas ya hechas y que saben que les va a adar dinero sí o sí, aunque luego se estrellen como con Carter. Pero yo no estoy en contra de los reboots, de hecho, todo lo contrario. Me dan igual los Aliens, los Blade Runner, Spidermans o Mad Max. Todos son clásicos de una calidad que puede ser alabada o discutida, pero si alguien viene y les da un nuevo enfoque, yo lo aplaudo. Otra cosa es que lo que se cree, sea bueno o malo y pase a la historia como una gran revisión o un auténtico bodrio. Si la nueva visión es buena, eso que disfrutaremos nosotros. Si no, pues con no volver a visionarla arreglado.

Con Spiderman pasa lo mismo. Tras días despues de su estreno ya he leido críticas de portales pro-Raimi y la ponen a caer de un burro, y gente como el autor de este post, que es todo lo contrario (en cuanto a su saga arácnida) y la alaban dentro de lo que ofrece. ¿Con cual nos quedamos? Me fío mas de Pliskeen que de los demás, así que de momento me quedaré con esta visión...

Es un placer estos debates cinéfilos.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Fucktricio,

Me alegro de que te gustara ;)
No hay duda que de el romance está muy bien construido, así como el drama. De ahí que sea un producto con más peso del habitual en el subgénero superheroico.

Toluuu,

Sí, hay una escasez de ideas alarmante en Hollywood. El reboot de Van Helsing es otra prueba más de lo poco que apuestan por ideas nuevas y lo mucho que gustan de ir reciclando las pasadas.

En realidad, el reboot, como el remake, no es algo negativo por defecto sino dependiendo de cómo -y con qué intenciones- se haga y de qué película se haga. El tan aclamado Batman de Nolan surgió de un reboot tras las desastrosas versiones de Schumacher. Y aquí ocurre un poco lo mismo. Quizás la visión no es tan radical respecto a sus predecesoras, pero sí hay una mejoría importante y un esfuerzo por establecer algo más que meros fuegos artificiales.

Los fanboys de Raimi nunca han aceptado este reboot y seguramente nunca no lo harán. Por eso digo que hay que ir libre de prejuicios.
No es que yo tuviera unas ganas locas de ver estaa película, pero al no gustarme las anteriores, puedo decir que al menos iba con la mente abierta y concediéndole el beneficio de la duda. Podría haber sido otro desastre, un mero producto para seguir manteniendo los derecho sobre los personajes; pero se nota el esfuerzo por intentar hacer algo bueno.

Saludos ;)

Colgados dijo...

Muy buena la crítica. Ya es la tercera crítica tan positiva que leo, estoy deseoso de que llege el viernes para verla y poder redactar yo mi critica para mi blog Colgados.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Pues espero que disfrutes tanto o más que yo ;)

Saludos :)

Rodi dijo...

Me pareció una película correcta, sin la profundidad y épica de "El caballero oscuro: La leyenda renace", aunque tampoco le hace falta, termina siendo un film estimable y entretenido.

Aun así, prefiero la primera entrega de Raimi. En comparación, ésta mejora donde aquella fracasó, los actores principales y sus interpretaciones.

Saludos.

Unduca dijo...

Yo lo siento, pero a mi me pareció como Terminator 4 .. salí pensando "Con lo Buena que podría ser manteniendo cuatro cosas básicas del personaje y el cipote que tienen montado".

No me parece mala película en términos generales, pero ni mucho menos me parece un peliculón, ni que ese spiderman sea mejor que el de Raimi (De hecho tuve que estar mucho tiempo convenciéndome de que esos eran los personajes que decían, porque al igual que MJ en la anterior, no lo conseguía creérmelo de ningún modo), pero si era un spiderman que por ningún lado conseguía conectar.
Acepto los cambios, y algunos como que nunca encuentre al ladrón que mata al tío Ben o se inspire en un luchador mexicano para el traje me parecieron a mejor, pero el convertir a Connors en una especie de poco menos que un Barón Zemo obsesionado con la genética, o que un policía cualquiera sea capaz de dispararle y acertarle (Hola ... ¿Alguien se olvida del llamado sentido arácnido y su agilidad para que me vengan ahora con eso?) o que no haya ni una sola mención de la campaña de JJJ contra los enmascarados en general y Spiderman en particular cuando es un pilar fundamental del personaje (No pido un personaje tan bueno como el de Raimi, con dos portadas del bugle bastaba), pues no terminaba de conectar con él ...

Le daré otra oportunidad a ver si otra película me gustase mas, pero como spiderman la verdad me ha dejado frío esta aceptación

Unduca dijo...

y respecto a hablar ahora de la falta de originalidad de los guionistas de cine cuando la inmensa mayoría de las películas son adaptaciones o están basadas en obras literarias no deja de tener su puntillo ... A ver si cuando hacían versiones de la isla del tesoro, 20.000 leguas de viaje submarino o los tres mosqueteros lo hacían por algo que no fuera que supieran que sería un taquillazo en la época :P

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Rodi,

El Batman de Nolan juega en una liga muy distinta de la del resto de adaptaciones de superhéroes. En la liga que juega esta Spider-man, creo que es de las mejores películas que se han hecho. No busca la profundidad ni la épica de Nolan, pero intenta ofrecer algo de peso dramático a la historia y una buena construcción de sus personajes protagonistas. Sólo por eso ya está muy por encima de lo que hizo Raimi, en mi opinión.

Unduca,

Lo que conozco del personaje es por la serie animada de los 90, así que en cuanto a fidelidad y cambios o ausencias respecto al cómic, es algo de lo que no puedo hablar. De todos modos, la finalidad es, al fin y al cabo, lograr un buen entretenimiento, y creo que ésta película lo consigue de sobras. Es algo que, a mi gusto, no conseguía la trilogía de Raimi, que siempre me ha parecido lamentable.

En cuanto a la falta de originalidad de los guionistas... A lo que viene a referirse la gente es que siempre se anda removiendo el mismo baúl de los recuerdos. Hay muchos superhéores por adaptar, pero en cambio han optado por un reboot de un personaje llevado al cine recientemente, y para muchos ha sido algo inncesario.

Y ahora que comentas lo de obras literarias, también empieza a resultar cansino que con la de novelas que hay, se estén adaptando una y otra vez las mismas de siempre (Los mosqueteros, Cumbres borrascosas, etc.). ¿Cuantas veces hemos de ver las mismas historias en el cine mientras esperamos a que otras se adapten por primera vez?
Eso es escasez de ideas, así como lo son también muchos remakes.

Son pocos también los guiones originales producidos al año que realmente merezcan la pena.

Saludos ;)

Puntos Comunio dijo...

Vaya estafa de pelicula.... que coja Nolan a un par de gionistas y les enseñe como trabajar por dios